Cómo levantar a una persona mayor

Cómo levantar a una persona mayor

Con el paso del tiempo, existe mayor riesgo de perder el equilibrio. Es lógico si tenemos en cuenta que a medida que cumplimos años, los músculos y huesos se debilitan. De hecho, a partir de cierta edad, las caídas aparecen con mayor frecuencia y los quehaceres diarios se tornan más complicados.


En la vejez, el grado de dependencia es mayor, así que no está de más conocer cómo levantar a una persona que no se puede mover o cómo acostarla en la cama. Y es que una vez se llega a la tercera edad, acciones tan sencillas como sentarse, levantarse o caminar pueden acarrear accidentes si no se hacen con cuidado.
Las personas mayores son conscientes de que sus huesos están frágiles y que una caída puede significar una fractura grave y quedarse inmóviles en el suelo.


Desde aquí te vamos a mostrar diversas técnicas para que sepas cómo levantar a una persona mayor o mismamente cómo acostar a una persona dependiente. La idea es obtener información sobre cuidados prácticos y efectivos para que puedas hacerlo sin miedo. De cualquier forma, si necesitas pedir ayuda, hazlo, no debes olvidar que al convertirte en su principal punto de apoyo, es necesario disponer de fuerza y conocer muy bien la técnica a emplear.

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

Las personas mayores pueden caerse repetidamente y quedarse en el suelo indefinidamente hasta que son rescatadas por algún familiar o profesional encargado de su cuidado. De hecho, cuando se trata de un ser querido, los familiares suelen temer mucho las caídas.


Una vez ha pasado, levantar a alguien mayor puede resultar algo complicado, aunque sólo se requiere un poco de habilidad para hacerlo bien. Si sientes que no estás capacitado porque temes hacer daño a la persona, llama a su cuidador y él sabrá responder del mejor modo posible. Están acostumbrados a estas situaciones y saben cómo hacerlo.


De cualquier forma, una persona en el suelo que no se puede levantar por sí sola, puede necesitar tu ayuda inmediata, y esta es la forma correcta de actuar:

  • Si la persona mayor se encuentra tumbada en el suelo, lo primero que hay que hacer es sentarla despacio.
  • Si no tienes cuidado, cabe la posibilidad de que vuelva a caerse hacia atrás, así que emplea cualquier objeto grande, como una silla, para que pueda apoyarse en él y evitarás así que se mueva.
  • El familiar o cuidador también puede utilizar sus piernas, separándolas un poco y colocando sus pies en los laterales de la cadera de la persona mayor, adelantando uno más que el otro.
  • La persona debe estar bien sujeta, por lo que es preciso doblar un poco las rodillas y llevar las manos a la zona de su estómago, mientras sus brazos cuelgan por encima de los del cuidador.
  • A la hora de levantar a la persona mayor, el cuerpo debe estar alineado, evitando doblar la columna, algo que nos impediría emplear la misma fuerza.
  • Ahora sí, el cuidador deberá estirar las rodillas e inclinarse ligeramente hacia atrás para hacer más fuerza a través del peso de su cuerpo. El pie que esté más atrás que el otro servirá de apoyo y los abdominales apretados impedirán que la espalda sufra las consecuencias. Para levantarlo, bastará con un impulso.

Trucos para levantar del suelo a una persona con movilidad reducida

Ayudar a levantarse a una persona mayor que está en silla de ruedas es algo que sucede a menudo. En este caso, las personas se quedan inmovilizadas en el suelo al no poder mover las piernas.


Básicamente es posible emplear los mismos pasos que en el caso anterior, sólo que al carecer de movilidad en las piernas, hay que añadir algunos sistemas o trucos que servirán para levantar a una persona sin hacer fuerza: grúas móviles o de traslado, sillas de levantamiento, camillas flexibles o semi-flexibles, elevadores de caídas o colchones de aire auto-hinchables.


Se trata de ayudas específicas que conllevan un coste económico, aunque pueden resultar muy útiles en estos casos. De cualquier forma, también es posible emplear la propia silla de ruedas de la persona sin movilidad para subirla. Bastará con elevar ligeramente la parte inferior de su cuerpo para que encaje en la silla y poner las manos en el respaldo para levantarlo con cuidado.

