Sexta ola de coronavirus, ¿cómo afrontarla?

Sexta ola de coronavirus

El invierno está cada vez más cerca. Baja la temperatura y el frío y la lluvia comienzan a hacer acto de presencia. Entramos en el escenario perfecto para el aumento de las enfermedades propias de esta época. Gripe, catarros, enfermedades respiratorias… y entre ellas, por supuesto, también se encuentra el Covid-19. Podríamos pensar o tener la sensación de que es algo que ya hemos superado.

Sensación de seguridad propiciada por las escasas informaciones y la casi nula repercusión que la pandemia ha tenido en los medios durante el periodo estival. Pero nada más lejos. La pandemia todavía no ha acabado. Nuevas variantes del coronavirus siguen presentes en nuestras vidas y en nuestro entorno. Es por eso, que aún conviene estar alerta y seguir las recomendaciones sanitarias.

LAS NUEVAS CEPAS DEL COVID 19

Según los últimos datos aportados por las instituciones sanitarias, está resurgiendo un nuevo aumento de los casos de Covid-19. A pesar de las campañas de vacunación, el porcentaje de contagios, así como los datos de incidencia acumulada, están sufriendo un ligero aumento en las últimas semanas. Sin bien es cierto que el número de pacientes ingresados en la UCI ha descendido en un alto porcentaje, este recuento, basado en los datos de camas ocupadas en los hospitales, no puede ser interpretado como una victoria frente a la enfermedad.

Esto se explica por las nuevas variantes que han surgido recientemente que, aun siendo menos grave en cuanto a mortalidad, son mucho más contagiosas. Esta evolución del virus se lleva observando desde el principio de la pandemia hace ya más de dos años. El virus va cambiando para ser cada vez más contagioso a la vez que menos destructivo. Mantener al huésped con vida es fundamental para la supervivencia y el desarrollo del propio virus, algo relativamente normal en este tipo de enfermedades respiratorias.

BQ.1.1

Entre esas nuevas variantes, los expertos han detectado la BQ.1.1. Una variante del Covid-19 que podría provocar una nueva ola de contagios. Lo que ha llevado a las autoridades a mantener la obligatoriedad del uso de mascarillas en los transportes públicos en algunas comunidades autónomas.

Esta nueva variante ha puesto en alerta a Reino Unido por su rápido crecimiento, ya que al parecer, el BQ.1.1 ha ido adquiriendo mutaciones adicionales, haciendo más que previsible el impulso de una nueva ola de contagios en Europa y América del Norte a finales del próximo mes de noviembre. La recomendación dada por las autoridades sanitarias es que los ciudadanos vacunados reciban una dosis de refuerzo, sobre todo si se trata de personas de avanzada edad.

¿CÓMO AFRONTAR LA SEXTA OLA?

La llegada del invierno trae consigo un incipiente aumento de los contagios de Covid-19. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los niveles de contagio están alcanzando cifras comparables a los primeros datos registrados al comienzo de la pandemia. Estos datos están siendo determinantes para que aún se considere emergencia de salud pública internacional la pandemia del coronavirus.

Los expertos recomiendan seguir las pautas de vacunación indicadas por los organismos sanitarios. Se prevé un impulso de la vacunación temprana para tratar de anticiparse a un más que probable repunte de casos y evitar así los colapsos hospitalarios que se manifestaron en los primeros meses de la pandemia.

Según el epidemiólogo Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES), gracias a las vacunas, será mucho menos grave la incidencia en la población, aunque esto no evitará que finalmente haya casos que necesiten de hospitalización.

A parte del ya mencionado refuerzo en la pauta de vacunación, es muy probable que también regresen otras medidas que parecían haber desaparecido de nuestra sociedad, tales como el uso de mascarillas en lugares y transportes públicos. Sin embargo, todas estas medidas dependerán del aumento de la incidencia en los contagios y de la tasa de ocupación de los hospitales. Igualmente, el uso de mascarilla sigue siendo recomendable para evitar el contagio de Covid-19 y de otras enfermedades como la Gripe.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

EL CUIDADO Y LA PREVENCIÓN EN PERSONAS MAYORES

Como hemos ido observando a lo largo de estos últimos años, las personas con enfermedades respiratorias previas y, especialmente, las personas de avanzada edad siguen siendo los pacientes más vulnerables a las patologías derivadas del Covid-19. Para estas personas la vacunación se convierte en una herramienta imprescindible para luchar contra la enfermedad.

De nuevo debemos poner el foco en las residencias de mayores, donde el virus puede causar mayores estragos incluso con las pautas de vacunación completas. Recordemos que, gracias a la vacuna, en caso de contagio, los síntomas que se presentan suelen ser muchos más leves. Esto se puede traducir en un notable descenso de ingresos hospitalarios y por supuesto de la mortalidad, en muchos casos, provocada por el agravamiento de otras patologías relacionadas con la infección del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una serie de consejos para las personas de edad avanzada aplicables también para las personas más vulnerables. Entre estas recomendaciones está lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, así como la limpieza y desinfección regular de las superficies. Mantener distancia con otras personas, evitar el contacto directo y adoptar un estilo de vida saludable ayuda a reforzar el sistema inmunológico y previene la mayoría de contagios.

También recomiendan continuar con la toma medicamentos regulares y asegurarse de tener previsiones para que no se produzca un desabastecimiento en caso de tener que pasar una larga temporada en casa. Ante cualquier síntoma o sospecha deberán ponerse en contacto con su centro de salud lo antes posible. También los familiares, cuidadores o personas cercanas tendrán que estar pendiente y preparadas sobre todo cuando se trate de personas muy mayores.

Sin lugar a dudas, la prevención continúa siendo nuestra mejor arma para luchar contra el coronavirus. No debemos obviar el aprendizaje y los conocimientos que hemos ido adquiriendo en todos estos años, los cuales nos indican que no debemos bajar la guardia y permanecer alerta ante esta nueva ola que está por llegar.