Andadores para personas mayores

andadores para mayores

Cuando las personas mayores tienen problemas de movilidad es habitual utilizar andadores. Con estos sencillos aparatos pueden caminar de un lado a otro e incluso llevar a cabo tareas cotidianas. Así, les permite ganar en autonomía en casa y fuera de ella.


A medida que los años pasan, vamos perdiendo movilidad, lo que genera en las personas de edad avanzada cierta vulnerabilidad y pánico al tener que salir de casa. Los andadores, por tanto, garantizan que una persona pueda moverse más fácilmente, dotándoles de la seguridad que necesitan para potenciar su bienestar físico y emocional.

Los beneficios principales del uso de andadores

El andador para ancianos mejora su calidad de vida y algunos de los beneficios principales asociados a este sistema son los siguientes:

  • Implica seguridad y permiten la movilidad.
  • Con el andador, las personas que lo necesitan pueden andar en casa y en la calle, algo que les incita a pasear.
  • Aumenta la autoestima cuando las personas mayores recuperan parte de su libertad.
  • Se trata de un sistema de apoyo que proporciona estabilidad al que es posible agarrarse todo el tiempo para prevenir caídas.
  • La sensación de pesadez se reduce al poder descargar gran parte del peso corporal en el aparato.

Tipos de andadores

Los andadores para ancianos tienen un motivo principal como es permitir su movilidad. Ahora bien, en el mercado existen diferentes tipos para escoger el que mejor se adapte a cada caso. A continuación vamos a explicarte en qué consiste cada uno de ellos.

Andadores fabricados en aluminio

Algunos de estos andadores para mayores están fabricados en aluminio al ser un material ligero que facilita en gran medida la movilidad. También existen andadores de materiales más pesados como es el acero. Sin embargo, los andadores de aluminio resultan más recomendables para evitar que su uso genere dolores en los brazos y la espalda como consecuencia de su peso.

Andadores fijos o con ruedas

Los andadores fijos son de uso interior y permiten cierta estabilidad, siendo perfectos para las personas que presentan problemas de movilidad en las piernas. Para poder utilizarlos hay que levantar ligeramente el andador y desplazarlo un poco hacia delante, lo que implica cierta fuerza y maestría en los brazos.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

En cuanto a los andadores con ruedas, su principal objetivo es que la persona pueda desplazarse sin esfuerzo y sin necesidad de tener que levantar ligeramente el andador como el caso anterior. En el mercado existen andadores para mayores de dos, tres o cuatro ruedas. Lógicamente, conseguir mayor o menor estabilidad dependerá del número de ruedas añadidas.


Los andadores que poseen dos ruedas sólo en la parte delantera se utilizan básicamente en interior. En cuanto a las andadores que cuentan con tres y hasta cuatro ruedas resultan ideales para salir fuera de casa al no requerir fuerza para usarlos.
Eso sí, los andadores con ruedas no sirven para los suelos un tanto irregulares. No obstante, algunos modelos incluyen frenos para conceder mayor seguridad.

Andadores que llevan asiento incorporado

Algunos de estos andadores para personas mayores incluyen un asiento para que puedan hacer descansos cada vez que sea necesario. Incluso algunos diseños disponen de respaldo para añadir mayor confort.
Los andadores pueden venir con una cesta para guardar la compra o cualquier objeto imprescindible en el día a día. De esa manera, la persona no tendrá que cargar con ello, facilitando así el desplazamiento.

Andadores más anchos o más estrechos

Es posible escoger diferentes medidas de ancho dependiendo del fin del andador. Por ejemplo, si es utilizado para caminar en casa, es aconsejable contar con un andador más estrecho que quepa por las puertas. Los modelos que son más anchos resultan más dificultosos y son mucho más cómodos para utilizar en exterior.

Cuándo se hace necesario utilizar un andador

Cuando las personas llegan a una edad avanzada aparecen ciertas enfermedades y problemas de tipo degenerativo que dificultan el poder caminar con normalidad, como caídas, debilidad y cansancio, dificultades en el equilibrio, artrosis, mala coordinación, etcétera.


Como ya hemos mencionado, los andadores para gente mayor permiten que la persona que padece problemas de movilidad pueda desplazarse de un lugar a otro cada vez que lo necesite. La idea es aumentar su autoestima y seguridad, ofreciendo mayor estabilidad que en el caso de los bastones o muletas.

Consejos a la hora de utilizar andador

En un primer momento parecen sencillos de manejar puesto que no tienen ningún mecanismo tecnológico complicado. Ahora bien, las personas que utilizan este sistema necesitan un tiempo para adaptarse adecuadamente. Con esa intención, estos consejos resultan útiles para comenzar a utilizarlos:

  • En un primer momento, las personas que no están habituadas con los andadores de ancianos pueden tropezar con ellos, de ahí que sea conveniente empezar a andar manteniendo el aparato a una distancia prudencial.
  • Antes hemos hablado de la anchura de los andadores, pero también hay que tener en cuenta su altura con objeto de ajustarla a la persona mayor que lo necesita. Para facilitar este proceso existen modelos regulables que permitirán a la persona mayor utilizar su andador sin necesidad de tener que doblar la espalda, algo que puede acarrear molestias y dolor.
  • Si la persona mayor quiere sentarse en un asiento independiente, no debe utilizar el andador para apoyarse. Incluso en los modelos que no tienen ruedas, la persona puede resbalar y caer. Lo más aconsejable en esta situación es utilizar el reposabrazos del asiento como punto de apoyo.

¿Existen subvenciones en la adquisición de andadores?

En el caso de las personas mayores que padecen alguna discapacidad que les impide moverse con autonomía, las comunidades autónomas pueden subvencionar la adquisición de algunos objetos ortoprotésicos, como andadores o sillas de ruedas. Ahora bien, estas ayudas no subvencionan el importe total del aparato, sino que parte del coste deberá ser abonado por la persona interesada.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

El proceso para solicitar este tipo de subvenciones es muy sencillo. En primer lugar, el médico deberá evaluar el caso y determinar si realmente existe la necesidad de utilizar un andador. Una vez tenemos la prescripción médica, es necesario comprar el andador recomendado por el especialista. En último lugar, el usuario solicitará la devolución correspondiente acudiendo a los servicios de atención al ciudadano de su comunidad.