Beeping

Piernas hinchadas en personas mayores

Piernas hinchadas en personas mayores

Los pies hinchados son uno de los problemas más frecuentes entre las personas mayores. A menudo esta dolencia se pasa por alto, pero debemos estar muy atentos ya que puede ser síntoma de una enfermedad importante. En la mayor parte de los casos los pies y tobillos hinchados son consecuencia de una acumulación de líquidos, conocida en el lenguaje médico como edema.

El edema se produce cuando nuestro cuerpo acumula una cantidad de líquido fuera de lo normal, lo que ocasiona el abultamiento o la hinchazón de la zona concreta. La retención de líquidos suele darse en las zonas corporales inferiores, como los pies y los tobillos. Los tipos de edema son múltiples y muy variados. No obstante, la hinchazón del tobillo o del pie no siempre es consecuencia de un edema. También puede derivarse de una infección bacteriana o una trombosis.

Si focalizamos nuestra atención en el edema como causa primigenia de la hinchazón de los pies y los tobillos, debemos decir que existen diversos tipos de edema dependiendo de su composición. Así, nos encontramos con el llamado edema linfático, aquel producido por las alteraciones en el sistema linfático del cuerpo.

El edema linfático es causado por la mala circulación y drenaje de este líquido hasta la zona del corazón. La consecuencia directa es la hinchazón de pies y tobillos, creando además dolores físicos y demás molestias en la persona que lo sufre. El edema linfático puede tener un origen congénito, cuando es portado por el individuo desde su nacimiento; o un origen secundario, cuando se produce en un momento determinado de la vida, a causa de una operación o una infección de cualquier tipo.

El otro tipo de edema es el edema dinámico. Este edema que produce la hinchazón de los miembros inferiores del cuerpo no está relacionado con el sistema linfático, sino que tiene causas externas, que pueden ser golpes, trombos, un embarazo o una mala recuperación durante el periodo postparto.

Piernas hinchadas y rojas en ancianos

Prosiguiendo con las posibles causas de la hinchazón de pies y tobillos, apuntaremos como otra de las posibles causas la mala circulación sanguínea, tanto en la ida como en el retorno de la sangre por todo el cuerpo. Los problemas en la circulación de la sangre no deben ser tratados a la ligera, puesto que esta hinchazón de pies y tobillos puede ser tan solo la punta del iceberg de lo que se convertiría en el futuro en un infarto.

La acción más recomendable cuando un anciano comprueba que sus miembros inferiores, pies y tobillos, están aumentando anormalmente de tamaño, es acudir a su centro médico para someterse a una exhaustiva exploración. Tanto las fallas en el sistema linfático, como los problemas en el sistema circulatorio, son inconvenientes que pueden derivar en enfermedades de mayor importancia.

La edad avanzada influye de manera determinante en esta dolencia, debido al deterioro de los sistemas que hacen fluir la sangre y la linfa por todo el cuerpo. Esa es la causa de que cada vez sean más los ancianos que sufren la hinchazón de sus pies y tobillos.

Pies hinchados personas mayores

A menudo las causas de la hinchazón de pies y tobillos son multifactoriales, es decir, intervienen varios agentes o circunstancias para que los ancianos experimenten esta dolencia. Atajar el problema yendo al fondo de la cuestión se presenta, por lo tanto, como algo de vital importancia en el tratamiento de esta enfermedad.

Una de las causas más frecuentes de la hinchazón de pies y tobillos es la insuficiencia venosa por la edad avanzada. Hay que recordar que al cumplir años las personas perdemos calidad en las venas, convirtiéndose éstas en menos aptas para cumplir su labor de transporte de la sangre por todo el cuerpo. Esto ocasiona la mencionada hinchazón de los pies y de los tobillos.

Las enfermedades del riñón, de sistema cardiaco y del hígado también pueden repercutir de manera importante en la hinchazón de los pies y de los tobillos de las personas mayores. Se recomienda, en este sentido, la visita regular al médico especialista de estas partes del cuerpo para comprobar que todo marcha con normalidad y no hay alteraciones evidentes.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

Otra de las causas de la hinchazón de pies y tobillos en las personas mayores es la utilización diaria de ciertos medicamentos, como los antidepresivos. Estos medicamentos repercuten en la mala circulación sanguínea y hacen que los pies y los tobillos experimenten un aumento de su tamaño y grosor. Puede ser clave para evitar esta dolencia un reacondicionamiento de las tomas del medicamento, para que se adapte a la perfección a lo que cada cuerpo puede asimilar.

Tobillos hinchados personas mayores

La mala alimentación está detrás de muchas enfermedades, y también de esta dolencia que estamos analizando. La obesidad y la acumulación de grasas ocasionan la hinchazón anormal de los pies y los tobillos en la mayor parte de los casos estudiados. Una buena dieta permitirá al paciente la recuperación total o parcial del estado de su pie o tobillo.

Esta obesidad, además de ser debida a la mala alimentación, también es consecuencia del sedentarismo. Debemos exhortar a la población joven a llevar una vida saludable para que eviten problemas de hinchazón de pies y tobillos en edades tempranas, lo que agravaría enormemente su estado al entrar en la adultez o vejez.

