Cómo cuidar el corazón y prevenir enfermedades cardiovasculares

cuidar el corazón

En este artículo encontrarás más de 10 consejos para cuidar el sistema circulatorio que te ayudarán a mantener un nivel de salud óptimo. Para ello es recomendable llevar a cabo un estilo de vida saludable que unifique más de un hábito en una misma rutina.

En base a esto, te mostraremos la opinión de algunos especialistas, junto a que puedes hacer para cumplir tu objetivo. Si te interesa conocer medidas para cuidar el corazón, sigue leyendo.

¿Por qué es importante cuidar el corazon desde temprana edad?

En general, la población mundial presenta cierto riesgo a desarrollar complicaciones cardiovasculares. Enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial o las taquicardias pueden aparecen tarde o temprano sino se trata el foco. De sufrir alguna de estas enfermedades, en muchas ocasiones, tendremos que recibir un tratamiento de por vida.

Es por este mismo motivo por el que controlar la salud del corazón funciona como un seguro ante estas afecciones. A fin de evitarlas, habrá que combinar distintos factores de protección. El ejercicio, una buena dieta y la evasión de malos hábitos son la clave para tener un mejor bienestar.

Si se realizan los debidos cuidados del corazon, las posibilidades de contraer cualquiera de estas enfermedades u otras será muy baja. Y, por ende, no tendremos que preocuparnos en demasía de sufrir infartos u otras patologías del estilo.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Como cuidar nuestro corazon: recomendaciones de un experto

Para poder conseguir un cuidado del corazon efectivo es aconsejable que sigas las siguientes medidas:

  • Realiza deporte al menos 3 días a la semana para favorecer la circulación de la sangre y la oxigenación de esta. También se recomienda caminar al menos 1 hora al día o el equivalente a 8000 pasos.
  • Evita cualquier mal hábito que esté relacionado con el consumo de cualquier droga: consumo de alcohol, tabaquismo o ingesta de otros estupefacientes.
  • Di no al colesterol LDL. Mayoritariamente las personas de la tercera edad suelen tener altos niveles de colesterol malo. Es esencial que esos niveles sean erradicados con alimentos bajos en este tipo de colesterol y la visita periódica a un médico. Un especialista podrá hacer un seguimiento del estado del paciente y podrá guiarle con cuidados del sistema cardiovascular.
  • Sigue una dieta equilibrada para evitar deficiencias en tu sistema inmunológico. Esto es vital para no provocar problemas asociados a una mala alimentación, como podrían ser los infartos por consumo excesivo de grasas saturadas.
  • Prioriza un sueño de al menos 8 horas para despertarte sin cansancio. Ten en cuenta que deben ser 8 horas de sueño de calidad. Por el contrario, con el tiempo el cansancio podrá pasarte factura. Si consigues dormir sin complicaciones tus músculos podrán relajarse y favorecer una reducción de la presión arterial.

Estos cuidados para el corazon pueden reducir la posibilidad de contraer un problema cardiovascular hasta aproximadamente un 70%. De hecho, si se siguen estas pautas, la probabilidad de fallecer por una patología cardiovascular son de tan sólo un 17%.

La importancia de un sueño de calidad para evitar enfermedades del corazón

Si logras dormir correctamente, recibe mi enhorabuena. Sin embargo, si esto no sucede, déjame que te ayude con algunas indicaciones para mejorar esa situación. Lo siguiente es un claro ejemplo de como cuidar tu corazon desde la comodidad de tu casa.

Primero de todo, intenta dormirte siempre a la misma hora para facilitar el concilio del sueño a tu cuerpo. Para ello, crea una rutina compatible y no uses dispositivos móviles la hora antes de irte a la cama. Las pantallas azules engañan al reloj biológico del cerebro haciéndole creer que aún hay suficiente luz.

De igual forma, no consumas estimulantes o energizantes que produzcan insomnio. La teína, o la cafeína son completamente desaconsejables a estas horas. De por sí, los efectos del café pueden durar más de 4 horas, por lo que evita beber esta sustancia pasadas las 18:00.

En cuanto a la cena, se recomienda cenar al menos con dos horas de antelación a la hora de dormir. Asimismo, el contenido de esta deberá ser lo más ligero posible para no sentir pesadez y dormir más rápidamente.

Con todo ello tu bienestar debería mejorar considerablemente, sintiéndote más enérgico cada mañana. En caso de que sufras un trastorno del sueño, no dudes en consultar con un experto. Un tratamiento personalizado para tu caso puede serte de gran ayuda para superar ese diagnóstico.

¿Cómo cuidar el aparato circulatorio de lesiones?

Si padeces alguna patología de esta índole o cuidas a personas mayores que las padecen, seguir estas pautas podría ayudarte. Ten en cuenta que cada caso será distinto y, a veces, no será posible cumplir con todas y cada una de las medidas mencionadas.

