Beeping

¿Por qué son beneficiosas las relaciones intergeneracionales? Te lo explicamos

beneficiosas las relaciones intergeneracionales

Nadie duda de que, por naturaleza, las personas solemos relacionarnos preferiblemente con nuestros iguales. Y más concretamente, con personas de nuestra misma edad. Sin embargo, también resulta muy positivo abrirse a otras personas con las que tenemos una importante diferencia de edad. En estas líneas te explicamos qué son las relaciones intergeneracionales y qué beneficios generan para todos.

Qué son las relaciones intergeneracionales

Las relaciones intergeneracionales son aquellas que se producen entre personas de distinta generación, entendiendo ‘generación’ como los miembros de una franja de edad equivalente a la idea de abuelos, padres, hijos y nietos. En concreto, el término ‘relación intergeneracional’ suele emplearse habitualmente para referirnos al contacto duradero y enriquecedor entre jóvenes y mayores, el equivalente a nietos y abuelos.

5 beneficios para mayores de las relaciones intergeneracionales

Muchos son los beneficios de las relaciones intergeneracionales entre jóvenes y mayores. Estos son cinco de los más importantes para estos últimos, que siempre agradecerán de manera muy especial que ésta se produzca.

Mantener la autoestima alta

Cuando se llega a la tercera edad, muchas personas tienden a pensar que son menos ‘útiles’, pues ya no están en el mercado de trabajo y ya no tienen la misma energía para realizar determinadas actividades. Sin embargo, tienen mucha sabiduría que transmitir, y eso ayuda a las personas mayores a mantener su autoestima alta.

Estar en contacto con jóvenes obliga, inevitablemente, a mantener el cerebro activo. Tratar de entender su tecnología, seguir el ritmo dinámico de sus razonamientos o simplemente participar en una charla son buenos antídotos para combatir la pasividad a la que muchos mayores se ven abocados. Por otro lado, hablar de los recuerdos del pasado también es una sencilla y gratificante manera de hacer trabajar el cerebro.

Hacer aflorar el buen humor

Los jóvenes, por naturaleza, suelen tener un carácter alegre y jovial. Por ello, si los jóvenes están cerca de los mayores les ‘contagiarán’ algo de su alegría. Un chiste, una broma o una ocurrencia será suficiente para sacarles una sonrisa, y eso ya es un gran logro.

Todos los expertos indican que la soledad es una de las grandes lacras de nuestra sociedad, especialmente entre los ancianos. Por ello, las relaciones intergeneracionales contribuyen a que las personas mayores se sientan menos solos. A veces, ni siquiera es necesario hablar: una caricia, una mirada o la sola presencia de un joven ya hará más feliz a una persona mayor.

Actualización de saberes

El mundo avanza muy rápidamente. Y en cuestión de años, una persona que no actualice mínimamente sus conocimientos puede sentirse al margen de la sociedad. Por ello, las relaciones intergeneracionales son útiles para que los mayores se pongan al día en pequeñas cuestiones como el uso de ciertos aparatos, determinadas normas públicas o simplemente las noticias de nuestro alrededor.

5 beneficios para jóvenes de las relaciones intergeneracionales

No solo las personas mayores salen beneficiadas de las relaciones intergeneracionales: también los más jóvenes tienen mucho (y muy positivo) que extraer de este intercambio enriquecedor. Estos son 5 ejemplos.

Aprender de quienes más experiencia tienen

Las personas mayores se han enfrentado con anterioridad a retos que los jóvenes están afrontando o están a punto de hacerlo. Son desafíos de la vida que, aunque hayan ocurrido en circunstancias distintas, otorgan a los mayores una experiencia muy valiosa. Es el caso de comprar una casa, criar a los hijos, superar una ruptura sentimental o afrontar la pérdida de un familiar, de modo que los jóvenes pueden y deben escuchar con atención para tomar buena nota de cómo ellos lo hicieron en su momento.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

Desarrollo de la responsabilidad social y familiar

En las sociedades, todos nos necesitamos. Y para que salgan adelante de manera armoniosa, cada uno tiene que poner su granito de arena. Pero no cabe duda de que los mayores necesitan a los jóvenes para garantizar una adecuada calidad de vida en esta etapa… de la misma manera que los jóvenes, cuando sean mayores, necesitarán a los jóvenes del futuro para lo mismo. Por ello, una relación intergeneracional ayuda a desarrollar esa responsabilidad social y familiar tan necesaria.

Aprender a relativizar lo que pasa en redes sociales

En un mundo tan tecnológico, tan inmediato, tan virtual y tan efímero, resulta muy útil para los jóvenes saber que lo importante reside en otras cosas. El amor, la naturaleza o el esfuerzo son valores que nuestros mayores no aprendieron a golpes de ‘like’, sino en la vida real, besando a sus seres queridos, tocando con sus manos el agua fresca de los ríos y superándose cada día en el trabajo. Por ello, estar cerca de nuestros mayores ayuda a relativizar todo lo que pasa en las redes sociales.

Madurez para afrontar la realidad de la vida

El conocimiento, la investigación y la tecnología a veces dan una falsa sensación de seguridad a los jóvenes, que consideran que las enfermedades y la muerte no van con ellos. Pero estar cerca de los mayores, que están en el tramo final de sus vidas, les aporta un baño de realismo y madurez para afrontar lo que vendrá más adelante.

Aprender a valorar los derechos tienen

Los jóvenes pueden pensar que los derechos que tienen han caído del cielo, pero no es así: los lucharon y los consiguieron nuestros padres y abuelos. Derechos laborales, derechos civiles, derechos electorales… Escuchar sus historias y mantener vivos sus logros es el mejor homenaje que se les puede hacer.

Como ves, todo son beneficios en las relaciones intergeneracionales y, además, son un síntoma claro de la dignidad y buena salud de una sociedad. Si tienes cerca a una persona mayor, en especial de tu familia, haz todo lo posible para que ese vínculo sea lo más sólido posible.

Comments are closed.