Beeping

Qué es la bronquitis: causas, síntomas y tratamiento en personas mayores

Qué es la bronquitis

Es una de las enfermedades infecciosas y respiratorias más comunes y, aunque no suele producir la muerte, en casos muy crónicos y combinada con otras afecciones es muy peligrosa, especialmente en personas mayores. A continuación, hablaremos de sus causas, los síntomas y los tratamientos a seguir, centrándonos sobre todo en las personas dentro de la franja de la tercera edad.

Qué es la bronquitis

Desde las fosas nasales hasta el diafragma, el sistema respiratorio posee una serie de órganos y vías aéreas que nos permiten respirar. Uno de los elementos más importantes son los bronquios, los cuales comienzan al final de la tráquea y se internan en los pulmones, convirtiéndose en los bronquiolos y alveolos. En el caso de una infección o inflamación de bronquios, estamos hablando de bronquitis. Si, por el contrario, afecta a los bronquiolos, se denomina bronquiolitis. Esta última afección es común sobre todo en niños, mientras que en adultos los casos de bronquitis son moneda común.

Causas que producen bronquitis

En cuanto a la forma de infección de la bronquitis, como hemos dicho, es una inflamación de los bronquios, concretamente de su revestimiento. La razón por que aparece esta enfermedad tiene que ver principalmente con hábitos como el de fumar o por contagio de virus como el de la gripe o resfriado. La diferencia con estas dos enfermedades es que la bronquitis tiene unos síntomas más serios y prolongados, y la infección se focaliza en los bronquios. De hecho, tras un resfriado o una gripe, siempre hay posibilidades de que sobrevenga una bronquitis.

Además, hay factores que aumentan las posibilidades de sufrir bronquitis, como padecer reflujo gástrico que irriga la zona de la garganta, o estar expuesto a sustancias perjudiciales para los pulmones. Personas que trabajan en cocinas poco ventiladas, fabricas o empresas textiles suelen tener problemas respiratorios que derivan en bronquitis.

Tipos de bronquitis

Las diferencias entre las distintas bronquitis no tiene que ver con las causas, sino más bien con su duración y síntomas.

Bronquitis aguda

Es la bronquitis más común y cualquiera puede padecerla. Básicamente, es el episodio puntual de una infección en los bronquios y se puede producir por las causas mencionadas anteriormente. Cuando se padece por primera vez, especialmente la bronquitis en adultos, es muy importante curarla bien. Una bronquitis mal curada suele ser la causa del segundo tipo de esta enfermedad respiratoria o padecer enfermedades más serias como la neumonía o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

En cuanto a la duración normal de una bronquitis, suele demorarse unas dos semanas si no es crónica y se recibe un tratamiento adecuado. En caso de tratarse durante los primeros síntomas, ese tiempo puede disminuir a unos días. Luego veremos cómo prevenir la bronquitis.

Bronquitis crónica

Como en otras enfermedades, el término “crónico” alude a persistente. Y en el caso de la bronquitis se califica así cuando la persona enferma padece los síntomas de la bronquitis crónica durante al menos tres meses al año.

Las infecciones continuas de bronquitis suelen devenir por infecciones de gripe y resfriados, estar bajo de defensas por falta de sueño, consumo de alcohol y, sobre todo, por fumar. De hecho, los fumadores suelen constituir la mayoría de los enfermos de bronquitis crónica.

Bronquiolitis

Como hemos dicho, es una afección más común en niños, aunque también se dan casos de bronquiolitis en adultos. Las causas son comunes a las que producen la bronquitis. Y en el caso de los fumadores la consecuencias pueden ser más graves ya que se pueden dañar los alveolos (encargados de intercambiar oxígeno y dióxido de carbono en la sangre) y producirse un enfisema.

Síntomas de bronquitis

Hablemos ya de los síntomas de bronquitis y la importancia de detectarlos para prevenir al máximo una infección mayor.

El primero de los síntomas de bronquitis aguda son las molestias en el pecho, concretamente en la zona central, donde se encuentran los bronquios. Ese dolor suele ser el preludio de la enfermedad y se produce cuando las paredes de los bronquios se empiezan a inflamar. En el caso de la bronquiolitis, en ese primer estadio, las molestias aparecen en los costados delanteros del pecho.

Al mismo tiempo que las molestias bronquiales, aparecen síntomas de fatiga. Hay que tener en cuenta que la inflamación de los bronquios reduce la capacidad pulmonar de asumir oxígeno y eso se traduce en fatiga, especialmente cuando se realizan esfuerzos.