  • Ayuda a la persona que padece la enfermedad a realizar ejercicio a diario. No es necesario realizar grandes esfuerzos, la actividad física moderada es suficiente para mantener un buen estado de salud. Asimismo, es la vía perfecta para alejar a las personas de la tercera edad de hábitos sedentarios.
  • Procura evitar ambientes donde pueda estresarse con facilidad. El estrés, la ansiedad y otros trastornos de las emociones son muy dañinos para el corazón. Pueden aumentar notoriamente la tensión y con ello la presión arterial.
  • Cumple con la prescripción médica y asegúrate de que el paciente tome la medicación a la hora estipulada.
  • Visita a un especialista asiduamente para realizar chequeos que permitan controlar el estado de salud general. Con esto, podrás adaptar la rutina diaria de las personas mayores (o no tan mayores) a lo más aconsejable.
  • Consume alimentos bajos en colesterol y que vayan en la línea de una dieta variada y equilibrada.

Además de todas estas indicaciones, no olvides cumplir todas aquellas recomendaciones que haya realizado el médico. Un tratamiento adaptado a cada caso es el más efectivo contra cualquier enfermedad. Si crees que no dispones de los conocimientos necesarios para realizar una correcta higiene del sistema cardiovascular, contrata a un profesional.

Los cuidadores de personas mayores están altamente especializados en todas las tareas y requerimientos necesarios. Son conocedores de como cuidar el corazon sin recurrir a terceras personas o medicamentos adicionales. Ante situaciones delicadas sabrán de primera mano cómo actuar.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Cómo cuidar el sistema cardiovascular mediante una buena alimentación

La alimentación es la esencia más importante de una vida sin padecimientos ni problemas de salud. Una buena dieta puede hacer que las defensas de nuestro cuerpo se refuercen, contrarrestando cualquier amenaza. Además, son el combustible que todos nuestros órganos necesitan. Las proteínas, los lípidos y una gran cantidad de moléculas se dividen entre todo el organismo para asegurar un correcto funcionamiento.

Si esos elementos no llegan o no son los apropiados, el cuerpo no tardará en presentar problemas de funcionamiento. He aquí donde entran en juego un gran abanico de enfermedades.

En palabras de la Fundación Española del Corazón, es aconsejable seguir esta dieta cardiosaludable:

Consumo diario recomendadoConsumo semanal recomendado
Verduras. Se recomienda ingerir verduras u hortalizas entre 3 o 4 veces al día. Contienen una gran variedad de vitaminas y compuestos muy beneficiosos para la salud.Legumbres. En la mayoría de las ocasiones, su consumo debería estar en torno a los 3-4 días semanales. La dieta mediterránea es conocida por contener un buen equilibrio en este sentido.
Frutas. A poder ser deben ser frutas de temporada no sobrepasando las 3 raciones diarias.Pescados. Se recomienda su ingesta 3 días a la semana, siempre y cuando sean distintos pescados. El consumo excesivo de peces como el atún pueden provocar afecciones relacionadas con algunas toxinas que contiene su carne.
Lácteos. Un consumo de 2 porciones al día puede ser de gran ayuda para controlar estables los niveles cardiovasculares.Carnes blancas y huevos. Las carnes blancas son ricas en proteínas y pueden ser muy saludables. Lo mismo sucedería con los huevos. No obstante, salvo productos ecológicos, estos alimentos pueden estar sobresaturados de químicos. Por ello, se recomienda un consumo moderado de entre 3 y 5 días a la semana.
Especias y aceites. En este caso lo mejor es no sobrepasar una ración diaria de especias (15gr) ni 4 cucharadas de aceite.
Cereales. Pueden incluirse en nuestra dieta diaria en hasta 3 ocasiones distintas. Son ricos en fibras y otros elementos beneficiosos.

¿Qué tener en cuenta para dar con un consumo saludable y ventajoso para el corazón?

Al igual que hay alimentos que son encarecidamente recomendados por los médicos, hay otros que no se aconseja consumirlos. Esta en la base de nuestra dieta la posibilidad de llegar a desarrollar una insuficiencia cardiaca o no.

A este respecto, alimentos como las carnes rojas o los embutidos no son nada buenos para nuestro cuerpo. Pueden ser ingeridos muy de vez en cuando, pero nunca de forma regular. Su consumo está muy asociado al desarrollo de cáncer y algunas patologías cardiovasculares. Por otro lado, las grasas saturadas o transgénicas también están en la lista de negra de alimentos cardiosaludables.

Estas grasas afectan a la circulación sanguínea y pueden producir dolores en algunas zonas del cuerpo. Por el contrario, las grasas insaturadas son una buena opción para mejorar la salud general.

Además de estos productos, es vital reducir considerablemente la ingesta de sal o azúcar. La sal trae consigo el riesgo de padecer hipertensiones arteriales, cardiopatías o accidentes cerebrales. Por su parte, el azúcar sigue la misma línea siendo una de las causas principales de diabetes, obesidad e infartos.

