Beeping

Plan limpieza semanal: la solución para conseguir un hogar confortable

Plan limpieza semanal

Tener una casa limpia y ordenada es uno de los mayores retos que podemos encontrar en una sociedad como esta. Pasamos gran parte de nuestro tiempo trabajando o aprovechándolo para hacer aquello que nos gusta. Entre tanto ajetreo mantener un hogar en unas condiciones óptimas no es tarea fácil.

Ahora bien, puede que nuestro mayor problema no sea como llevamos a cabo nuestra vida cotidiana si no la falta de un planning limpieza semanal. A este respecto, en este artículo vamos a mostrarte una rutina de limpieza que se adapte a tu día a día.

¡Crea un cuadrante de limpieza que cubra todas las necesidades del hogar!

La organización es el primer paso para conseguir buenos resultados. A la hora de tener una vivienda limpia, la improvisación es la peor de las ideas. Es necesario partir de una base que nos ayude con nuestro cometido.

Para ello, seleccionamos de entre todos los días de la semana cuáles dedicaremos a mantener nuestro hogar perfecto. Las posibilidades son muy variadas, puedes elegir realizar la limpieza semanal de lunes a viernes, solo los fines de semana o días dispersos.

Cada organización tiene sus ventajas. Cuando sólo te dedicas a las labores del hogar los sábados y domingos tienes toda la semana para hacer otras cosas. En cambio, si lo haces durante la semana, tu tiempo libre estará centralizado en estos dos últimos días. Todo dependerá de qué vida quieras llevar de ahora en adelante.

Cabe destacar, que este planning limpieza casa es para todas aquellas tareas de casa que requieren de un tiempo considerable. Se sobreentiende que lavar los platos o recoger la habitación, entre otras labores, son cosas intrínsecas a nuestra rutina normal.

Organizar limpieza casa semanal: el formato ideal para conseguir tu propósito

Este tipo de planificación parte desde un punto muy personal. Si bien vamos a recomendarte una forma de dejar tu casa limpia al final de la semana, tú serás quien mejor sepa como hacerlo.

A raíz de cuándo te apetezca hacer algo, podrás posicionarlo en tu calendario. Algo que podrás cambiar cuantas veces quieras. El planning semanal no tiene porque ser igual cada semana.

En nuestro caso, te recomendamos que el lunes des un repaso rápido a las zonas más importantes de la casa. Tales como el salón, el baño y la cocina. De esta forma, empezarás la semana con áreas limpias que sólo tendrás que mantener en buenas condiciones.

Si tienes a tu disposición un robot de limpieza opta por dejarlo limpiando aquellas áreas en las que no estés en dicho momento. Diversificarás el trabajo y te será mucho más fácil. Céntrate, sobre todo, en mantener todos los entornos bien ordenados. La limpieza del polvo y la suciedad se hará en los días siguientes de forma más profunda.

Los martes puedes tomártelos mucho más relajado. Es una ocasión para una limpieza más amena y pausada, sobre todo, de aquellos sitios que suelen pasar desapercibidos.

Puedes aprovechar y limpiar las superficies de cristal que haya por tu hogar, incluidos los espejos y ventanas. No es necesario que reluzcan, sólo buscamos que estén lo suficientemente limpios como para posibilitar una buena convivencia.

Llegamos al ecuador de la semana, el miércoles. En esta ocasión, lo aconsejable sería limpiar más profundamente la cocina. Ello porque es una de las zonas que más se ensucian.

Realiza el mantenimiento de las cosas que más utilices como el horno, el microondas, la vitrocerámica o la campana extractora. Tanto para el horno (si es de convección) como el microondas puedes usar el mismo método.

Introduce un bol con agua y limón y deja que se evapore con la temperatura de estos electrodomésticos. Unos 5-10 minutos a media potencia puede bastar. Luego, con una bayeta retira toda la suciedad y grasa, dándole mayor importancia a las manchas más duras.

La vitrocerámica la puedes limpiar con bicarbonato y vinagre, mismo compuesto que será apto para la campana extractora. Lo importante es que, al final del día, la mayoría de zonas estén relucientes y listas para ser usadas como de normal.

Los dos últimos días son los asignados a limpiar el baño y los dormitorios. El jueves dedica el tiempo necesario a dejar el baño como nuevo. No debería llevarte mucho tiempo, ya que la mitad del trabajo ya lo tendrás hecho gracias al primer día.

Por su parte, el viernes dale una pasada a todas las habitaciones, incidiendo en quitar el polvo y humedecer el suelo. Suelen ser áreas en las que no pasamos tanto tiempo (normalmente), por lo que no deberían estar muy sucias.

Limpieza semanal cuadrante limpieza hogar

Siguiendo una organización de esta naturaleza conseguirás disfrutar mucho más de tu día a día. No te llevará más de 30 minutos al día dejar tu domicilio en unas condiciones aceptables para toda la semana.

Además, cuando realices esta planificación durante al menos 3 semanas, las próximas veces te saldrá sólo. Habrás creado el hábito de limpiar cada día una parte de la casa y será lo normal, no la excepción.

Junto a todo esto, debemos recordarte que lavar la ropa también puede incluirse en este plan semanal. Puedes lavarla los lunes para recogerla los miércoles y, este mismo día, poner otra lavadora de otras tonalidades. Así, el viernes podrás recogerla y vuelta a empezar.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Deja una media de dos días entre que la tiendes y la recoges. No molestará excesivamente en el entorno en donde la coloques y tendrás siempre ropa limpia y seca.

Lo esencial es que, finalizada la semana, te sientas satisfecho con aquello que hayas hecho durante la misma. No debes ver la limpieza como algo obligatorio, sino como parte de nuestra vida.

Esperamos que este artículo te haya servido de gran ayuda. Comenzar a ser más organizado nunca es tarde.

Comments are closed.