Beeping

Tu guía para limpiar persianas por fuera

como limpiar las persianas por fuera

Tenemos persianas para administrar la privacidad, la temperatura y la apariencia del hogar. Ayudan a mantener el hogar fresco en verano y cálido en invierno. Ya sean de PVC, tela, plástico, aluminio o madera, de listones horizontales o verticales, o se traten de unas persianas solares clásicas, una cosa es cierta: las persianas de las ventanas atraen el polvo y la suciedad, especialmente en otoño e invierno, debido a las inclemencias climatológicas.

Sea cuál sea el tipo de persianas que tengas, recuerda siempre consultar las instrucciones del fabricante antes de limpiar, pues según el material con el que hayan sido fabricadas, deberás utilizar un limpiador específico diferente. Haz una prueba puntual en un área discreta con cualquier solución de limpieza antes de usarla en toda la persiana y siempre limpia de arriba hacia abajo. De lo contrario, terminarás esparciendo polvo por las áreas que ya has limpiado.

Cómo limpiar persianas exteriores

Puede parecer una locura, pero limpiar las persianas exteriores todos los meses ayuda a evitar que el polvo y la suciedad entren en tu hogar. No es necesario complicarse mucho: con darles un repaso, esos días en que haces limpieza general, suele ser suficiente.

  • En primer lugar, ten a mano todos los productos y materiales que necesitas: un trapo limpio, lejía o amoniaco (nunca mezclados) y agua.
  • Luego, comienza a a limpiar. Baja completamente las persianas y limpia con cuidado los espacios entre las lamas y las superficies exteriores con un cepillo, para desprender bien el polvo.
  • Aspira el polvo desprendido con un aspirador, tanto por dentro como por fuera.
  • Asegúrate de entrar en todos los espacios pequeños y lávalos con agua para evitar cualquier contaminante. Notarás que el agua cambia de color, lo cual es una clara señal de los efectos de toda la suciedad y el polvo al que está expuesta tu casa.
  • Una vez termines de limpiar tus persianas con la mezcla de limpiador y agua, sécalas con un trapo limpio.
  • Asegúrate de limpiar de un lado a otro. Además, intenta mantener las lamas más juntas para obtener resultados más limpios.

Cómo mantener limpias las persianas por fuera

Hay varias formas de mantener las persianas exteriores sin tener que limpiar con regularidad. Pero tienes que ser constante.

  • Opción de doble acristalamiento. Una ventana de doble acristalamiento mantendrá tus persianas fuera del contacto directo con el exterior. Si las mantienes detrás de una ventana, no acumularán tanta suciedad ni mugre.
  • Sube las persianas durante todo el día y bájalas por la noche. Algunas personas prefieren mantener bajadas las persianas de sus dormitorios durante todo el día, pero hacerlo las expondrá más a la suciedad y otros contaminantes.
  • Revísalas de vez en cuando y límpialas todos los meses. Si lo haces, eliminarás la pequeña capa de polvo que se acumula.
  • No caigas en hábitos perezosos. No limpiar las persianas se convertirá en un punto caliente para la suciedad.

Cómo limpiar persianas con la vaporeta

Probablemente, todo el mundo se ha enfrentado a esta situación, en un momento u otro: suciedad persistente que, simplemente, no se quita, independientemente de cuántas veces la limpies. Si dejas las persianas exteriores sucias durante mucho tiempo, o las olvidas por completo, es probable que la suciedad y la mugre lleguen a ese punto en que se forma una costra amarilla, que resulta muy difícil de eliminar.

La vaporeta puede ser útil en estas situaciones. El efecto del vapor puede ablandar la capa superior y ayudar a eliminarla más fácilmente. Además, la presión que la máquina aplica a las persianas, también ayuda a eliminar las manchas de suciedad persistente entre las lamas.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

¿Y cómo limpiar persianas si no tienes acceso al exterior?

Esto sí que es complicado. Tendrás que acceder al cajón de la persiana y, con una escalera y un cubo de agua y jabón, ir limpiando, desenrollando y volver a limpiar, hasta tenerla completamente limpia.

Y… ¿si no tienes tiempo ni ganas de meterte en este “fregao”? No te agobies, porque en Beeping tienes todo un servicio profesional, en Madrid, que te va ayudar a aumentar la higiene completa de todos los elementos de tu casa.

Comments are closed.