Cálculo de la pensión de viudedad 2022

Cálculo de la pensión de viudedad 2022

La pensión de viudedad que concede el organismo de la Seguridad Social consiste en una prestación económica de esencia vitalicia y contributiva, en la que el causante deberá acreditar ciertos requisitos mínimos de cotización para poder acceder a ella.


Es conseguida en aquellos casos en los que ha existido un vínculo matrimonial de por medio, aunque también se puede satisfacer en el caso de las parejas de hecho. Lo que hace esta prestación es compensar el dinero que se ha dejado de percibir tras la muerte del cónyuge. Por tanto, se puede definir como una herramienta de protección familiar que es abonada mensualmente y que se encuentra sujeta al impuesto de la renta de las personas físicas o IRPF.


Para solicitar este tipo de pensión, la persona interesada deberá acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Social y una vez allí cumplimentar el modelo que recibe el nombre de «Prestaciones de supervivencia», que deberá presentarse junto al resto de documentos que certifiquen el cumplimiento de todas las condiciones necesarias para acceder a la pensión de viudedad.


Cuando el cónyuge fallece, puede suceder que el otro miembro de la pareja ignore la cuantía de lo que le corresponde, de ahí que sea recomendable saber hacer el cálculo de la pensión de viudedad 2022. Desde aquí te vamos a mostrar cómo llevarlo a cabo para que te hagas una idea aproximada a la hora de ejercer tus derechos.
¿Cómo calcular la pensión de viudedad? ¿Cuál es la cuantía que se cobra por viudedad? Sigue leyendo y te informaremos al respecto.

Requisitos para pedir la pensión de viudedad

Antes de informarte sobre cómo calcular pensión de viudedad, debemos aclarar que existen algunos requisitos que la persona ha de cumplir para poder otorgar una pensión de viudedad tras su muerte.


Estas condiciones se encuentran detalladas de forma precisa en la Ley General de la Seguridad social, más concretamente en el artículo 219. Si quieres informarte sobre ello, esta información es pública, aunque a continuación vamos a tratar de resumirlos del mejor modo posible:

  • En primer lugar, las personas deben pertenecer al régimen general de seguridad social, estar afiliadas y en situación de alta, siempre y cuando hayan reunido el periodo mínimo de cotización que corresponda. De ese modo, si el fallecimiento tiene lugar por accidente, no es necesario ningún periodo previo de cotización. Ahora bien, si el fallecimiento tiene lugar por una enfermedad común, el periodo mínimo de cotización es de 500 días que ha de cumplirse en un periodo ininterrumpido de 5 años anteriores a la fecha en la que tuvo lugar el fallecimiento o en la que acabó su obligación de cotizar.
  • Si la persona fallecida no se encontraba en ese momento en situación de alta en la Seguridad Social, el cónyuge tendrá derecho a una pensión de viudedad, siempre y cuando se haya cumplido un mínimo de cotización de 15 años.
  • Asimismo, las personas que hubieran recibido un subsidio de incapacidad temporal, paternidad o maternidad, riesgo durante el embarazo o la lactancia, siempre y cuando hayan cumplido el periodo de cotización que corresponda.
  • Aquellos pensionistas reconocidos por incapacidad permanente absoluta o condición de gran inválido, cuyo fallecimiento haya tenido lugar por enfermedad profesional o accidente de trabajo.
  • Pensionistas de jubilación en modalidad contributiva, es decir, aquellas personas que hayan alcanzado la edad establecida para poner fin a su vida laboral en los términos establecidos legalmente.
  • Los trabajadores que cesen su trabajo y que tengan derecho a pensión de jubilación, pero que hayan fallecido antes de solicitarla.
  • Trabajadores presumiblemente fallecidos como consecuencia de un accidente, que hayan estado desaparecidos durante 90 días naturales tras el incidente.
  • Trabajadores con derecho a una pensión por incapacidad permanente total, que finalmente optaron por una prestación no periódica, pagada de una sola vez (indemnización especial a tanto alzado).

