¿A qué se debe la pérdida de memoria y cuáles son los síntomas de pérdida de memoria?

¿A qué se debe la pérdida de memoria

Cuando sufrimos un lapsus de memoria es recurrente que pensemos que estamos ante una enfermedad neurológica. El Axlzhéimer o la demencia sin duda son dos enfermedades altamente relacionadas con los fallos de memoria. Aun así, no siempre tiene que estar relacionado con estas patologías.

De por sí, cuando sientes que se te olvida todo puede que estés ante otro tipo de enfermedades, cambios de personalidad, entre otros. Por ejemplo, los trastornos emocionales como la ansiedad o la depresión pueden afectar significativamente a la concentración y, con ello, a la falta de memoria.

A continuación, te explicaré más detalladamente cuáles pueden ser posibles causas de la perdida de memoria a corto plazo. Asimismo, también te detallaré algunos síntomas que suelen ir arraigados a este problema. Así que, si quieres conocer más acerca de la perdida de memoria causas, ¡quédate conmigo!

Causas de la pérdida de memoria repentina en adultos y jóvenes

Las causas del olvido pueden estar relacionadas con una multitud de factores. No siempre tiene por qué tratarse de una enfermedad. A veces, puede ocurrir por pequeños desajustes en el organismo que pueden resolverse fácilmente. Sin embargo, a continuación, te mencionaré las causas más comunes. Aun así, es recomendable que si sufres perdida memoria acudas a un especialista para que pueda evaluarte pormenorizadamente.

  • Deficiencia alimentaria: Nuestro cuerpo funciona gracias a la ingesta de alimentos ricos en diferentes vitaminas y componentes orgánicos. Gracias a estos, todos nuestros órganos se encuentran en un perfecto equilibrio. Cuando sufrimos deficiencia de algunas vitaminas como las del grupo B (B6, B9 y B12) podemos desarrollar algunos problemas. Además del cansancio que probablemente sintamos, es común la pérdida de memoria repentina en adultos.
  • Consumo excesivo de estupefacientes y alcohol: Estas sustancias traen consigo desorientación y pérdida de memoria repentina. Entre las causas de este estado, se encuentra la deficiencia de vitamina B1 y el efecto de los tóxicos en el Sistema Nervioso Central.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos: Al igual que las drogas, los medicamentos pueden ocasionar fallas en nuestra memoria. Sobre todo, aquellos fármacos que se utilicen para casos de depresión, ansiedad o problemas de sueño.
  • Trastornos emocionales: El cuerpo tiene un funcionamiento específico cuando se encuentra en estado de alerta. La ansiedad, el estrés o las emociones de alta intensidad activan este mecanismo. El problema viene cuando no se conciben simples episodios esporádicos, sino que se cronifica la enfermedad. Llegados a este punto, el cortisol químico liberado en el cerebro encargado de iniciar varios procesos cerebrales se satura. Al estar siempre en estado de alerta, el Sistema Nervioso Central se sobrecarga de sustancias y tiene problemas para crear nuevas células. Esto, inevitablemente, afecta a los procesos cognitivos causando perdidas de memoria en jovenes y adultos. También afecta al sueño y la concentración, lo que hace que la situación se agrave con el tiempo.
  • Padecimiento de depresión: Si bien la depresión también es un trastorno emocional, las perdidas de memoria a corto plazo suceden por otros motivos. En principio, una persona que sufra esta patología tendrá bajos niveles de serotonina. Esto causa falta de concentración que, a su vez, afecta al proceso natural de almacenamiento de recuerdos. En este sentido, las personas depresivas que suelen vivir en recuerdos del pasado ven muy difícil almacenar nuevos y, por tanto, recordarlos correctamente.
  • Enfermedades cerebrovasculares: Aquellas patologías que inciden directamente en el cerebro pueden modificar significativamente algunas funciones. En el caso de los tumores cerebrales cuando se afecta la zona innata que realiza esa función puede acarrear problemas de memoria. Perder la memoria también es común cuando se padecen traumatismos, apoplejía, lesiones cerebrales o contusiones graves.
  • Demencia o Alzhéimer: La perdida de memoria personas mayores suele atribuirse a este tipo de enfermedades. Por regla general, el paciente no suele ser consciente de que le está ocurriendo esto. Por ello, lo más aconsejable es contar con cuidadores que se encarguen de asegurar un bienestar óptimo en estos casos.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Sintomas de perdida de memoria: ¿en qué fijarse para diagnosticar este problema?

