Beeping

Como limpiar los cristales

como limpiar los cristales

Los cristales se han convertido, ocasionalmente, en un verdadero quebradero de cabeza. Por mucho esfuerzo que dedicamos a dejarlos transparentes y sin ninguna marca o mancha, siempre hay algo que rompe esa armonía. Un desafío que a simple vista pareciera imposible de ser superado, pero que, en realidad, si tiene solución.

Lo primordial para conseguir ese efecto que tanto anhelamos es disponer de todos los elementos necesarios para darle ese toque de limpieza impoluta. Y no, no hablamos concretamente de tener a mano un limpiacristales y una bayeta. Por raro que parezca, algunas cosas sobran y otras faltan.

Materiales necesarios para limpiar cristales

Inicialmente necesitaremos un cubo donde introduciremos la solución acuosa que usaremos para limpiar cristales. Junto a este, también será esencial un producto limpiador. Este puede ser desde el propio limpiacristales hasta vinagre de limpieza, jabón neutro o líquido de lavavajillas.

Además, deberemos tener a mano un estropajo o esponja y dos bayetas (una para absorber el líquido restante y otra para secar el cristal). Con estos materiales podremos conseguir el efecto tan esperado, que nuestros cristales brillen y sean transparentes.

Ahora bien, los productos por si solos no conseguirán este resultado, es vital saber cómo aplicarlos.

Como limpiar los cristales para que queden perfectos

Tendremos que llenar nuestro cubo con agua tibia e incluir al compuesto vinagre de limpieza y jabón neutro. Con ello, obtendremos una fórmula sencilla, pero muy eficaz para eliminar cualquier suciedad o mancha de los cristales.

Empapamos el estropajo en la mezcla, escurriendo todo el agua sobrante, y lo llevamos al cristal. La forma de extenderlo será en movimientos de arriba abajo, para que, al pasar por encima de la suciedad se arrastre correctamente. Si el cristal donde lo estamos echando tiene marcos o picaportes es recomendable primero aplicarlo en estos.

Ahora será el turno de las bayetas. Con la primera retiramos todo el agua que este goteando y, por tanto, pueda convertirse en un impedimento para nuestra labor. No obstante, con la otra eliminamos toda mancha que encontremos y secamos, a la par, el cristal.

Como limpiar los cristales de las ventanas exteriores

A diferencia de la parte interior de las ventanas, las partes exteriores suelen presentar muchísima más suciedad. Si bien el procedimiento es el mismo, habrá que aplicar más técnicas para conseguir un buen resultado.

En este caso, usar una gamuza puede ser lo mejor para extraer todo el polvo y la contaminación que se hubieran acumulado. También puedes ayudarte de escobillas de gomas o limpiacristales extensibles cuando tu ventana esté en una zona elevada y sea un riesgo su limpieza.

Estos dos instrumentos conseguirán los mismos acabados que cualquiera de los demás materiales, dejando tus ventanas relucientes. Asimismo, se pueden aplicar diversos trucos caseros para que mantener limpios nuestros cristales no sea tan complejo.

Trucos para limpiar cristales ventanas y obtener acabados transparentes

Entre la gran variedad de métodos tradicionales funcionales que podemos encontrar esta la posibilidad de crear nuestro propio limpiacristales. La receta para obtener este líquido consiste en unir en un recipiente vacío (a poder ser de spray) 25ml de vinagre y 100ml de agua.

Para aplicarlo primero tendremos que haber limpiado con agua y jabón la ventana, así como haberla secado. Porque, sobre todo, esta solución acuosa será utilizada para repeler la aparición de polvo.

Si a este compuesto le añadimos amoniaco mejoraremos su efecto, consiguiendo que sea más efectivo contra la suciedad. Por otro lado, para obtener un brillo natural de los cristales el papel de periódico es infalible. Solo hay que enroscarlo en una bola y secar el agua con él.

En cuanto a las manchas difíciles de extraer del cristal, el quitamanchas es un buen aliado. Lo esparcimos por la mancha que queremos eliminar, lo dejamos actuar durante algunos minutos y luego pasamos sobre la mancha con un estropajo. Habrá que pasar varias veces para que se elimine cualquier resto que haya podido quedar.

Finalmente, secamos el cristal con un trapo seco y habrá quedado reluciente y como nuevo.

Como limpiar los cristales sin dejar marcas en el proceso

Los trucos que hemos comentado son igual de válidos para los espejos de toda la casa. Sin embargo, el resultado puede mejorar considerablemente si le pasamos un trapo humedecido con un poco de alcohol.

Tras ello, limpiamos los cristales como de normal y veremos como, esta vez, el brillo que refleja es mucho más intenso y llamativo. Por otro lado, si queremos facilitarnos la tarea de mantenimiento, algunos profesionales aconsejan limpiar los cristales en días nublados.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Gracias a que los rayos de sol no se reflejan, las manchas son mucho más perceptibles. Hacerlo bien temprano por la mañana también es una opción o, incluso, por la noche.

Con todo ello, para saber como limpiar bien los cristales es necesario seguir todos los consejos que se han explicado aquí. Ello unido a una frecuencia de limpieza regular que no permita la acumulación de mucha suciedad.

Sabemos lo tedioso que se hace limpiar los cristales del hogar, por ello, esperamos que este artículo te haya sido de gran ayuda.

Comments are closed.