Cómo cuidar de lesiones el aparato respiratorio: una doble defensa para nuestro corazón

Además de todo lo comentado, cuidar las vías respiratorias se traducirá en una doble defensa de nuestro sistema circulatorio. Una persona que sufra asma o cualquier enfermedad respiratoria puede acabar teniendo problemas de corazón. Ya sea porque no pueda realizar el ejercicio recomendable o porque sus niveles de presión arterial sean elevados.

Sea una u otra cosa, aprender como cuidar de lesiones el sistema respiratorio puede ser clave para una buena salud. Para ello, cualquier persona que se cuide para prevenir enfermedades cardiovasculares tendrá medio camino hecho.

Eliminar malos hábitos de nuestra vida, disponer de una buena dieta o consumir muchos líquidos son el primer paso. Como ves son consejos que ya te he comentado a lo largo del artículo. Sobre todo, porque estas variables son las principales que producen problemas generalmente en nuestra salud.

De igual forma, procura moverte diariamente para no desarrollar un estilo de vida sedentario. El sedentarismo está muy vinculado con una mala respiración y problemas cardiacos. También intenta alejarte de personas que presenten claros signos de estar contagiados. Aun siendo un resfriado puede ser suficientemente dañino para tu cuerpo. En personas mayores, el riesgo es mucho mayor.

Aunque lo más efectivo para mantener un buen estado de salud en el aparato respiratorio es vacunarse regularmente. La mayoría de virus que sufren las personas se transmiten por medio del aire, por lo que estar prevenidos siempre será lo mejor.

¿Qué saber sobre la apariencia de un sistema cardiaco dañado?

Cuando una persona sufre de cualquier enfermedad cardiaca, es muy común que el corazón protagonice cambios. Descubrir estos cambios puede brindar mayor soporte a la hora de aprender como cuidar el sistema cardiovascular. Así, es esencial estar en posesión de la siguiente información:

  • Aumento del tamaño del corazón. Tanto el ventrículo izquierdo como las paredes cardiacas incrementan su tamaño y grosor. Esto hace que haya menos espacio donde poder almacenar sangre, provocando una ralentización del funcionamiento. El ventrículo derecho también puede ensancharse, pero no es tan frecuente.
  • Diversas cardiopatías. Junto al aumento del tamaño del corazón, se encuentra altamente relacionado el desarrollo de arritmias. Los ritmos anormales, ya sean más lentos o rápidos, provocan que el corazón se desgaste y tenga problemas para bombear la sangre. La fibrilación auricular es la cardiopatía más típica entre las personas que padecen estas patologías.
  • Modificaciones del marcapasos natural. Con la llegada de estos problemas, este órgano genera depósitos de agua y tejido inapropiado en el nódulo sinoarticular. En este punto, la estructura del corazón comienza a perder células sanas y desarrolla una frecuencia cardiaca menor.
  • Más consecuencias. Las enfermedades cardiovasculares traen consigo otras afecciones como el mal funcionamiento de las válvulas o la degeneración de sus células. Esto unido a la creación de partículas de lipofucsina demuestran la afectación de este órgano. La lipofucsina es un pigmento amarronado que surge de la descomposición y aglutinamiento de los glóbulos rojos dañados. Si se encuentra en el corazón significa que está comenzando a envejecer y fallar.

Si a los cambios naturales del corazón le unimos una mala alimentación, sedentarismo y malos hábitos el efecto se intensifica. Por ello, es muy importante seguir todas las recomendaciones que han ido citándose en este artículo.

Asimismo, pedir cita con un cardiólogo puede dar una visión mucho más certera del estado de salud de estas personas. Con las correctas pruebas y evaluaciones se podrá combatir cualquier posible padecimiento de forma más eficaz.

Conclusión acerca de como cuidar el aparato circulatorio eficazmente

Como se ha podido observar, con pequeñas acciones se puede conseguir erradicar el efecto de una afección cardiaca. No es necesario hacer grandes esfuerzo para mantener un estilo de vida adecuado. Primordialmente, hay que seguir una dieta bien elaborada que no contenga sustancias dañinas o altas en colesterol. A ello tendrá que seguirle la realización de actividad física y el alejamiento del tabaquismo y otros tóxicos.

Si no se cumple con todo lo anterior, se puede llegar a desarrollar enfermedades cardiacas y todo lo que ello conlleva. En estos casos, los cuidadores de personas mayores están capacitados para ofrecer la mejor atención a estas personas. Debido a que las personas de más de 65 años son las más afectadas, su especialización puede ser muy útil.

Por tanto, procura seguir a rajatabla todos las indicaciones para gozar de una salud fuerte y poderosa. Las patologías cardiovasculares no son una broma. Son una de las causas de muerte más comunes en poblaciones adultas.