Cómo calcular la pensión de viudedad

Calcular la pensión de viudedad puede resultar una tarea un poco complicada, por eso desde aquí vamos a dar algunas pautas para aclarar el tema. Antes de empezar, decir que en el cálculo de la pensión de viudedad influyen una serie de aspectos personales y profesionales por parte del causante y del beneficiario.

  • La base reguladora de la protección vitalicia irá en función de la cotización del fallecido.
  • Sobre la base reguladora hay que aplicar un porcentaje determinado para saber cuál es el importe de la prestación. Este porcentaje va a depender de ciertas características personales del beneficiario de la prestación.

Una vez tenemos claro cuál es la base reguladora de la pensión de viudedad según la situación del beneficiario, tendremos que aplicar el porcentaje concreto y determinar así el cálculo de la cuantía. Para recibir una pensión de viudedad, hay que prestar atención a ciertos requisitos que están presentes en las bases reguladoras. Si la persona no estuviera dentro de ninguna de estas situaciones concretas, no podría ser beneficiaria de la prestación.

Calcular la base reguladora para la pensión de viudedad

La base reguladora necesaria para hacer el cálculo de la pensión de viudedad va a depender de la situación en la que se encontrara el causante y los motivos de su fallecimiento.

De ese modo, es diferente si se trata de una persona jubilada o que aún se encontraba en activo. Tanto igual, si el fallecimiento se produce por una circunstancia profesional o es la consecuencia de una contingencia común. Por tanto, estas cuestiones a abordar son muy importantes para determinar el importe final de la prestación.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Cómo hacer el cálculo de la pensión de viudedad si se trata de un jubilado/a

En el caso de que el fallecido estuviera jubilado o recibiera una pensión por incapacidad permanente, la base reguladora utilizada para calcular la pensión de viudedad será la misma que la empleada en su día para calcular la pensión de incapacidad o jubilación.
Asimismo, la cuantía dependerá de las revalorizaciones practicadas desde la fecha en la que la persona dio por concluida su etapa profesional. Si deseas conocer la revalorización efectuada a la pensión de viudedad, el INSS cuenta con información detallada para saber cómo calcularla.

¿Es posible percibir las prestaciones de jubilación y viudedad a la vez?

Muchas personas pueden encontrarse en una situación peculiar al poder cobrar pensiones de jubilación y viudedad al mismo tiempo. La pregunta que se hacen en esos momentos es si es posible cobrar ambas o si tienen que decantarse por una de ellas.


Pues bien, la pensión de viudedad resulta compatible con las pensiones asociadas al trabajo, aunque existe una cuantía límite a cobrar. Además, es necesario cumplir una de las siguientes condiciones que vamos a enumerar a continuación:

  • Haber estado dado de alta en la Seguridad Social durante un mínimo de 500 días dentro de los cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento o bien contar con 15 años cotizados a lo largo de la carrera profesional de la persona.
  • En caso de que la muerte fuera la consecuencia de una enfermedad ya existente antes del matrimonio, para poder percibir pensión de jubilación y viudedad debe haber pasado al menos un año tras el fallecimiento.
  • Tener hijos con la persona fallecida, siendo perfectamente demostrable.
  • Si la persona fallecida pasaba una pensión a la pareja al encontrarse en situación de divorcio o separación, es posible recibir una cuantía mensual para compensar la pérdida de dicha pensión.
  • Las parejas de hecho deben haber convivido 5 años antes de producirse el fallecimiento, siempre y cuando la fecha del fallecimiento haya tenido lugar con posterioridad al 1 de enero de 2008.

Cómo se calcula la pensión de viudedad de alguien que aún trabaja

Cuando hablamos de un trabajador en activo, la base reguladora puede cambiar según el caso que se trate. En la web de la Seguridad Social es posible conocer todas las especificaciones, aunque desde aquí vamos a tratar las dos situaciones más frecuentes: fallecimiento por contingencia común o por accidente o enfermedad laboral.

