Beeping

¿Cómo se manifiesta y se trata el insomnio en ancianos?

el insomnio en ancianos

El paso del tiempo puede llegar a hacer mella en la rutina diaria de los ancianos. Se estima que un 40% de personas mayores en España sufren algún tipo de trastorno del sueño. Ello se debe, en gran parte, a hábitos sedentarios y la degradación de algunos sistemas internos. Como consecuencia, el bienestar de la persona que padece esta afección disminuye.

Además, esta patología no es tan fácil de diagnosticar como parece. Las personas de la tercera edad suelen padecer varias enfermedades, ya sean psíquicas, neurológicas o de cualquier otro tipo. Esto hace que en las revisiones médicas se detecten problemas subyacentes a una enfermedad, pero no salga a la luz el insomnio.

Sobre todo, porque en muchas ocasiones el insomnio puede ser parte de la sintomatología de afecciones o toma de medicamentos. Algo de lo que los especialistas que no examinan el caso en profundidad no se percatan.

Si quieres saber todo lo que engloba esta patología y aprender remedios caseros para dormir personas mayores, quédate y te lo cuento.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de insomnio en ancianos?

Se trata de un trastorno del sueño que afecta a una parte importante de la población mundial. Aquel que lo padece tiene problemas a la hora de poder conciliar el sueño o se despierta a altas horas de la mañana. Esto hace que no pueda dormir las horas necesarias para asegurar el óptimo funcionamiento de su cuerpo.

Si la afección se generaliza, acaba alterando la calidad de vida del paciente por ser incapaz de dormir lo médicamente recomendado. A raíz del insomnio se pueden generar consecuencias como trastornos emocionales, bajo rendimiento, pérdida de relaciones sociales, entre otros.

La opinión científica estipula que para poder hablar de insomnio en ancianos de 90 años o menos, el paciente tiene que cumplir: no poder conciliar el sueño durante al menos 5 horas o tardar más de media hora en conseguirlo. De estos requerimientos, surge una serie de tipos de insomnio.

Insomnio transitorio u ocasional en ancianos

A veces, el insomnio se manifiesta de formas muy concretas. Puede aparecer de forma esporádica y durar únicamente algunos días. También puede durar casi un mes y que, de un día para otro, desaparezca cualquier sintomatología asociada a este. En cualquiera de los casos, se le conoce como insomnio transitorio por su carácter temporal.

Insomnio crónico en personas mayores

A diferencia del anterior tipo, si la patología supera el mes estaríamos ante un insomnio crónico. Puede suceder tanto en aquellas situaciones en las que el afectado no logre conciliar el sueño como en esas otras en las que se despierta repentinamente. En este punto, los síntomas permanecen durante mucho más tiempo y hay riesgo de que se hagan perpetuos.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

¿Qué síntomas tiene el insomnio?

Como cualquier afección, el insomnio presenta una sintomatología muy concreta. De un buen reconocimiento de estos factores depende mejorar o no la calidad de vida del paciente. En concreto, los más habituales serían:

  • Habilidades prosociales ineficientes
  • Fatiga o somnolencia diurna
  • Trastornos emocionales como la depresión o la ansiedad
  • Descoordinación y aumento de los accidentes rutinarios
  • Jaquecas o dolores tensionales alrededor de la cabeza
  • Cansancio aún tras dormir durante la noche
  • Dificultad para conciliar el sueño, mantenerlo o despertar a una hora concreta
  • Mala concentración
  • Irritabilidad

De entre estos síntomas, el cansancio y los problemas para dormir son los que más alarmas despiertan en los médicos. Si crees que tienes insomnio o que alguno de tus pacientes lo está desarrollando, no dudes en acudir a un especialista.

Agitación nocturna ancianos: una afección que agrava el insomnio

La agitación nocturna (o también conocida como Síndrome del Ocaso o del Atardecer) es un síndrome que afecta a personas con demencia o Alzhéimer. En aquellos que lo tienen causa comportamientos desequilibrados durante las últimas horas de luz del día. De ahí sus otros nombres.

Estos comportamientos van desde agresividad, agitación e inquietud hasta episodios de ira, irritabilidad, desorientación, pérdida de memoria, entre otros. Además, algunos cuidadores alegan a que la persona mayor grita por la noche y se muestra intranquila. De hecho, es común que los ancianos que la sufren acaben pidiendo ayuda a sus cuidadores por no saber sobrellevar la situación.

