Beeping

Cómo limpiar el horno

como limpiar el horno

El horno es uno de los electrodomésticos que más usamos a lo largo de la semana. Debido a esto, es normal que acabe mucho más sucio que cualquier otro componente de nuestra cocina. Es por este motivo que, a continuación, te recomendaremos como limpiar el horno por dentro de forma eficaz y consiguiendo el mejor resultado.

Para ello, te ofreceremos una serie de métodos caseros que te harán la labor de limpieza mucho más sencilla y rápida.

Limpiar horno: primeras nociones básicas sobre cómo y cuándo hacerlo

La mejor forma para mantener en buenas condiciones nuestro horno es mediante una limpieza en cada uso. Ello ayudará a que no se acumule suciedad en su interior y, por tanto, siga bajo buenas condiciones de salubridad. Sin embargo, no siempre nos será posible limpiarlo al momento, ya sea por tener prisa o estar muy ajetreado.

A este respecto, podemos realizar una buena limpieza de este electrodoméstico cada semana y, al menos, de forma completa cada medio año. Existen distintas maneras de llevar a cabo el mantenimiento de nuestro horno, usando desde productos especializados hasta trucos caseros.

Ten en cuenta que cada método requerirá de unas pautas diferentes. En el caso de los productos fabricados para este cometido, lo más aconsejable es seguir las instrucciones del fabricante. No obstante, sea cual sea la forma en la que procedas, no olvides usar siempre guantes. Algunos limpiadores pueden contener químicos que lleguen a irritarte la piel e, incluso, puedan causarte quemaduras leves.

Además, de estos limpiadores, hay una serie de trucos caseros igual de eficientes y que son eco-friendlys con el medio ambiente.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Como limpiar un horno usando productos naturales

Uno de estos métodos tradicionales sería la mezcla de agua con vinagre. Se trata de una fórmula muy eficaz para librarnos de pequeñas manchas. Según la dificultad de la mancha, se recomienda usar un paño húmedo o una esponja.

Usa el paño húmedo cuando se traten de manchas ligeras, sin mucha dificultad para eliminarlas. Por el contrario, cuando sean manchas pesadas que requieran de más esfuerzo, lo más efectivo es un estropajo.

Asimismo, si tienes un horno de convección el siguiente método puede serte de gran ayuda. En un recipiente apto para este electrodoméstico incluye un poco de agua y el zumo exprimido de medio limón. Tras hacerlo, mete este recipiente dentro del horno y ponlo a unos 170 grados durante al menos 15 minutos. El ventilador deberá estar activado para que cuando se genere vapor se expanda por toda la cavidad.

Por último, solo tendrás que pasarle un trapo por cada pared interior y verás como la suciedad sale fácilmente. Puedes empapar la bayeta en jabón para que la limpieza sea mucho óptima.

Otro de los trucos más usados gira en torno a la sal de mesa. Puede llegar a ser de gran utilidad para aquellos momentos en los que nuestro horno no este muy sucio. De igual forma, en los supuestos en los que contemplemos malos olores también podría ser un buen método.

Para ello, introduce en un mismo recipiente medio litro de agua y 250 gramos de sal. Esta loción será la que, posteriormente, tendrás que untar por todos los elementos del horno. También es válida para limpiar bandeja horno, entre otros. Cuando lo hayas hecho, deja actuar la fórmula durante unos 15-20 minutos. Luego, solo deberás retirar los restos de producto con un paño húmedo.

Tanto en este método como en cualquier otro, no olvides nunca secar el electrodoméstico para evitar dejar restos del líquido utilizado.

Limpiar horno muy sucio y quemado: ¡descubre alguna de las mejores opciones para dejarlo como nuevo!

Resulta habitual que cuando no realizamos una limpieza constante de este dispositivo nos encontremos con suciedad difícil de extraer. Aun así, no desesperes. Por suerte,
existen diversas opciones para deshacernos de esa imagen sucia y quemada que tenemos de este electrodoméstico.

Sin duda alguna, el bicarbonato será uno de los componentes que más usemos para conseguir un efecto de calidad y rejuvenecedor. Si bien puede requerir de bastante tiempo, la espera merecerá la pena.

Para preparar la mezcla final une en un mismo bol 4 cucharadas de agua, 10 de bicarbonato y 3 de vinagre. La idea es que quede una pasta espesa que luego extenderemos por cada parte del horno. Si esta te quedará líquida, incluye otra cucharada de bicarbonato.

Con la pasta terminada, sólo deberemos extenderla por todo el interior del electrodoméstico y esperar alrededor de 12 horas a que haga efecto. Puedes realizar la limpieza muy temprano por la mañana o esperar a la noche para usar el tiempo de descanso para dejarlo en reposo.

Pasado el tiempo estipulado, usa un estropajo humedecido con jabón neutro y retira todos los restos de pasta y suciedad que encuentres. El secado puedes hacerlo manualmente con una bayeta o encendiendo el horno a baja potencia durante unos minutos.

Otro truco casero muy extendido es usar 500ml de agua caliente y 125ml de vinagre blanco. Gracias a que la loción estará caliente las manchas desaparecerán más fácilmente, dejando un acabado brillante y limpio. Asimismo, gracias a las propiedades antibacterianas del vinagre, lograrás una desinfección completa del electrodoméstico.
Su aplicación será mediante una bayeta humedecida con este líquido, la cual usarás para frotar cada mancha que encuentres. Con el fin de conseguir el efecto brillante y una desinfección idónea, pásala por todas las partes del horno.

Limpiar bandeja horno: métodos caseros eficaces y con buenos resultados

Al igual que con la limpieza interior del horno, puedes hacer uso de alguno de los métodos ya mencionados. Entre ellos, son dos los que mejores resultados podrán darte.

Si se trata de una limpieza rápida y con poca suciedad que eliminar, la sal puede ser la mejor opción. Extrae las bandejas del electrodoméstico e intenta deshacerte de los restos de grasa y aceite que pueda haber. Para el resto de manchas, añade sal de mesa en la bandeja junto a un poco de agua.

Esta mezcla deberás dejarla actuar por al menos 30 minutos, luego sólo tendrás que frotar toda la superficie con una esponja y ¡listo!

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Si, por el contrario, se trata de una limpieza profunda, lo más recomendable es usar la pasta generada a partir del bicarbonato y vinagre. Aplícala por toda la superficie superior de la bandeja y déjala durante toda la noche para que haga efecto. Este mismo procedimiento deberás hacerlo en una segunda fase para limpiar la parte inferior de la misma.

En ambas situaciones tendrás que aclarar la bandeja de horno con agua y frotar bien con un paño húmedo. Si la pasta ha hecho efecto, debería resultarte fácil retirar cualquier suciedad que encuentres.

Esperamos que todos nuestros consejos te hayan sido de utilidad para conseguir un efecto limpio y de calidad.

Comments are closed.