Beeping

Qué es bueno para la memoria de los ancianos: alimentos que la mejoran

memoria de los ancianos

La memoria es una de las facultades de la vida más importantes del ser humano. De ella emana la forma en la que somos, cómo pensamos y qué hemos aprendido. Además de todo eso es el baúl de nuestros recuerdos. Lo que nos permite recordar buenos momentos y anécdotas que han podido llegar a cambiar nuestra forma de ser.

Aun así, con el paso del tiempo no son pocas las personas que experimentan pérdidas de memoria y todo lo que ello conlleva. Perder la memoria es como perder la propia identidad y todo lo que durante años ha podido hacer feliz a una persona.

No en vano, ha habido especialistas que han buscado la manera de conservar esta facultad, sobre todo, para ayudar a nuestros mayores. Los ancianos es uno de los grupos que más sufren este problema, desarrollando enfermedades como el Alzhéimer, algunos ictus o el Parkinson.

A continuación, conocerás que es bueno para la memoria de los adultos para que puedas prevenir estas afecciones.

Mejorar la memoria en adultos y ancianos: qué hacer para conseguirlo

Para dar con la solución a este problema, no solo hay que incidir en el foco que lo provoca, sino también en los hábitos del anciano. Una dieta equilibrada y variada, la realización de actividades físicas y el entrenamiento de la mente pueden reforzar esta facultad.

En concreto, se ha descubierto a raíz de una serie de estudios que existen alimentos que ayudan a la memoria y la concentración mental. Estos pueden llegar a optimizar los procesos mentales en pleno envejecimiento, evitando que el anciano caiga en pérdidas de memoria.

Para ello, estas personas deben seguir una dieta rica en alimentos buenos para la memoria, que aporten los nutrientes pertinentes y un estado de salud óptimo. Hecho esto, las probabilidades de sufrir alguna patología neurodegenerativa se reducen considerablemente.

¿Que alimentos son buenos para la memoria de ancianos?

Dar con la dieta ideal puede llegar a ser una ardua tarea, pero no es del todo imposible. Esta dieta debe estar balanceada, englobar una gran variedad de alimentos para la memoria y concentración y asegurar la hidratación.

De por sí, las personas mal hidratadas experimentan confusión, alucinaciones, algunos trastornos del ánimo y disminución de las funciones cerebrales. Para que esto no ocurra, te recomendamos que añadas a la dieta los siguientes alimentos buenos para la memoria y el cerebro:

  • Alimentos integrales y ricos en fibra. Compuestos por vitaminas del grupo B y ácido fólico, ayudan a fortalecer el funcionamiento cerebral.
  • Mix de frutos secos y cacao. Estos comestibles son ricos en nutrientes, vitaminas y ácidos grasos. Gracias a sus propiedades pueden ser muy beneficiosos para contrarrestar los efectos de la fatiga o el estrés. Sobre todo, las almendras y las nueces por su alto contenido en vitaminas B6 y Omega 3 y 6. Asimismo, debido a los antioxidantes que muchos de estos frutos contienen se puede proteger ante el daño oxidativo. Un daño que según algunos estudios es una de las principales causas del envejecimiento.
  • Zarzamoras. Son uno de los alimentos que mejoran la memoria más eficazmente. Muchas investigaciones han demostrado su fuerte vínculo con la prevención de enfermedad neurodegenerativas. Pueden provocar una mayor coordinación, alta capacidad memorística y mejor equilibrio. Todas habilidades esenciales en la vida de las personas de la tercera edad.
  • Semillas de girasol y arándanos. Contienen una de las vitaminas para la memoria personas mayores más esenciales que existen, la vitamina E. Su función antioxidante es muy útil en la prevención del deterioro cognitivo, pudiendo mejorar la calidad de vida de los adultos.
  • Carne magra. También muy recomendada para combatir los efectos de algunas enfermedades del cerebro.
  • Salmón. Contiene un alto nivel de Omega 3 que permite a la persona que lo ingiere estimular sus funciones cerebrales.