Accidente de trabajo o enfermedad laboral

A la hora de hacer este cálculo, se tienen en cuenta tanto las personas que han fallecido por accidentes laborales como por enfermedades profesionales. Aclarado este aspecto, la pensión de viudedad percibida será la suma de las siguientes cuantías divididas entre 12:

  • Las cantidades percibidas en beneficios y pagas extraordinarias el año anterior al del accidente o baja por enfermedad.
  • El sueldo y la antigüedad percibidos diariamente a partir de la fecha que causó baja por accidente o enfermedad; cantidad que deberá multiplicarse por 365.
  • Complementos, horas extra y otros pluses prorrateados que procedan del año anterior al de la baja, cuya cantidad deberá multiplicarse por 273.

Contingencias comunes

En el caso de fallecimiento por contingencias comunes, la base reguladora será el equivalente a la suma de la bases reguladoras de dos años seguidos, que deberá elegir el beneficiario, siempre y cuando estén dentro de los 15 años anteriores a la fecha del fallecimiento. La cantidad final obtenida deberá dividirse después entre 28.

Cuál es el porcentaje que debe aplicarse sobre la base reguladora

El porcentaje que ha de aplicarse a la base reguladora para determinar la cuantía de la pensión de viudedad va a depender de la situación del beneficiario. Desde aquí hemos preparado un pequeño listado para determinar el tipo de porcentaje según las condiciones de la persona que recibirá la prestación:

  • Normalmente, el porcentaje aplicado asciende al 52%. Este es el porcentaje que suele cobrar la esposa o marido de la persona fallecida, aunque existen algunas excepciones que pueden incrementarlo.
  • El porcentaje subirá hasta llegar al 60% en las siguientes circunstancias: beneficiario de 65 años o más, que no perciba ingresos por trabajo o pensiones públicas, y que no cuente con rentas o actividades económicas, así como ganancias patrimoniales que superen los 7707€ al año.
  • El porcentaje será del 70% cuando confluyan las siguientes circunstancias: tener cargas familiares (hijos que tengan menos de 26 años o mayores incapacitados), siempre y cuando no sobrepasen un límite de ingresos dentro de la unidad familiar; la pensión de viudedad ha de ser la principal fuente de subsistencia familiar; y los ingresos del pensionista no deben superar los 18877€ al año, cuya suma corresponde a los 7707€ de los que hemos hablado anteriormente y 11170€. En este último caso, si el pensionista supera dicha cantidad, la pensión se verá reducida hasta dejar de superar el límite.

Cantidades mínimas y máximas de la pensión de viudedad en 2022

El INSS determina unos importes mínimos a percibir en la pensión de viudedad 2022. Desde aquí queremos informarte sobre las cuantías mínimas percibidas con carácter mensual y anual, teniendo en cuenta las diferentes situaciones de las personas beneficiarias.

  • Persona beneficiaria con cargas familiares: cuantía mínima mensual 835€ y 11668€ la anual.
  • Beneficiario con discapacidad del 65% mínimo: 722€ de cuantía mínima mensual y 10104€ anual.
  • Beneficiario menor de 60 años: 547€ de cuantía mensual mínima y 7655€ anual.
  • Beneficiario entre 60 y 64 años: 675€ la cuantía mínima mensual y 9453€ la anual.
  • Beneficiario igual o más de 65 años: 722€ mensual y 10104€ anual.

Al igual que se establecen cuantías mínimas, también existe un importe máximo de viudedad que en 2022 asciende a 2707,5€ mensuales (este límite también es aplicado a las pagas extraordinarias). Teniendo en cuenta la cuantía máxima anual, asciende a 37905€.


En cuanto al plazo que posee el beneficiario para pedir formalmente la pensión de viudedad, puede hacerlo cuando considere oportuno. Por otro lado, si te estás preguntando cuánto tarda en ser aprobada la pensión de viudedad, la Seguridad Social cuenta con un plazo oficial de 90 días, aunque este trámite suele acelerarse y a veces es aprobado en cuestión de 30 días o incluso 15 días.