La inflamación ya constituye el inicio de la infección, y es cuando el cuerpo empieza a reaccionar. ¿Cómo? Intentando expulsar los virus mediante la creación de mucosidad. Esta, entonces, va a producir sibilancias al respirar y tos para expectorarla. Si esa dificultad para respirar aumenta y aparece la fiebre, entonces estamos ante un cuadro de bronquitis aguda o una nueva infección de bronquitis crónica.

Tratamiento de la bronquitis en adultos

En el siguiente apartado hablaremos de cómo prevenir la bronquitis, pero antes, si ya se padece la infección, es importante mencionar el tratamiento más adecuado.

Medicamentos para tratar la bronquitis

A diferencia de las enfermedades provocadas por bacterias, el tratamiento no incluirá los antibióticos, nada efectivos contra los virus.

Por el contrario sí que se pueden recetar medicamentos para calmar los síntomas de la bronquitis. A saber:

  • Medicamentos para reducir la irritación de los bronquios.
  • Expectorantes para eliminar antes la mucosidad.
  • Analgésicos para la fiebre.
  • Posible uso puntual de inhaladores para abrir las vías respiratorias.

En el caso del tratamiento de una bronquitis aguda, la combinación de estos medicamentos, además de seguir unos hábitos que ahora veremos, pueden reducir la infección a la mitad.

Hábitos y remedios para la bronquitis

Durante una infección, el cuerpo utiliza mucha agua para luchar contra ella, por eso hidratarse en muy importante durante el tratamiento de bronquitis. Al mismo tiempo, si el enfermo fuma o vive en ciudades, es crucial alejarse de cualquier aire irritante o utilizar mascarilla para filtrar un posible ambiente nocivo. No hacerlo puede empeorar la bronquitis o derivar en neumonía, dolencia que sí puede causar la muerte, en mayor medida en personas mayores.

Otra de las recomendaciones para curar bronquitis es el uso de humidificadores en casa para conseguir que el ambiente sea más cálido y, sobre todo húmedo. Esto ayudará a que los bronquios no se irriten tanto y la tos no sea tan aguda.

Cómo prevenir la bronquitis

La prevención es la mejor cura para la bronquitis aguda y crónica, y conseguir reducir su aparición al máximo. Algunas recomendaciones que todos deberíamos seguir para prevenir la bronquitis:

  • Prohibido fumar. Incluso vapear, ya que también se irritan los bronquios y los debilita.
  • Mantenerse siempre bien hidratado.
  • En periodos gripales utilizar en lugares cerrados mascarilla. Durante la pandemia por COVID el uso de mascarillas ha reducido enormemente los contagios de resfriados y gripes.
  • Descansar adecuadamente.
  • Muy importante: mantener las defensas del cuerpo altas para frenar esta o cualquier infección.

No hay garantías del 100% de que, siguiendo estos consejos, se pueda prevenir la bronquitis. Pero es seguro que, si aparece, su duración será menor y se evitará que se cronifique. Ambos aspectos son especialmente importantes en personas mayores.

Bronquitis en personas mayores

Como ocurre con los adultos que padecen bronquitis, esta afección por sí misma no suele desembocar en la muerte de los ancianos, pero sí las enfermades derivadas como la neumonía y EPOC. De ahí la importancia de prevenir al máximo cualquier dolencia respiratoria: un pequeño resfriado pueden desembocar en gripe, esta en bronquitis y finalmente en neumonía.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

Tratamiento bronquitis en personas mayores

Los consejos que hemos dado anteriormente para el tratamiento de la bronquitis son también muy útiles y recomendados en personas mayores. Sin embargo, hay dos diferencias en el tratamiento que pasamos a ver.

La primera diferencia entre el tratamiento de la bronquitis en adultos y personas mayores tiene que ver con los cuidados. Si la bronquitis se ha desarrollado plenamente, una persona mayor debe estar monitorizada médicamente en todo momento. Esto se puede conseguir a través de los servicios de enfermería a domicilio u optando por ingresar al enfermo o enferma en una residencia. La estancia sería temporal para poder realizar el tratamiento de la bronquitis con mayor eficacia.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es el suministro de oxígeno en todo momento. En casos de enfermos con otras dolencias respiratorias como asma, no está de más que duerman con oxígeno para evitar saturaciones de oxígeno durante la noche.

Comments are closed.