Estas son las canciones que cantaban nuestros abuelos

canciones que cantaban nuestros abuelos

La música es una de las mayores expresiones culturales de un país. Y cada generación tiene la suya, que les une por encima de cualquier otra diferencia. La generación de nuestros mayores tiene su propia música, que adquiere todavía más fuerza si se escucha hoy con ellos. Por eso, en este post te mostramos las mejores canciones para los abuelos porque son, sencillamente, las que escuchaban en sus tiempos mozos.

¿De qué época estamos hablando?

Antes de mostrarte nuestro ‘Top 10’ de canciones para abuelos, conviene acotar temporalmente el periodo del que estamos hablando. La horquilla es amplia y va desde los años 40 a los 60, es decir, para aquellos que nacieron entre los años 30 y los 50. Estamos hablando de un periodo duro para todos, la posguerra española y los primeros tiempos del franquismo. Pero era también una época en la que se necesitaba poco para ser feliz: bastaba una buena canción para alegrar el día. Ese era el poder de la música de entonces, y el don de nuestros mayores.

Una lista con las 10 mejores canciones de los abuelos

Por supuesto, cualquier lista es subjetiva y cada abuelo tenía sus propias preferencias de joven. Pero lo que es indudable es que todos habrán escuchado en mayor o menor medida las siguientes canciones, ordenadas por orden de lanzamiento:

  • Chotis del Pichi: en los años 40 hubo una gran exaltación del folclore. Ejemplo de ello es este chotis madrileño que, no obstante, resulta muy moderna en nuestros oídos actuales por su ácida crítica al proxenetismo
  • El emigrante: para muchos, los 40 fueron tiempos de emigración a otros países. Y todos los que abandonaban España llevaban en su equipaje y en su cabeza esta mítica canción de Juanito Valderrama
  • Soy minero: quienes decidían quedarse, debían afrontar unas condiciones de trabajo duras. Por ello, muchos se identificaban con esta canción de Antonio Molina, aunque no fueran mineros exactamente
  • Pena, penita, pena: la copla andaluza se extendió por todo el país como el género más popular. Y Lola Flores, como la Faraona gitana más carismática. Esta puede ser, sin duda, su mejor canción
  • Coplillas de la divisa: a mediados de los años 50, la situación económica empezaba a mejorar, en parte por las ayudas norteamericanas del Plan Marshall. Y esta canción, banda sonora de Bienvenido Mister Marshall, es el mejor himno de ese periodo
  • Tómbola: los 60 fueron años de boom económico y demográfico, y también de alegría generalizada. Esta canción de Marisol es todo un símbolo de una nueva época en la que primaban las ganas de vivir
  • 15 años tiene mi amor: en esas ganas de vivir había, como no, grandes deseos de enamorarse. Y los que mejor cantaron esa emoción fueron el Dúo Dinámico, con éxitos como este
  • Mis manos en tu cintura: aunque si de enamorarse se trata, sin duda esta canción de Adamo habrá unido a muchas parejas. Una propuesta para cantar y bailar bien pegadito…
  • Chica ye ye: con un punto de rebeldía, Concha Velasco se aupó a lo más alto de las listas con este hit, que todavía hoy sigue sonando en muchas plazas y fiestas populares
  • La la la: cerramos este listado de canciones de antes con nuestro primer gran éxito internacional, una canción de Massiel que dio a España la victoria en el festival de Eurovisión de 1968

Beneficios de la música para mayores

La música tiene muchos beneficios, para personas de todas las edades, pero en especial para los mayores. A continuación te mostramos cuatro de los más importantes.

Genera felicidad

La música hace sentir mejor a las personas. Y si se trata de canciones para abuelos, resultan muy efectivas para traer al presente buenos recuerdos: los de la juventud o incluso los de la infancia, que como decía Miguel Delibes, es la verdadera patria de una persona. Pero esto tiene una explicación científica: al escuchar música, el organismo genera serotonina, que recibe el nombre de ‘hormona de la felicidad’.

Fomento de la memoria

Una canción del pasado tiene la capacidad de hacernos recordar episodios de nuestra vida. Por tanto, es una manera inconsciente de ejercitar la memoria, en ese esfuerzo por reconstruir cada situación con la mayor fidelidad posible.

Ejercicio físico, con baile

Si una canción va acompañada de baile, los beneficios se multiplican exponencialmente, puesto que entra en juego el ejercicio físico. Tonifica músculos, combate el sedentarismo, mejora la capacidad pulmonar, mantiene a raya el colesterol malo y el azúcar en sangre… y otras muchas ventajas que se pueden asociar a ello.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Una actividad social

Bailar con canciones de antes o simplemente escucharlas en compañía de otras personas supone un ejercicio social que ayuda a combatir la soledad. Si la música que suena tiene relación con la biografía de cada uno, saldrán a colación anécdotas e historias que unen a las personas, tanto entre los mayores como entre personas de distintas generaciones.

Cómo hacer sonar estas canciones

Por los beneficios arriba citados y por otros muchos, la música se utiliza en ámbitos muy diversos: desde hospitales y centros de salud mediante la musicoterapia hasta centros de mayores para crear un buen ambiente. Existen formas muy distintas de hacer sonar canciones para jubilados y abuelos, y algunas de las más ingeniosas son:

  • El juego de adivinar la canción, con solo escuchar unos segundos de la misma
  • Terapia musical: con ello, cada participante debe expresar las emociones que le genera una determinada canción
  • El juego de las estatuas: un clásico entre niños y también, por qué no, entre mayores, que deben bailar al son de la música pero detenerse cuando la música se pausa

Sin duda, la música es una estupenda aliada en nuestras vidas, y también en el cuidado a los mayores. Por eso, en tu playlist no debería faltar nunca una buena lista de canciones para los abuelos, que será siempre un exitazo.