Si la persona a la que estas cuidando sufre de los siguientes síntomas procura acudir a un médico para que pueda diagnosticar la causa.

  1. Problemas asociados al recuerdo de acontecimientos pasados con facilidad, siendo imposible incluso tener una referencia sobre ello.
  2. No tener constancia de haber llevado a cabo algunas acciones, como la toma de medicamentos, la realización de una concreta actividad, etc.
  3. Reiterar constantemente la misma información a la hora de mantener una conversación. Del mismo modo, repetir una y otra vez las mismas preguntas sin ser consciente de haberlas formulado ya.
  4. Desorientación momentánea al tener que recordar el día, mes o año en el que se encuentra.
  5. Dificultad tanto para tomar decisiones o llevar a cabo algunas acciones, como para formular las palabras idóneas para decir algo.
  6. No saber orientarse por lugares por los que, anteriormente, podría moverse sin problemas.

Recomendaciones para prevenir la pérdida de memoria a corto plazo en personas mayores

La perdida de memoria en jovenes y ancianos puede prevenirse siguiendo algunos consejos sencillos que mejorarán considerablemente su estado. En primer lugar, es recomendable establecer una serie de hábitos saludables que ayuden a seguir un estilo de vida adecuado. Para ello lo mejor es disponer de una dieta equilibrada, realizar ejercicio regularmente y mantener al menos un sueño de 8 horas diarias. También se recomienda tener una vida sociable estable y animada que permita ejercitar los procesos cognitivos. De igual forma, se debe evitar el consumo de alcohol, drogas o comida poco saludable.

Asimismo, realizar actividades que mantengan activo el cerebro ayudará a reforzarlo. Como todo órgano, su uso progresivo puede causar efectos positivos sobre el mismo, aunque con el tiempo acabe deteriorándose. Con una correcta estimulación de las funciones cerebrales, la perdida memoria corto plazo no será un problema. Sobre todo, porque las actividades de entrenamiento causarán conexiones neuronales que, con el tiempo, fortalecerán este mecanismo.

A fin de desarrollar estas tareas, lo más recomendable es leer, aprender nuevos idiomas o disciplinas o, incluso, escuchar música. Estas prácticas mantienen el cerebro activo y evitan que haya pérdidas de memoria. Junto a ello, se recomienda estar en un ambiente tranquilo y alejado de tumultos o conflictos. Esto evade que haya perdidas de memoria por estres.

¿La edad como un síntoma de la pérdida de memoria?

Con el paso del tiempo, las personas mayores suelen empezar a tener problemas de memoria. Es algo natural. Por ello, se podría decir que la edad es uno de los síntomas de este problema. Ello quiere decir que es más probable que los ancianos desarrollen esta patología, antes que las personas de edad media o los jóvenes.

No obstante, si se ha llevado a cabo una vida correcta y alejada de malos hábitos, es poco probable que se desarrollen estos deterioros cognitivos. Acudir regularmente a revisiones y ejercitar el cerebro ayudará a que la edad no sea el mayor problema ante la pérdida de memoria.

La importancia de los cuidadores de ancianos para contrarrestar la pérdida de memoria y agresividad

Los cuidadores de ancianos pueden ser de gran utilidad a la hora de cuidar a personas mayores que sufran de Alzhéimer, demencia o enfermedades neurológicas. Gracias a su especialización y profesionalidad se encargarán de asegurarse de que se tomen su medicación y lleven hábitos correctos.

Podrán hacer que los ancianos sigan una dieta saludable y que sea aconsejable para la afección que padezcan. También serán una persona guía para que se motiven para hacer ejercicio o realicen actividades que fortalezcan la memoria. Todo esto hará que el bienestar de las personas mayores aumente y estén cómodos en su día a día.

Por otro lado, debido a los estragos de la edad, los cuidadores de personas mayores pueden ser un soporte para la realización de actividades rutinarias. Tales como la propia movilidad por el hogar, el cuidado e higiene personal, ente otros.

Más allá de estos aspectos, estos profesionales altamente capacitados ayudarán a los ancianos a acudir a sus citas médicas. Gracias a ello, podrán recibir información directa del especialista médico para saber cómo tratar al anciano en algunas situaciones.

Esperamos que este artículo te haya sido de gran utilidad para conocer las causas y síntomas de la perdida de memoria. Recuerda que si cuidas a una persona de la tercera edad es importante acudir regularmente al médico. Las revisiones médicas permitirán mantener actualizado el historial médico y actuar con tiempo para prevenir posibles enfermedades.