Beeping

Como limpiar muebles de madera

como limpiar muebles de madera

Casi todos tenemos en casa algún mueble de madera. Lo cierto es que este material es uno de los que más ventajas da a la hora de construir complementos del hogar. Es resistente, queda siempre genial y se limpia fácilmente. ¿O no? ¿Realmente es tan fácil limpiar muebles de madera? Pues la verdad es que no.
El problema de muchos de nosotros es que no usamos ni los productos adecuados ni las técnicas precisas teniendo en cuenta el acabado de la madera. Por eso, vamos a ver aquí cómo limpiar los muebles de madera de la mejor forma.

Los secretos de la madera

No exageramos cuando te decimos que un mueble de madera puede estar contigo durante toda la vida siempre que sea de calidad. Sí, este es uno de los materiales más clásicos en el mobiliario de casa o de cualquier negocio, algo que se debe a su calidad.
Pero la madera no es cualquier material. Da tanto que algo tiene que pedir a cambio y esto no es otra cosa que cuidado delicado y propio para sus condiciones. Ten presente que la madera es un material poroso y natural que no termina de llevarse nada bien ni con los productos abrasivos ni con la humedad excesiva.
Por eso, estos primeros consejos son los que tienes que tener presentes antes de lanzarte a limpiar cualquier mueble hecho de madera:

  • Procura utilizar siempre trapos que solo tengan un poco de humedad y no empapes nunca con agua la superficie de la madera. Este consejo es mucho más importante si se trata de maderas sin tratar.
  • Olvida cualquier producto que no esté específicamente creado para el cuidado de la madera. Si usas detergentes agresivos irás poco a poco acabando con tu mueble, algo que notarás en las manchas que van surgiendo o en su deterioro.
  • Antes de aplicar los productos de limpieza, retira todo el polvo y la suciedad que hayan podido quedar en la superficie con un plumero o cualquier otro complemento adecuado.

Cómo limpiar un mueble de madera barnizado o lacado

Empecemos los consejos que tenemos reservados para ti por los muebles con acabado barnizado. Como puedes ver en el título de esta sección, también vamos a incluir aquí los que tienen acabado lacado, ya que son los dos tipos de muebles de madera que más comúnmente te vas a encontrar.
Lo primero es saber lo que necesitas. Para la limpieza de este tipo de muebles te recomendamos bayetas de microfibra o similares, ya que no dejan pelusas a su paso y no ensucian ni afean la madera con los rastros.
Asimismo, te animamos a hacerte con un detergente especial para maderas. Lo importante es que cuente con un pH adecuado para este tipo de superficies y que no sea en absoluto abrasivo.
Bien, el primer paso para limpiar tu muebles tiene que estar centrado en el polvo. Dos o tres veces a la semana tendrás que pasar la bayeta completamente seca y limpia por la superficie del mueble para eliminar la fina capa de polvo que se vaya depositando.
Hacer esto con la frecuencia que te hemos dicho alargará el tiempo necesario para realizar una limpieza profunda, aunque esta llegará. La frecuencia para limpiar más a fondo que te aconsejamos es de una vez por semana. En este lapso, la madera no se ensucia demasiado y también tendrá tiempo de recuperarse si la humedeciste demasiado.
Para limpiar las superficies barnizadas o lacadas, coge tu detergente especial para maderas y diluye la cantidad aconsejada por el fabricante en un barreño con agua tibia. Es importante que el agua esté caliente para que seque con mayor rapidez.
Humedece tu bayeta en la solución preparada, escúrrela bien y pasa por toda la superficie del mueble. Verás que no necesitas ni aclarar y que el resultado será excelente en todos los sentidos.

Cómo limpiar madera pintada

La madera pintada no es tan frecuente como las opciones anteriores, pero también está presente en muchos lugares. El problema de este acabado es que es mucho más delicado que el barnizado o el lacado. Por esto mismo, debes tener bastante precaución con la limpieza.
Por supuesto, no puedes confundir la pintura con un lacado, algo que podría terminar con la estética de tu mueble en un abrir y cerrar de ojos. Bien, el problema principal de la pintura sobre madera es que se puede rayar con bastante facilidad, algo que no queremos que pase.
Por ello, hay que seguir algunas pautas muy bien marcadas. La primera es retirar el polvo y cualquier resto de suciedad lo antes posible. Para hacerlo hay que usar accesorios no abrasivos como un plumero o un trapo seco, limpio y sin rugosidades.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Si no queda más remedio que limpiar la mesa o cualquier otro mueble de madera pintada de una forma más profunda, entonces habrá que recurrir al agua y al detergente. Aquí pueden venir los problemas, así que te aconsejamos que hagas la limpieza con una esponja suave humedecida con una solución de agua tibia y detergente como la que te señalamos para los muebles lacados y barnizados. Termina secando suavemente la superficie con un trapo como el que antes citamos.
Como has visto, saber cómo limpiar los muebles de madera no es tan complicado. Ellos te lo van a agradecer manteniéndose perfectos durante años, así que no olvides estos consejos que te hemos dado.

Comments are closed.