10 grandes películas con la tercera edad como protagonista

grandes películas con la tercera

El séptimo arte es un gran refugio para comprender la sociedad en la que vivimos. El cine estimula la intelectualidad, ayuda a conocer otras culturas, aporta saberes e invita al entretenimiento.

A través de las películas podemos entender mejor el sentido de la vida, enriquecernos al reflexionar sobre temas trascendentales y establecer empatías con los personajes de los diferentes títulos. Y no nos hace falta mucho; tan solo una buena televisión y una cómoda butaca.

En este artículo vamos a desglosar diez películas para mayores que son imprescindibles y que tienen como protagonista a la tercera edad. Encontraremos títulos de diferentes géneros: comedias, dramas, thriller, animación, etc, películas que abordarán las temáticas propias de las edades maduras.

A su vez, derribaremos el mito de que las historias para mayores son aburridas; estas son diez películas interesantes y amenas que dejan poso, perfectas para realizar un ciclo de películas sobre la vejez y hacernos preguntas sobre ella. El debate posterior es, sin duda, una gran opción si las vemos en compañía.

1. Arrugas, una de las mejores películas de animación española

Basada en el cómic homónimo de Paco Roca, Arrugas es un magnífico melodrama del año 2011 sobre la demencia conocida como alzheimer y el hecho de convivir con esta enfermedad. También es una reflexión sobre la senectud y la familia, además de un poderoso alegato acerca de la amistad verdadera. Sin ser manipuladora o lacrimógena, Arrugas desgrana la vida diaria en un geriátrico con tremenda honestidad.

Lo que allí se describe es real y fidedigno. La película, dirigida por Ignacio Ferreras, ganó numerosos premios y entusiasmó a la crítica cinematográfica. Dura tan solo 80 minutos, por lo que ofrece un visionado rápido. Para complementar el mismo, es recomendable leerse la novela gráfica e intentar descubrir las sutiles diferencias entre ambas obras.

2. Vivir (Ikiru); el cine japonés en su versión más bonita y conmovedora

Hay un fotograma mítico e inolvidable que ha trascendido a la historia del arte en Vivir, la emocionante película de Akira Kurosawa; el del funcionario Kanji Watanabe sentado en plena soledad en el columpio de su amado parque mientras aguanta una prominente lluvia. Ese balanceo refleja como pocas escenas la reflexión y tranquilidad profunda de un hombre que se sabe en los últimos días de su vida.

Esta mítica película del año 1952 invita al espectador a cambiar su día a día, a priorizar, a ser mejor persona y brindar por todo lo conseguido. A pesar de ser una historia de tintes trágicos, no deja de tener un cariz humanista con una clara moraleja: aprovechemos cada instante de nuestras vida, sintamos, vivamos.

3. El curioso caso de Benjamin Button, una emocionante alegoría sobre la vida

¿Y si la vida transcurriera al revés?, ¿y si comenzáramos nuestra andadura como personas viejas y fuésemos rejuveneciendo hasta llegar a ser unos simples bebés? Esa es la premisa de la película de David Fincher, basada en un relato del escritor F. Scott Fitzgerald.

Puro realismo mágico. El relato está contado con ternura y melancolía, y profundiza en temáticas tan humanas como el envejecimiento, el paso del tiempo, el amor y la muerte. El espectador acompaña a Button en un trayecto lleno de descubrimientos, sorpresas y despedidas. Por si todo esto fuera poco, los protagonistas de la película son Brad Pitt y Cate Blanchett, ambos en permanente estado de gracia.

4. Nebraska, una dosis de humor negro sobre la vejez

Película ideal para aquellos espectadores a los que les guste la tragicomedia. Nebraska trata sobre el viaje que realizan un padre y un hijo para ir a recoger un «premio» que les han prometido por correo ordinario, y que no es más que una vulgar estratagema publicitaria.

Su hijo sabe que es un timo, pero el trayecto juntos les servirá para ajustar cuentas con el pasado y reflexionar sobre las relaciones familiares. Alexander Payne quiso rodar en blanco y negro, quizá buscando asimilarse a las películas de antaño de Billy Wilder. Nebraska combina con atino el humor negro, el patetismo y la emotividad, en un ejercicio de equilibrio realmente complejo. Pero su gran valor reside en que la película nos invita a reconciliarnos con el pasado, a perdonarnos y perdonar; a mirar hacia el futuro con esperanza.

5. El Padre, la gran obra maestra de Anthony Hopkins sobre la vejez

Anthony Hopkins se llevó a casa el Óscar al mejor actor por esta formidable interpretación de un padre venido a menos afectado por el alzheimer. Esta película intenta meterse dentro de la persona que padece esta afección, siendo tremendamente empática con sus sentimientos.