El estreñimiento es otra de las causas de esta dolencia. La eliminación inadecuada de los residuos que deben ser expulsados de nuestro cuerpo puede ocasionar que nuestros pies y tobillos se hinchen ocasionándonos dolor. Volvemos de nuevo a la buena alimentación como la clave para evitar o prevenir las piernas hinchadas y moradas.

Las piernas hinchadas y duras vienen de la mano de la vejez porque en algunos casos se derivan de la llegada al cuerpo femenino de la menopausia. Los estudios recientes han demostrado que los cambios hormonales y los experimentados en el sistema reproductor de la mujer pueden ocasionar los pies amoratados en persona mayores. La combinación de la menopausia con los factores mencionados anteriormente será un claro contexto propiciador para que se exhiban las tan molestas y poco estéticas piernas hinchadas y moradas.

Los pies y tobillos hinchados 80 años tienen varias consecuencias negativas para la vida diaria de las personas que lo sufren. Además del dolor, se produce un gran cansancio al realizar las actividades cotidianas, que pueden convertirse en muchos casos en obstáculos insalvables para el doliente. También, a la hora de caminar o dar un paseo la sensación de malestar corporal es muy alta.

Estos problemas lastran sobremanera la vida de los ancianos, que se ven postrados o inmovilizados por obligación. También, durante el estado de reposo se produce una sensación de hormigueo muy molesto en los miembros inferiores a causa de los pies hinchados en personas mayores. Otras de las consecuencias son el dolor al tocarse las piernas y el enrojecimiento de ciertas zonas de la piel.

Pies hinchados en personas mayores remedios

Los expertos médicos proponen poner los pies en alto durante algunos momentos del día para favorecer la circulación de la sangre en las zonas afectadas y evitar los pies amoratados personas mayores. Se trata de un método muy simple que tiene consecuencias muy favorables y que desembocará irremediablemente en la deshinchazón de las zonas afectadas. Esto se puede combinar con una ducha con agua fría, que ayuda también a mejorar el funcionamiento del aparato circulatorio. Si se produce la hinchazón de un solo pie también se tiene la opción de meter dicho pie en un cubo con hielo.

Los ejercicios concretos en las zonas afectadas también mejorarán el discurrir de la sangre y solucionarán el problema. Nos referimos a la contracción voluntaria de los dedos de los pies para evitar los calambres y mantener activos los pies y los tobillos. Son ejercicios que se pueden realizar de manera muy sencilla durante el estado de reposo y que son muy beneficiosos para el cuerpo. Un suave masaje por una persona externa, que puede ser un profesional o una persona de la familia, es también recomendable.

No debemos martirizarnos con preguntas como porque se hinchan los tobillos en personas mayores o porque se hinchan los tobillos, sino poner de nuestra parte para que esta dolencia no se vuelva crónica y podamos mantener un estado de vida saludable y activo. El uso de ropa y de calzados cómodo, por ejemplo, es otro de los pequeños gestos cotidianos que nos permitirán sobrellevar esta dolencia que se puede convertir en enfermedad si no ponemos de nuestra parte.

Cómo deshinchar los pies a las personas mayores

Muchas personas que sufren hinchazón de pies han transmitido su conocimiento sobre la manera de atajar la dolencia de piernas rojas en ancianos y piernas moradas en ancianos. Algunos de ellos coinciden en los efectos positivos que supone el dormir con los pies colocados en alto, generando un ángulo que propicie la buena circulación de la sangre en estos pies hinchados y morados en personas mayores. La comodidad en este caso va a ser la misma que sin el cojín y la persona en cuestión se despertará por la mañana comprobando que sus pies han disminuido de grosor y se encuentra en mejor estado para afrontar el día.

Como hemos comentado anteriormente, una dieta poco controlada puede afectar muy negativamente al padecimiento de hinchazón de pies. En este sentido se debe evitar en la medida de lo posible el consumo de sal, de embutidos y de comidas precocinadas. Por el contrario, se debe beber mucha agua durante el día (cerca de 2 litros) y comer verduras y vegetales, ya que estos alimentos son buenos para el funcionamiento de los sistemas circulatorio y linfático.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

Una clave fundamental para evitar los pies morados ancianos es el consumo de alimentos diuréticos: aquellos que favorecen la expulsión de líquidos del cuerpo. Son alimentos como la sandía, el melón, la piña, el limón y los tés. Contra la retención de líquidos nada mejor que añadir a la dieta estos alimentos que nos permitirán expulsar los líquidos que nos están produciendo las molestas piernas hinchadas y duras.

A modo de conclusión, recomendamos que los ancianos que sufran de pies y piernas hinchadas acudan a su médico de cabecera para estudiar las causas concretas que les están produciendo los pies y tobillos hinchados en personas mayores. Un análisis sanguíneo prematuro evitará que el problema vaya a mayores y que se produzcan peores consecuencias en el futuro.

Comments are closed.