Estos son solo algunos ejemplos de alimentos que favorecen la memoria, pero puedes acudir a muchos otros. Para dar con los correctos, aquí te desgloso que debes incorporar en la dieta de la persona mayor:

  • Grasas saludables e insaturadas: Son la fuente más importante de nutrición de nuestras células. Necesitan consumir este tipo de moléculas para mantenerse sanas.
  • Vitaminas variadas: Como has podido observar, las vitaminas del grupo B y E son imprescindibles para combatir la pérdida de memoria. Si se ingiere la cantidad idónea, son estimulantes de los procesos metabólicos del cuerpo.
  • Hidratos de carbono y Glucosa: Altamente necesaria para aportar energía a todo el cuerpo. En el ámbito cerebral, es importante para mantener una actividad mental saludable.
  • Proteínas: Más allá de ser la base de todo músculo, son a su vez una fuente vital de aminoácidos. Estos se encargan de garantizar que el sistema cerebral no sufra problemas.

Si se crea una dieta variada que equilibre todos estos elementos, se puede llegar a brindar una buena salud a ancianos. Asimismo, se convierte en una barrera de protección para todas aquellas patologías que pudieran atacar el funcionamiento cerebral.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

¿Qué alimentos se recomienda no consumir para evitar pérdidas de memoria?

Las personas de la tercera edad se encuentran en un estadio de su vida donde son bastante vulnerables a muchas enfermedades y padecimientos. Una realidad que se traslada a la dieta que deberían seguir.

Se estima que hay varios alimentos que los ancianos no deberían consumir a fin de mantener un estilo de vida saludable y lejos de riesgos. Entre estos alimentos se encontraría en primer lugar los productos precocinados.

Este tipo de comestible está repleto de químicos que dañan nuestra salud. Desde grasas malas, mucha sal o azúcares hasta conservantes. Si nos centramos más específicamente en las grasas, aquellas que sean saturadas representan un alto riesgo para las personas mayores. Por ello, se debe evitar consumir en exceso embutidos, carnes rojas y leche entera.

Y, como no podía faltar, la ingesta de sal no debe sobrepasar los 5 gramos diarios. También se debe evitar lo máximo posible comer dulces o ingerir alcohol o drogas. Dentro de los alimentos que tomar para la memoria, estos quedan descartados.

El ejercicio físico es muy bueno para la memoria

Según se ha podido comprobar, las personas mayores que realizan ejercicio diariamente tienen hasta 3 veces menos riesgo de contraer enfermedades neurológicas. Por el contrario, aquellos que llevan un estilo de vida sedentario se exponen de forma considerable a sufrir cualquiera de estas patologías.

Por este motivo, es muy recomendable que los cuidadores de los ancianos los animen a realizar ejercicio al menos 30 min al día. Esto unido al consumo de alimentos para la memoria y concentración puede ayudar a mantener un cerebro fortalecido durante más tiempo.

Aun así, antes de llevar a cabo cualquier planificación, es recomendable consultar a un médico para que establezca ciertas pautas. Los chequeos periódicos y la opinión de especialistas externos pueden hacen que la persona mayor no vea debilitada su mente.

Otras actividades beneficiosas para fortalecer la memoria

Si queremos conseguir que la población con riesgo de perder la memoria la mantenga hay que incidir en algunas actividades mentales. Todo suma, pero siempre con cabeza. Estos remedios caseros para la memoria pueden ser útiles, pero no hay que dejar de seguir lo mencionado anteriormente.

Cualquier ejercicio que tenga como finalidad el aprendizaje de nuevos conocimientos puede ser una gran idea. Ya sea aprender un nuevo idioma, iniciarse en una disciplina científica o indagar sobre un tema de interés. Lo importante es que al realizar este aprendizaje se ponga esfuerzo y dedicación, ya que buscamos entrenar al sistema cerebral.

Otras prácticas realmente aconsejables son la realización de crucigramas o el uso de tecnología. Sobre todo, con el objetivo de enfrentarse a nuevos retos que hagan trabajar al sistema neurológico.

Por otro lado, están los clásicos. Escuchar la música que más guste al anciano o leer libros o revistas. En este punto, la lectura puede suponer una gran aliada frente a la pérdida de memoria. Las personas que leen suelen tener mejores capacidades cognitivas que aquellos que no lo hacen.

Conclusión sobre que tomar para la memoria y concentración

Como has podido observar, un cuidador de personas mayores tiene que saber una gran cantidad de información. La mejor forma de combatir los efectos de la pérdida de memoria es adaptar la dieta y realizar ejercicio.

Además, otros complementos como leer, escuchar música o aprender cosas nuevas pueden reducir aún más el riesgo. Sea como fuere, es vital consultar siempre con un especialista que cree un tratamiento personalizado para atender esta patología.

Comments are closed.