Se encuadra dentro del género del thriller psicológico, por lo que es pertinente realizar un aviso muy importante: no es una película para todos los públicos. El final de El Padre puede dejar al espectador exhausto, pensando en cómo tratamos a nuestros mayores cuando muestran síntomas de senilidad. Pero pese a la dureza del relato, hay mucha belleza y humanidad en los personajes del padre y de esa hija que afronta su decadencia con estoicismo.

6. La última carcajada, o pasar a la vejez por el filtro del humor

El género de la comedia siempre ha ayudado a los espectadores a tratar la vejez con tintes autoparódicos, con humor, ternura y humanidad. Es lo que propone La Última Carcajada, comedia dirigida por Greg Pritikin que narra el reencuentro entre un cómico en los estertores de la vida y su representante décadas atrás, que logra convencerlo para emprender una última gira de monólogos.

Las risas están aseguradas con la dupla Chase-Dreyfuss, que muestran un gran química en pantalla en esta amable road movie. Especialmente destinada a espectadores que anhelen pasar un rato agradable con una película corta y divertida.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

7. La vida empieza hoy, el sexo en la tercera edad

Es necesario desmontar el mito de que el deseo sexual desaparece con la edad: no es siempre así. Sencillamente, la sexualidad se transforma, muta. Sobre la pedagogía sexual en edades avanzadas versa esta comedia firmada por la directora Laura Mañá sobre un grupo de mayores que asisten a clases de sexo en un centro social de barrio.

Una señora que rompe sus cadenas religiosas para autodescubrirse, un recién jubilado en plena crisis de los sesenta o una pareja que se conocen en el aula a la par que en la cama, conforman esta optimista historia que habla sobre las sensaciones y el derecho a vivir (con todas las acepciones que encierra).

Reflexiona también sobre la comunicación entre generaciones y acerca de la libertad individual. La Vida Empieza Hoy se sostiene gracias a sus notables interpretaciones especialmente inspiradas en los casos de Mariana Cordero y Pilar Bardem, y deja abierto un debate que sigue estancado y que es preciso rescatarlo con naturalidad y confianza.

8. El Hijo de la Novia, entrañable melodrama sobre lo realmente importante en la vida

A veces sufrir un susto es el detonante para marcar un punto de inflexión en nuestras vidas. Eso le pasa a Rafael, estresado gerente de un restaurante que apenas disfruta de su familia y que vive obsesionado con el dinero. Un infarto lo hace cambiar de mentalidad y querer disfrutar más de su tiempo.

Desea ver más a sus hijos y a sus padres, huir de la esclavitud laboral. Pero se encuentra con una sorpresa; su madre padece alzheimer y, en la recta final de sus vidas, su padre le pide matrimonio por la iglesia.

Es el argumento de esta estupenda película del director argentino Juan José Campanella sobre la familia y la vejez que cuenta con un Ricardo Darín superlativo como protagonista. Este bonito relato se adereza de humanidad y verdad para ponernos en el centro del debate un interrogante crucial: ¿qué cosas son realmente importantes en nuestras vidas?

9. La Gran Belleza, la cínica visión de la madurez de Paolo Sorrentino

La multipremiada película de Sorrentino es un tratado sobre la vejez en contextos endiabladamente superficiales. También una mirada a la soledad en ambientes multitudinarios.

Esta versión actualizada de La Dolce Vita encandilará a los espectadores más cinéfilos que tengan especial interés por Italia y su historia. El mensaje es claro; al final todos somos iguales cuando llega el crepúsculo, la ostentosidad no sirve para nada. Reflexiona a su vez sobre el fin de una era, subrayando que los tiempos cambian… y nos cambian.

10. Tiempo, ciencia ficción con trasfondo y sentido crítico

El género de ciencia ficción ha abordado el tema de la vejez en múltiples ocasiones. El año 2021 el director M. Night Shyamalan adaptó un cómic de Pierre-Oscar Lévy y le imprimió su magistral sello para hablarnos de la fugacidad de nuestras vidas.

Y lo hizo con una historia muy original en clave de suspense: los turistas que llegan a una isla comprueban como van envejeciendo de forma apresurada en cuestión de horas. La historia es realmente impactante, pero aún más lo es su terrible desenlace.

Es el punto final a un ranking de películas sobre la tercera edad que tiene un poco de todo; películas de diferente época, latitud, duración y género. Una oportunidad para disfrutar del cine a la vez que ordenamos nuestros pensamientos.