Beeping

Cómo limpiar las ollas: paso a paso

Cómo limpiar las ollas

Es posible que alguna de tus ollas tenga la base negra. Con el paso del tiempo, lo habitual es que la grasa se vaya acumulando en el fondo, pero puedes salvarlas empleando remedios caseros. Sigue leyendo y descubre cómo limpiar las ollas por dentro y por fuera.

Productos naturales para limpiar las ollas

Seguramente que en más de una ocasión se te ha quemado el fondo de la olla al cocinar un alimento o calentar leche. Son situaciones que no se pueden evitar. Lo cierto es que limpiar esa capa quemada puede resultar una tarea tediosa. Además, es preciso utilizar los productos adecuados para no deteriorar aún más el material. Desde aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Agua caliente y jabón lavavajillas

Si te preguntas cómo limpiar las olas quemadas, puedes echar agua caliente en el fondo y añadir un chorro de jabón lavavajillas. Después, calienta la olla a baja temperatura y deja que actué unos minutos. Esta tarea tan sencilla hará que la suciedad se despegue fácilmente.

Bicarbonato y vinagre blanco

Otra de las soluciones que te llevará a saber cómo limpiar el fondo de las ollas de forma efectiva consiste en mezclar bicarbonato con vinagre blanco. Simplemente debes mojar la olla y cubrir la base con bicarbonato. Añade unas gotas de vinagre y deja que actúe varios minutos. A continuación frota toda la superficie con ayuda de un estropajo de aluminio para que la suciedad se desprenda con facilidad.

Bicarbonato y limón

Si también te estás preguntando cómo limpiar las ollas de acero inoxidable por fuera, el bicarbonato podrá eliminar cualquier residuo. Mójalo con un poco de agua para formar una pasta y aplícalo en la superficie, después frota medio limón y la capa quemada saldrá mejor.

Bicarbonato o detergente universal de arcilla

Para limpiar las ollas de acero inoxidable por dentro y por fuera, y eliminar sus manchas negras, utiliza un estropajo de cobre, una esponja de lufa natural o un cepillo de cerdas duras especialmente indicado para esta tarea.
Antes de ponerte manos a la obra y frotar, prepara una pasta con bicarbonato y un poco de agua, o detergente universal de arcilla y un pelín de agua. Frota la mezcla vigorosamente con cualquiera de los materiales que te hemos nombrado anteriormente, aclara con agua y sécala bien.

Sal

Otra solución que funciona es la sal. Simplemente debe esparcirla bien por la superficie y añadir un poco de agua. Deja que la mezcla repose unos 20 minutos y enjuaga la olla con agua.
Si no has conseguido eliminar las manchas negras, pon la olla al fuego y, una vez se haya enfriado, frota bien con ayuda de una esponja o estropajo de aluminio.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Estos consejos vienen muy bien para quitar las manchas negras de tus ollas y sartenes. Ahora bien, a veces se resisten, por lo que deberás insistir y volver a empezar desde el principio hasta que acaben limpias. Sólo has de tener un poco de paciencia.

Comments are closed.