Algo que con el tiempo acaba afectando también en los profesionales que se encargan de su cuidado al verse sometidos a mucho estrés. Esta situación ha llevado a que se recurra a pastillas para dormir ancianos o medicamentos para dormir pacientes Alzheimer.

Como hacer dormir a un anciano sin recurrir a fármacos

Aun así, antes de poner en marcha la última opción, los medicamentos para dormir personas mayores, hay que probar otras cosas. Lo mejor según los expertos del sueño es adaptar los hábitos del anciano para que tenga un estilo de vida saludable.

La alimentación también tiene un fuerte impacto en el sueño de las personas. El consumo de alimentos con altos contenidos de triptófano puede ayudar con esta tarea. El triptófano es un aminoácido que actúa como neurotransmisor, estabilizando el sueño y el estado de ánimo. Se encuentra presente en comestibles como pollo, pavo, nueces o leche. Aunque, si a la persona mayor no le es posible consumir estos productos, también puede recurrir a suplementos alimenticios.

Con esto y una buena rutina para conciliar el sueño, los afectados pueden reducir el riesgo de padecer insomnio significativamente. No obstante, llevar a cabo estos cambios requerirá de una continua supervisión tanto por parte de su cuidador como del médico de cabecera.

Sea como fuere, al final del día las personas mayores tendrán que haber dormido entre 5 y 8 horas, a decidir en cada caso particular.

Insomnio en ancianos tratamiento: cuál es el mejor medicamento para dormir ancianos

Sin duda alguna, dar con una solución para los ancianos que no duermen por la noche es vital. Pero, para hacerlo, deberemos tener en cuenta que la medicación no se solape con otras recetas médicas. Por este motivo, antes de comenzar a utilizar cualquier remedio casero para dormir habrá que consultar con el médico.

Pastillas para dormir demencia, insomnio y otras afecciones

Uno de los imprescindibles de toda persona con problemas para conciliar el sueño son los somníferos. Estos son utilizados por gran parte de la población cuando no encuentran manera de quedarse dormidos. Sin embargo, aunque estos medicamentos sean de venta libre se debe consultar siempre con un especialista.

Siempre que tengamos a nuestro alcance cualquier remedio para dormir que no sea químico, hay que optar por él. Cuando estos no surten efectos, las pastillas más comunes que se pueden utilizar son las siguientes:

  • Temazepam
  • Larazepam
  • Triazolam
  • Zaleplon

Recuerda pedirle al médico de cabecera de la persona mayor que se lo recete. La automedicación nunca es aconsejable. Estos fármacos también se podrán encontrar en gotas para dormir ancianos.

Otros productos que ayudan con el concilio del sueño

Algunos laboratorios han creado compuestos que no necesitan ingerirse como un fármaco y que son más beneficiosos para la salud. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Aceites esenciales para relajar a los ancianos. Se trata de mixturas entre diferentes hierbas medicinales (lavanda, manzanilla, verbena…) que, al evaporizarse, crean un ambiente perfecto para dormir. Su efecto tan sólo dura unas horas, aunque es suficiente para cumplir su objetivo. En caso de que el paciente sufra de algún problema respiratorio, su uso no es aconsejable.
  • Plantas medicinales. Un somnífero casero potente siempre es el que procede de la propia naturaleza. Algunas plantas como la pasiflora, la valeriana o la melisa logran relajar a las personas. Si se usan en cantidades apropiadas, se convierten en un gran aliado del ciclo nocturno. Para evitar conflicto con otros medicamentos, consulte a su especialista sobre la ingesta de este insomnio remedio.
  • Flores de Bach, gotas naturales para dormir. Este remedio ha sido creado por algunos especialistas con el fin de tratar, entre otras cosas, la agitación nocturna. Su presentación es en gotas tranquilizantes para ancianos que se puede utilizar cada noche. Debido a su composición, su utilización no interfiere con otros fármacos recetados por el médico. Ello, sobre todo, a su leve efecto y las plantas que lo conforman.

También se puede acudir a suplementos de melatonina, la hormona natural que regula el reloj biológico. En este último caso, lo más recomendable es realizarse analíticas para corroborar los niveles de melatonina en el cuerpo. Si son bajos será la causa de no poder dormir correctamente.

Comments are closed.