Beeping

Cómo limpiar una habitación

Cómo limpiar una habitación

Limpiar una habitación desordenada puede parecer una tarea abrumadora, pero si preparas un plan simple, puedes limpiar a fondo y en un tiempo récord. Te sugerimos que, antes que nada, evalúes el cuarto y el tiempo que necesitas para involucrarte realmente en el proceso. ¡Puedes hacer mucho en poco tiempo, si lo planeas bien!

Cómo limpiar una habitación a fondo: hoja de ruta básica

  • Primero, coge una bolsa de basura y recoge todo lo que haya que tirar y que esté esparcido por la habitación. Deshacerse de estos restos evitará derrames inoportunos o ensuciar la ropa de cama mientras limpias.
  • Luego, en el caso de ser un dormitorio, cuida la cama. Una bonita colcha y almohadas ordenadas marcan el tono de toda la habitación. Si tienes tiempo para cambiar las sábanas, hazlo primero. De lo contrario, sacude la colcha o edredón en un trozo del piso, para refrescarlo antes de hacer la cama.

    Si tu cabecero permite contener elementos, como marcos de fotos o libros, podrás alinearlos ordenadamente después de la limpieza.
  • Quita las cortinas y llévalas a la lavadora. Esto no hace falta que lo hagas todos los días, pero como acumulan mucho polvo, es recomendable lavarlas todos los meses.
  • Pon el desorden en su sitio. Endereza los artículos de la mesita de noche, como lámparas y figuritas, y si hay algo de cocina, como tazas o cucharillas, devuélvelos al lugar que les corresponde. Coloca la ropa sucia en el cesto de la lavadora o, si está limpia, colócala en el armario debidamente.

    Si tienes artículos de otras habitaciones por en medio, comienza una pila de clasificación que puedas quitar y tratar más tarde. Queremos que la habitación esté limpia y no jugar a adivinar “¿a dónde va esto?”.
  • Limpia el mobiliario con bayetas de microfibra para el polvo. Funcionan muy bien para desempolvar muebles, televisores, estanterías y marcos de cuadros, sin necesidad de ningún producto en espray adicional.
  • Aspira o barre el suelo. Este es un paso esencial, ya que en estas estancias se deposita mucho polvo y pelusas. Una carrera rápida por la habitación será efectiva y, si tienes tiempo, dale dos vueltas.

Para ser eficaz, comienza en una esquina de la habitación y avanza alrededor de ella en una dirección. Si te mueves sin rumbo fijo, puedes perder el foco. Además, trata de atacar una tarea cada vez, en lugar de hacer varias simultáneamente. Si no tienes tiempo para aspirar o desempolvar las persianas y lo intentas de todos modos, dejándolo a medias, no completarás bien el trabajo.

Cómo limpiar el aire de una habitación

Este paso es previo a iniciar la limpieza de cualquier estancia del hogar desde siempre, pero ahora, debido a la propagación constante de virus de SARS-COV-2 (el virus que causa el COVID-19), la ventilación adecuada del dormitorio resulta imprescindible.

A continuación, te mostramos varias formas con las que llevar aire fresco del exterior a tu habitación:

  • Si es seguro hacerlo, abre puertas y ventanas tanto como puedas para que entre aire fresco del exterior, un mínimo de 15 minutos. Si bien es mejor abrirlas de par en par, cuando la climatología no lo permita, incluso tener una ventana entreabierta puede ayudarte.
  • Si puedes, abre más puertas y ventanas en la casa para permitir que circule el aire fresco.
  • No abras puertas y ventanas si hacerlo no es seguro para ti o para los demás (por ejemplo, presencia de niños pequeños o mascotas, riesgo de caídas, desencadenamiento de síntomas de asma por alergias, altos niveles de contaminación exterior, etc.).
  • Si abrir ventanas o puertas no es seguro, considera otros enfoques para reducir las partículas de polvo, gérmenes o virus en el aire, como los filtradores y purificadores.
  • Usa ventiladores para mover partículas desde el interior de tu habitación hacia el exterior. Considera usar un extractor de aire de ventana, si tienes uno. Asegúrate de que está colocado de forma segura.

    Otra opción es colocar un ventilador lo más cerca posible de una ventana o puerta abierta, soplando hacia el exterior, no dejándolo nunca desatendido si tienes niños pequeños.

¿Es necesario voltear o rotar el colchón?

Aunque en la actualidad, las innovaciones recientes en el diseño de colchones eliminan la necesidad de tener que rotarlos y voltearlos con regularidad, esta antigua costumbre aún puede ayudar a prolongar su vida. Hacer esto por tu cuenta puede ser engorroso y difícil, pero con algunos trucos y técnicas, no tendrás que preocuparte por comprar un colchón nuevo durante mucho tiempo.

