Beeping

Cómo limpiar la mampara de la ducha: paso a paso

Cómo limpiar la mampara de la ducha

Una de las tareas más engorrosas que existen en la limpieza de la casa guarda relación con las mamparas. Sus cristales, paneles o vidrios pueden suponer un reto si no sabes bien cómo eliminar la suciedad que se ha ido acumulando en ellos.
Para facilitarte la tarea y ayudarte a eliminar la cal, el moho, las manchas de jabón, el moho y los gérmenes depositados en esta parte del cuarto de baño, vamos a mostrarte algunos trucos caseros. Así no te dará tanta pereza hacerlo cada vez. ¿Quieres saber cómo limpiar la mampara de la ducha de cal y otras manchas de suciedad?

¿Qué productos caseros utilizar para limpiar la mampara?

Antes de proceder a enumerar los productos caseros más efectivos para limpiar la mampara de tu ducha, te aconsejamos que tengas a mano una rasqueta limpia cristales de goma para pasarla rápidamente por la superficie después de ducharte. Y es que es increíble todo lo que puede hacer por ti un simple gesto como éste.

Vinagre y limón

El jabón y la cal se van acumulando en las mamparas de ducha, convirtiéndose en los responsables directos de la aparición de manchas y marcas que luego son difíciles de quitar. Ahora bien, el vinagre blanco es un remedio muy eficaz que deberías añadir en tu rutina de limpieza semanal para limpiar la mampara de cristal de la ducha.
No obstante, si deseas potenciar su efecto limpiador y obtener un aroma limpio y fresco, bastará con añadir zumo de limón. Simplemente vierte en una botella de spray la misma cantidad de agua que de vinagre blanco, y añade un poco de limón.
Lo siguiente será cubrir la superficie con esta solución y dejar que la mezcla actúe durante 20 minutos. Una vez pasado ese tiempo, sírvete de un cepillo de cerdas suaves o una esponja para frotar las manchas, enjuágalo bien con agua limpia y seca bien la superficie.

Vinagre y bicarbonato de sodio

Otra solución para saber cómo limpiar la mamparas de la ducha de cristal consiste en mezclar vinagre y bicarbonato de sodio. Se trata de un limpiador doméstico bastante habitual para limpiar todo tipo de superficies como esta.
En un recipiente de plástico vierte vinagre blanco y media taza de bicarbonato de socio. Para mezclar el bicarbonato en el vinagre utiliza una cuchara y rápidamente advertirás como entra en efervescencia, algo normal por el CO2.
El resultado será una mezcla pastosa que debes extender por la mampara con la ayuda de una esponja. Deja que repose unos 15 minutos, retira la mezcla con agua y utiliza un paño seco y limpio para eliminar cualquier rastro de suciedad.

Alcohol, amoniaco y agua

Si te preguntas cómo limpiar una mampara de ducha muy sucia en modelos de plástico, te mostramos una solución efectiva. El alcohol de limpieza es perfecto para utilizarlo en las mamparas de plástico, pero si agregas amoniaco y agua, la mezcla resulta espectacular. Lo que tienes que hacer es empapar un paño de microfibra en este producto y limpiar la mampara de arriba a abajo. Asegúrate de hacerlo siempre en la misma dirección y de utilizar otro trapo humedecido en agua para aclararlo después.
Te aconsejamos que durante todo el proceso emplees guantes y también que mantengas las puertas y ventanas del cuarto de baño abiertas para que entre el aire. Como ya sabrás, tanto el alcohol como el amoniaco desprenden un olor bastante fuerte que puede crearte una sensación de malestar.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Cómo limpiar la base de la mampara

Ahora que has aprendido cómo limpiar una mampara de cristal o plástico, no olvides limpiar también la base de la mampara para que todo luzca impecable. Para hacerlo, diluye un poco de lejía en abundante agua, y las manchas, incluyendo las más resistentes, desaparecerán. Antes de aclararlo con agua fría, deja que la lejía actúe unos minutos y en último lugar emplea un paño de microfibra para secarlo.

Es realmente sencillo y tu mampara de ducha se verá como nueva tras haber eliminado la acumulación de suciedad y cal que tanto la afeaba. Comprobar la eficacia de estos remedios caseros no te costará esfuerzo ni dinero, ¿a qué esperas para hacerlo?

Comments are closed.