Beeping

Como limpiar los fogones de cocina

como limpiar quemadores de cocina

Aunque pueda parecer extraño, aún existen un gran número de personas que siguen cocinando en cocinas de gas. El motivo de ello en muchas ocasiones gira en torno los beneficios que se obtiene al usar este tipo de cocinas. Por un lado, son muchísimo más efectivas que otras como la vitrocerámica o las de inducción.

Asimismo, se controla más eficientemente el fuego y es más seguro cocinar con ellas. Dejarse un fogón puesto es muy visible, pero, a lo mejor, el de una vitrocerámica no. Y, por último, los alimentos conservan mucho mejor su sabor original, ya que se cocinan de forma distinta.

No obstante, más allá de todas las ventajas que puedan ofrecer estos quemadores, la limpieza es otro mundo. Por ello, en este artículo te explicaremos como limpiar fogones de gas para que siempre los mantengas como nuevos.

Como limpiar los quemadores de cocina de gas fácil y rápido

No cabe duda de que estos dispositivos se ensucian continuamente y, por tanto, deben ser limpiados al mismo ritmo. Para ello, hay diversas formas muy prácticas de hacerlo.
Una de ellas es emplear vinagre y agua para extraer todas las manchas y restos de suciedad que hayan podido generarse. Para aplicar esta mezcla hazlo con los fogones apagados y extraídos de su lugar.

Los fogones funcionan mediante un sistema de orificios que es por donde se cuela el gas que luego prende. A veces, la suciedad se introduce en ellos y los obstruye. Así, aprovechando el momento, puedes usar una aguja o un palillo para liberarlos de cualquier suciedad que les hubiera entrado.

Posteriormente, usa la mezcla de un cubo de agua tibia con un vaso de vinagre para limpiar los quemadores de gas. La forma correcta de limpiarlos es introduciéndolos en este recipiente y dejarlos reposar durante varias horas. Luego, con un estropajo con jabón neutro frótalos suavemente.

Consiguientemente, sólo deberás asegurarte de que extraer cualquier resto de la mezcla y de que se sequen correctamente. Este paso es muy importante para no desestabilizar el correcto funcionamiento de los fogones. Si se quedara agua en alguno de los orificios, la ignición del gas no funcionaría como de normal y podría causar problemas.

Como limpiar los fogones con amoniaco y una bolsa hermética

No hay que olvidar, en ningún momento, que el amoniaco es un producto químico, por lo que habrá que tener mucho cuidado al manipularlo. Deberemos protegernos las manos para no tocarlo directamente y, tras usarlo en los fogones, asegurarnos de retirar todos los restos.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Más allá de los riesgos que suponga, no se le puede negar su impecable función desengrasante. Ahora bien, ¿cómo limpiamos nuestros fogones usando este producto? Fácil. Tendrás que meter en una bolsa hermética los quemadores de gas que quieres limpiar. Junto a los mismos, añadirás 4 cucharadas de amoniaco en polvo.

Cuando lo hayas hecho, cierra bien la bolsa y comienza a agitarla tantas veces como creas necesario. Déjalo reposar durante al menos media hora y luego extrae los fogones para enjuagarlos en agua y jabón neutro.

Seca completamente los quemadores de gas y devuélvelos a su lugar original. Si has realizado todos los pasos correctamente, la grasa debería haber cedido ante el amoniaco.

Como limpiar quemadores de cocina: múltiples métodos que te harán la vida más fácil

Además de los dos trucos estrella que te hemos citado anteriormente, existen muchos otros. Algunos de ellos son realmente eficaces y de rápido efecto. Están pensados para retirar toda la suciedad y grasa que pueda acumularse en estos elementos de la cocina.

Uno de estos métodos sería la composición de bicarbonato de sodio con peróxido de hidrógeno. Su aplicación consiste en espolvorear los fogones con bicarbonato y, seguidamente, rociar con el líquido de peróxido la misma superficie. Al entrar en contacto con la grasa empezará a deteriorarla y sólo tendrás que usar un paño húmedo para extraer todas las manchas.

Otro remedio que funciona con bicarbonato de sodio es el vinculado con la sal de mesa. Al unir en un recipiente la mitad de sal y bicarbonato con agua, se genera un compuesto denso. Este debe ser impregnado en un trapo y extenderlo sobre las partes que estén sucias.

Puedes dejarlo actuar durante un rato y luego terminar de limpiar los fogones. O, directamente, retirar la suciedad. Al igual que este método, existe otro muy similar, pero usando limón en vez de sal. En dicho caso, se espolvorea el bicarbonato sobre los fogones y se empapa esta superficie con jugo de limón.

Usando una bayeta mojada se procede a eliminar todos los restos que se hayan generado. Gracias a las propiedades antibacterianas del limón, el área por donde lo extiendas también será desinfectada.

¿Quieres hacer una limpieza mucho más rápida por el momento? Pues solo necesitarás utilizar un poco de agua. Esta deberá ser puesta en una olla y llevada a ebullición. Cuando este hirviendo puedes introducir los quemadores de gas en donde el agua o verter el agua en el lugar donde esté la suciedad.

Espera a que se enfríe toda la zona que haya sido mojada y, luego, hasta la suciedad más difícil debería salir con facilidad. Se trata así de un truco casero muy ecológico, barato y rápido de aplicar.

Además de todos los métodos mencionados hasta ahora, existen muchos otros. No obstante, los más eficaces y extendidos son los que ya te hemos mencionado.

Como limpiar quemadores de gas con productos fabricados para ello

Lo bueno de los remedios caseros es que son baratos y muy respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, su efecto no siempre es el mejor. Será en esos casos en los que una mancha no sale con ningún método mencionado, cuando entren en juego estos productos.

Su elaboración ha sido pensada para poder eliminar cualquier tipo de mancha o superficie grasosa. Se trata de los quita grasas especializados y los desinfectantes de cocina. Muchas personas se decantan por ellos porque son efectivos y rápidos de usar.

Su modo de uso es pulverizar en los quemadores de gas el producto y dejarlo actuar por, al menos, 5 minutos. Pasado el tiempo, los químicos habrán debilitado la capa de grasa y solo tendrás que pasarle un trapo humedecido. Junto a ello, será vital enjuagarlos con agua tibia para asegurarnos de que no se queda ningún resto del líquido en los fogones.

Por su parte, el desinfectante también puede utilizarse sobre toda la cocina de gas para eliminar todos los gérmenes que haya por la zona. Será una forma de mantener el área limpia y en buenas condiciones. De lo contrario, una mala salubridad puede provocar que se deteriore más fácilmente.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

La limpieza de este tipo de cocina no está muy extendida por internet, por ello, esperamos que nuestro artículo te haya servido de gran ayuda.

Comments are closed.