Tras despejar el área de elementos frágiles, desliza la cama a una distancia corta de las paredes para evitar dañarlas. Quita sábanas, colchas y mantas, y coge el colchón por una esquina. Levántalo ligeramente y arrástralo, para que la parte inferior quede hacia el lado izquierdo o derecho.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Agarra tu colchón nuevamente por la esquina y comienza a deslizarlo, para que la parte inferior ocupe su nuevo lugar en la cabecera de la cama. Puedes voltearlo si quieres, una vez completada la rotación.

Cómo limpiar una habitación muy sucia: detalles por los que no debes pasar de largo

  • La basura, los platos y otros elementos indeseados.
  • La ropa sucia.
  • Los anillos de bebida y las adherencias de los muebles.
  • Áreas que comúnmente se pasan por alto: la parte inferior de los muebles, los cabeceros, las puertas, los espejos, los marcos de las paredes, los interruptores de luz y los ventiladores de techo.
  • Las persianas, los rieles y marcos de las ventanas, así como los cristales y los zócalos.
  • Los bordes, rodapiés y esquinas de la habitación.
  • Las manchas y polvo de las paredes.
  • Las alfombras y cortinas.

Cómo limpiar una habitación de hotel: los lugares que más gérmenes acumulan y cómo desinfectarlos

Aunque el servicio de limpieza haya pasado ya por tu habitación de hotel, apartamento o casa de la playa, no confíes en que la desinfectaron adecuadamente o en que estuvieron en todos los lugares que podrían haber sido contaminados por un huésped anterior. Si planeas pasar la noche allí, esto es lo que debes limpiar para protegerte tú y a tu familia.

El mando de la televisión

Los botones del control remoto han sido tocados por varios cientos de personas en cualquier habitación de hotel y, sin duda, es el lugar que más gérmenes esconde entre sus botones elevados y grietas. Últimamente, las cadenas hoteleras ponen a disposición de sus clientes mandos con el frente liso, mucho más fáciles de desinfectar; pero si este no es el caso, lo mejor es desinfectarlo primero con una toallita específica para ello y, después, deslizarlo en el interior de una bolsa con cierre zip. Así evitarás contaminarte de los posibles residuos, bacterias o virus de huéspedes anteriores.

El cuarto de baño

Limpia el botón de descarga del inodoro, las manijas de los grifos del lavabo y de la ducha, y cualquier otra cosa que puedas tocar. Considera rociar el asiento del inodoro y el área del lavabo con un espray desinfectante.

Trata esa ducha como las del vestuario de un equipo de rugby. Considera usar chancletas o zapatos para la ducha, especialmente si tienes un corte en el pie. Y si hay una bañera, renuncia a la idea de sumergirte en el agua caliente.

Si el hotel ofrece vasos de vidrio y tazas de café en lugar de vasos desechables de plástico envueltos, colócalos en agua muy caliente durante unos minutos, antes de usarlos. Esto debería matar la mayoría de los gérmenes, en vasos que no se lavaron correctamente.

Interruptores de luz, manijas de puertas y más

Todo lo que toques al entrar en la habitación debe limpiarse con toallitas desinfectantes. Usa una toallita nueva en cada superficie para evitar la propagación de gérmenes. Esta lista debe incluir: las manijas y las cerraduras de las puertas, los interruptores de luz, las mesitas de noche, la cafetera, el mini refrigerador y todas las superficies planas donde puedas colocar algo: el libro que estás leyendo, tus gafas, etc.

Limpia también las varillas de las cortinas, pues puede que el servicio de limpieza nunca las haya limpiado.

Luego tira las toallitas y lávate las manos en el lavabo del baño recién desinfectado.

La alfombra

No es necesario que lleves un limpiador de alfombras. Lleva tus pantuflas en su lugar. O mantente en tus calcetines.

Mientras no tengas un corte en los pies, no es probable que recojas nada peligroso, pero la alfombra es otra gran fuente de gérmenes. Evita el contacto de la piel con la alfombra.

Mobiliario hotelero

Es aconsejable poner una toalla sobre la silla, antes de sentarte. Es imposible saber quién más se sentó allí y qué vestían (o no), en ese momento.

Cómo limpiar una habitación de coronavirus

Si eres una de los millones de personas que han tenido COVID-19 recientemente, es posible que te preguntes cómo debes limpiar tu habitación después de salir del aislamiento. Aunque este virus no se propaga principalmente a través del contacto con superficies contaminadas, el riesgo de contagio no es cero y es útil desinfectar las superficies con las que estuviste en contacto, cuando pasaste la enfermedad. Una limpieza a fondo con desinfectantes adecuados ayudará a proteger a quienes te rodean.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Aquí hay algunas cosas prácticas que puedes hacer:

  • Usar guantes y mascarilla al limpiar.
  • Usar un desinfectante apropiado.
  • Desinfectar todas las superficies de “alto contacto”, como las manijas de las puertas y llaves de la luz.
  • Lavar toda la ropa, tuya y de cama, con la programación de agua más caliente adecuada y, después, secar los artículos por completo. Para minimizar la posibilidad de dispersar el virus por el aire, no sacudas la ropa sucia.
  • Abrir las ventanas por completo, para renovar el aire.
  • Desechar toda la basura
Comments are closed.