Fisioterapia geriátrica: beneficios para personas mayores

Fisioterapia geriatrica

Este término y los beneficios de la fisioterapia, generalmente, se asocian a la recuperación de lesiones. Sin embargo, esta terapia física va mucho más allá y también está recomendada para la prevención de esas lesiones y, sobre todo en personas mayores, para recuperar la movilidad perdida por el paso de los años y la inactividad física.

En el último caso hablamos de fisioterapia geriátrica. Nos ocupamos de ella a continuación y de sus beneficios para personas mayores.

Qué es la fisioterapia geriátrica

También llamada terapia geriátrica, es una rama de la medicina que se especializa en las técnicas de prevención y rehabilitación física en el adulto mayor.

Al mismo tiempo, hay que destacar que, a diferencia de la fisioterapia clásica, esta terapia para adultos mayores suele aplicarse de forma constante, por ello también se puede utilizar el término de terapia ocupacional.

Objetivos de la terapia geriátrica

De forma general, ya hemos dicho que esta terapia fisica en adultos mayores se centra en la prevención y rehabilitación de problemas físicos. En base a esta separación, podemos concretar un poco más en sus objetivos.

Terapia adulto mayor para la prevención

Muchas de las dolencias físicas que poseen los mayores no están derivadas de caídas o lesiones, sino de hábitos posturales o inactividad física. La terapia geriátrica lo tiene muy en cuenta y ha desarrollado con los años planes y tratamientos que se enfocan en:

  • Combatir la falta de actividad física de forma paulatina y personalizando las actividades a cada usuario o paciente.
  • Fortalecer músculos para evitar otras lesiones en el cuerpo.
  • Recuperar o aumentar la flexibilidad para facilitar los movimientos de los usuarios.
  • Realizar ejercicios para mejorar la sensibilidad motriz.
  • Junto al fortalecimiento muscular, la fisioterapia en el adulto mayor sano también se encarga de mantener la salud en articulaciones para retrasar dolencias como la artrosis.
  • Otro objetivo muy importante de la fisioterapia en adultos mayores es trabajar la coordinación y el equilibrio. Con ello se consigue mejorar la movilidad de los ancianos y evitar que sufran caídas.
  • La fisioterapia geriátrica también es capaz de ayudar a la mejora del funcionamiento del sistema digestivo con ejercicios variados y adaptados a las personas mayores.
  • Por último, en muchos casos la fisioterapia geriátrica es capaz también de diagnósticar problemas físico de cualquier orden, incluso tumores.

Fisioterapia en geriatría para rehabilitación

Además de los servicios sanitarios como la cirugía, la terapia física para adultos mayores es esencial, crucial para una rehabilitación máxima. Es cierto que en personas mayores, debido a algunas intervenciones quirúrgicas o lesiones, la recuperación puede llegar a no ser total, pero alcanza tantos por ciento de rehabilitación que permiten a los usuarios continuar realizando una vida normal y no perder la actividad física.

Junto a esto, el periodo de rehabilitación también permite a los ancianos -en base a los puntos destacados en el apartado anterior- aprender a prevenir nuevas caídas o ganar en autonomía con los distintos ejercicios que se realizan.

Beneficios de la fisoterapia geriátrica

Junto a los que se derivan de la prevención y rehabilitación de la terapia física en el adulto mayor, hay otros de carácter más intangible pero muy importantes que merece la pena mencionar:

  • Los mayores se sienten más seguros a la hora de realizar actividades cotidianas como ir a caminar. Y eso les permite realizar más ejercicio.
  • Lidiar con la vejez no es fácil, pero si se cuenta con buena salud la autoestima mejora y se reducen las posibilidades de caer en la depresión.
  • Contar con mayor libertad de movimientos y fuerza muscular también facilita realizar actividades grupales y mejorar la vida social.
  • Ese buen estado de salud favorece el sueño, esencial para evitar dolencias como las contracturas.
  • Se evita en gran medida el estrés y la tensión mental, males que pueden aumentar la demencia senil.
  • Ayuda a no ganar peso.
  • Muy importante: reduce las posibilidades de desarrollar otras enfermedades como las cardiovasculares al mejorar la circulación sanguínea en todos sus órdenes.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Servicios de fisioterapia geriátrica en domicilios

El último gran reto de la fisioterapia geriátrica es proporcionar mayores y mejores servicios a domicilio. Para ello, son muchos los centros de formación que apuestan por cursos de capacitación para profesionales de la fisioterapia tradicional que se quieren especializar en terapias físicas para adultos.

Además, si tenemos en cuenta el aumento de empresas que ofrecen estos servicios a los usuarios, esa formación tiene unas salidas laborales cada vez mayores.

Beneficios de la terapia geriátrica a domicilio

En relación a este último punto, contar con servicios de geriatría a domicilio provee al usuario de todavía más beneficios que disfrutar de esos servicios en una residencia. La razón principal es que permite al mayor alargar su estancia en casa, con todo lo que ello implica a nivel emocional.

Tampoco hay que olvidar que estos servicios se pueden personalizar al máximo, tanto en tipos de tratamientos a aplicar como en duración y periodicidad de los mismos. Así, una persona mayor puede recurrir a los mismos -incluso cuando esté sana- para recibir un diagnóstico de posibles dolencias o puntos débiles en su salud a nivel físico. A partir de ahí, sólo es cuestión de planificar los cuidados y ejercicios para evitar perder movilidad o salud en general.

Para terminar, en el caso de haber sufrido una intervención quirúrgica o lesión y necesitar rehabilitación, la opción de recibirla en casa de manos de un profesional también presenta grandes ventajas. Una de ellas es el ahorro considerable en el coste que supone una estancia en residencia privada. El otro, poder seguir viviendo en casa y junto a los familiares.