Beeping

Todo lo que necesitas saber sobre el Servicio de ayuda a domicilio (SAD)

ayuda a domicilio

Podrán acogerse al servicio de ayuda a domicilio, también conocido como SAD, las personas de 65 años en adelante o personas discapacitadas menores de dicha edad, siempre y cuando estén empadronados en la comunidad que se trate y cuenten con los requisitos pertinentes. Ahora bien, ¿en qué consiste esta asistencia a domicilio y cuáles son las funciones que cubre?

¿Qué se entiende por ayuda a domicilio?

El objetivo de esta iniciativa conocida como Servicios de ayuda a domicilio (SAD) es proporcionar la atención doméstica y personal que necesitan las personas mayores o discapacitados para promover su autonomía personal e independencia. La idea es mejorar su calidad de vida y brindarles el apoyo que precisan a través de auxiliares domiciliarios experimentados.


Se trata de una prestación complementaria dotada de una serie de recursos profesionales de carácter general (compra, limpieza o comidas) e individual (aseo personal o control de la medicación). Estas actuaciones se prestan durante unas horas concretas al día y tienen carácter formativo, preventivo y rehabilitador.
Este servicio permite a las personas que no pueden desenvolverse como quisieran, permanecer en sus casas todo el tiempo que sea posible. La asistencia a domicilio es de gran ayuda para la mayoría de las personas mayores, algo que complementan con los centros de día y los servicios de teleasistencia, lo que hace innecesario que vivan en una residencia geriátrica.


Los profesionales encargados ofrecen una atención personalizada dedicada a reforzar la autonomía personal y a prevenir situaciones de riesgo, aunque también ejercen una labor de socialización y acompañamiento para hacer frente a la soledad de estas personas. Además, los cuidadores ofrecen tranquilidad a sus familiares y contribuyen a que las personas a las que atienden adopten ciertos hábitos que mejorarán sus condiciones de vida.

Oferta pública o privada

La oferta del SAD en nuestro país puede ser pública o privada. La pública es responsabilidad de las Administraciones locales y para acceder a estos servicios es necesario ponerse en contacto con los servicios sociales de la población donde reside la persona afectada.
En cuanto a la oferta privada, actualmente existe una amplia oferta de servicios ofrecidos por empresas autorizadas, que han de estar inscritas en el Registro de la Consejería de Servicios Sociales que corresponda.

¿Qué servicios ofrece el servicio de ayuda a domicilio?

Básicamente, los servicios básicos que presta el SAD se dividen en tres:

  • Atención doméstica que incluye limpieza de la vivienda, lavado y planchado, ordenar la ropa, compra, elaboración de comidas y detección de situaciones de riesgo que requieran ciertas tareas de mantenimiento o adaptaciones del hogar.
  • Atención personal. Se refiere al cuidado e higiene personal, control y toma de medicamentos, ayudas para vestir o para ingerir alimentos, recogida de documentación o recetas, etcétera.
  • Integración en el entorno. Se refiere a los acompañamientos o desplazamientos que deben hacerse fuera del domicilio para, por ejemplo, facilitar la relación con familiares y amigos.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

De forma adicional, muchas empresas y entidades prestan servicios adicionales, como pueden ser comidas a domicilio, teleasistencia, fisioterapia a domicilio, peluquería, limpieza del hogar o adaptaciones en la vivienda, entre otras cosas.

Comments are closed.