Cómo levantar de la silla a una persona mayor sin movilidad

Cómo levantar a un anciano del sillón, una silla o similar no tiene que resultar tan complicado, aunque sí requiere una serie de pasos que vamos a describir brevemente a continuación:

  • Si la persona mayor está en una silla, para levantarse es conveniente que ayude al cuidador con sus brazos. La idea es que haga lo posible para impulsarse hacia arriba.
  • El cuidador debe ponerse delante del paciente y llevar las manos de este a sus hombros.
  • Ahora deberá rodear su cintura con sus brazos hasta llegar a la espalda y levantarlo hacia arriba con cuidado.

Cómo levantar a una persona mayor de la cama

A continuación te vamos a enumerar los pasos a seguir para que conozcas cómo levantar de la cama a una persona impedida. Cuando la escasa movilidad impide que la persona pueda hacerlo por sí sola, el cuidador debe hacer lo posible para facilitar la tarea al máximo, aportando altas dosis de seguridad.

  • El cuidador debe colocar un brazo tras su espalda, mientras el otro se encuentra bajo sus piernas. En esta posición, es importante que el mayor agarre la nuca a la persona para sentirse más seguro.
  • Las piernas deben moverse hasta que cuelguen a un lado de la cama, llevando el tronco de la persona mayor hacia el borde de la misma.
  • Una vez el paciente tenga los pies posados en el suelo, estará estable y será más sencillo levantarlo.

En ocasiones, la movilidad del paciente es prácticamente inexistente hasta el punto de utilizar silla de ruedas. En estos casos, aunque el procedimiento es similar, difiere en el último punto. ¿Quieres saber cómo llevar al anciano desde su cama a la silla de ruedas?

  • La silla debe estar al borde de su cama.
  • La posición es la misma que la anterior. El cuidador debe colocar un brazo tras la espalda, mientras el otro se encuentra bajo las piernas. Acto seguido, hay que pedir a la persona mayor que lo agarre de la nuca.
  • Lo siguiente es mover sus piernas para que cuelguen a un lado de la cama, al mismo tiempo que coloca el tronco en el borde.
  • El último paso consiste en cogerle por la cadera y sentarlo en la silla.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Cómo acostar a una persona mayor

Cómo acostar a una persona mayor en la cama que está enferma o se encuentra impedida es similar al proceso anterior, solo que hay que hacerlo a la inversa. De ese modo, para levantar a una persona encamada o dependiente, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El paciente debe colaborar en la medida que pueda.
  • Hay que tener en cuenta el peso de su cuerpo y pensar antes de proceder.
  • Una vez se ha planificado la forma de actuar, es necesario indicar a la persona afectada todos los pasos a seguir.
  • El cuidador debe convertirse en el principal punto de apoyo, colocándose de tal forma que evite lesionarse.
  • El paciente debe ser agarrado efectivamente y con confianza, para lo cual el cuidador deberá permanecer junto a ella. De hecho, si los brazos de la persona mayor se encuentran cerca de él, el peso cargado a la espalda será inferior.
  • Debe evitarse encorvar o doblar demasiado la columna vertebral.

Protocolo del cambio de pañal en un paciente encamado

Diferentes patologías pueden afectar el control del esfínter, de ahí que la persona mayor tenga que llevar pañal, ya sea de manera permanente o transitoria. Los cambios de pañal son habituales, más aún si las pérdidas se deben a algún tipo de demencia.
Para evitar infecciones o irritaciones en la piel, este proceso debe realizarse cada vez que la persona mayor se ensucie o cada ocho horas.
¿Cómo cambiar el pañal a un paciente encamado?

  • Lo primero es despegar las tiras adhesivas que se encuentran a ambos lados del pañal usado en decúbito supino.
  • Acto seguido, el cuidador girará a la persona para que permanezca de lado mientras se dobla el pañal usado al máximo para tirar de él hasta quitarlo del todo.
  • Acto seguido, se procede al aseo de la zona con toallitas o agua y jabón neutro.
  • Para el cambio de pañal, hay que girar al paciente tanto como sea posible, de tal forma que podamos colocarlo debajo.
  • A continuación se rota a la persona hasta llevarlo de nuevo a la posición de decúbito supino. Aquí, el cuidador tirará del pañal y lo centrará para colocar finalmente los adhesivos de ambos laterales.