Beeping

Como limpiar los sillones de piel

Como limpiar los sillones de piel

Los sillones de piel son de ese tipo de muebles que pueden dar un toque diferente a cualquier espacio de casa. Pero también son de los que más cuidados necesitan, y es que la piel es un material que se puede degradar fácilmente a poco que no le prestemos la debida atención.


Por ello, vamos a ofrecerte una completa guía para que sepas cómo limpiar sillones de piel, algo que, sin duda, va a venirte muy bien para que puedas tener tus sillones en perfecto estado, completamente limpios y capaces de resistir al uso más intenso sin envejecer lo más mínimo.

Los productos que puedes emplear en un sillón de cuero

El primer paso de la limpieza de un sillón de cuero no es otro que el de planificar el proceso eligiendo los productos que se van a usar en el mismo.
Por suerte, la verdad es que los sillones de cuero permiten que se usen muchos productos diferentes.

Es más, una de las opciones más sencillas de todas las que dispones es comprar un limpiador profesional de cuero, algo que vas a encontrar en cualquier supermercado y que dará a la piel todo lo que necesita para estar limpia.
También puedes optar por crear tú la solución de limpieza. No es nada complicado, ya que basta con mezclar un poco de agua tibia y cualquier jabón que tenga pH neutro.

Esto último sí que es importante. Ten en cuenta que los jabones más fuertes, como lavavajillas y otros destinados a lugares como el baño, pueden tener una composición agresiva para la piel. Por ello, debes buscar siempre los de pH neutro que van a respetar absolutamente las propiedades naturales de la cubierta de tu sillón de piel.


Junto con todo lo anterior, debes hacerte con varias bayetas sintéticas y con una esponja muy suave. Con estos materiales y productos de limpieza vas a tener más que de sobra para llevar a cabo la renovación de tu sillón de piel.

Cómo limpiar un sillón de piel paso a paso

Una vez que tengas todos los productos que te van a hacer falta, puedes ponerte manos a la obra con la limpieza. Sigue estos pasos para que el proceso no te cueste demasiado y consiga los resultados esperados.

  • Lo primero que tienes que hacer es retirar por completo todo el polvo y la suciedad que se haya podido quedar en los huecos del sofá. Para ello, puedes usar un plumero, aunque es mucho más cómodo si tienes a mano una aspiradora que disponga de una boquilla pequeña con la que poder limpiar todas las zonas del sofá.
  • Cuando ya no quede polvo sobre la superficie, es cuando ha llegado el momento de usar el producto especial para cuero o la solución de agua y jabón con pH neutro que va a realizar la limpieza. Para ello te aconsejamos que te sirvas de la esponja suave y que lleves a cabo la limpieza realizando movimientos circulares sobre la superficie del sillón.-
  • A cada paso que des con la esponja verás que hay una capa de suciedad que comienza a desprenderse de la superficie del sillón y que antes ni siquiera veías. Esa suciedad es la que estaba incrustada en la piel. Cuando haya aparecido por acción del jabón, usa una bayeta sintética de microfibra para ir retirándola poco a poco.
  • El paso anterior es el que más tiempo va a llevarte, pero también es el clave para que el sillón quede como nuevo. Una vez que hayas removido toda la suciedad, solo te queda tomar una nueva bayeta para secar las partes en las que haya podido quedar humedad sobre el sillón y habrás terminado.

Cada cuánto tiempo es necesario limpiar un sillón de piel

Como has podido comprobar, el proceso para limpiar un sillón de piel no es que sea demasiado complejo, aunque sí que te va a requerir algo de tiempo. Por eso, puede que estés pensando que no quieres hacer cada muy poco tiempo.
Pues bien, no va a ser necesario. Es cierto que la frecuencia con la que tengas que limpiar un sillón de piel tiene que ver con el uso que le des. No obstante, con limpiarlo una vez al año vas a tener de sobra.


Es más, hacerlo con demasiada frecuencia puede ser muy perjudicial para la piel del sillón. Ten en cuenta que la humedad y los productos que uses, por muy aconsejados que estén para la piel, pueden ser perjudiciales para la superficie del sillón. Por ello, la limpieza hay que hacerla cuando sea necesaria y no con una frecuencia demasiado alta.

Consejos para mantener tu sillón de piel como el primer día

Una de las mejores cosas que puedes hacer para alargar el tiempo entre limpieza y limpieza es seguir unos sencillos consejos de mantenimiento para que tu sofá tenga siempre la mejor apariencia.
Por ejemplo, debes retirar el polvo todas las semanas de su superficie. También es importante que una vez al año hidrates la piel del sillón. Esto se puede llevar a cabo con cualquier crema para la piel, aunque también venden productos específicos que sirven para nutrir y restaurar el brillo de los muebles que tienen piel.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Por otro lado, nunca debes dejar que el sol impacte de forma directa durante mucho tiempo sobre tu sillón de piel. Te aseguramos que los rayos del sol son de los peores enemigos del cuero. Lo que harán será eliminar por completo su brillo e incluso borrar el color natural de la piel, dos problemas que no pueden ser solucionados de ninguna forma una vez que se producen.


En resumen, limpiar un sillón de piel es más sencillo de lo que podrías haber pensado. No vas a necesitar ni productos caros ni complicadas técnicas de limpieza. A cambio disfrutarás de un sillón brillante como el primer día y que mantendrá su piel sana durante muchos años para que descanses como te mereces.

Comments are closed.