Los 10 beneficios del aquagym para personas mayores

beneficios del aquagym

El aquagym es un ejercicio muy beneficioso del que puede beneficiarse cualquier persona, aunque cada vez son más los mayores que lo practican. Aunque pueda parecer un deporte exclusivo del verano, lo cierto es que se puede realizar durante todo el año gracias al uso de piscina climatizadas.


Una de las principales ventajas con respecto a esta actividad es que al realizarse en el agua, el riesgo de tener alguna lesión se reduce significativamente, por eso es muy adecuado para la gente mayor. Además, se trata de ejercicios especialmente divertidos que no conllevan ningún esfuerzo excesivo, de ahí que sean muy bien tolerados por niños, adultos y mayores.


El aguagym, también conocido como gimnasia acuática, es bastante reciente. De hecho, ha sido en los últimos años cuando su práctica ha experimentado un aumento importante. Dicho esto vamos a hablarte detenidamente sobre sus cualidades y beneficios para que lo tengas presente en tu vida diaria.

¿En qué consiste el aquagym?

Antes de empezar a enumerar las ventajas, queremos mostrarte qué es el aquagym y cómo implementarlo en tu rutina de ejercicios. Se trata de la realización de movimientos repetidos con el cuerpo metido dentro del agua. A la hora de desempeñar una de estas sesiones puede emplearse cierto material y música para aquagym.


Como explicábamos anteriormente, las posibilidades de lesionarse dentro del agua son mínimas. Esto sucede porque el agua pesa muy poco y las articulaciones sufren menos con cada impacto. Ahora bien, esto no significa que no sea adecuada para entrenar los músculos del cuerpo, pues el agua también ofrece resistencia, por lo que es preciso emplear más fuerza en los movimientos.


El aquagym de mayores también es perfecto para fortalecer músculos y articulaciones ante cualquier daño o lesión, precisamente gracias al tándem de las capacidades de las que hemos hablado antes: fuerza y resistencia. Asimismo, el sistema cardiovascular también sale beneficiado por la repetición de movimientos que se hacen bajo el agua.

10 beneficios del aquagym especialmente indicados para personas mayores

Presta atención a los beneficios del aquagym y descubre el ejercicio que actualmente es tendencia entre los mayores por sus grandes virtudes a nivel físico y mental:

  • La forma física de la persona que practican aquagym mejora o al menos se mantiene en el tiempo. Y es que este deporte tonifica los músculos y aumenta la resistencia gracias a su capacidad aeróbica y anaeróbica.
  • Puesto que el agua ofrece resistencia, la respiración también sale beneficiada. De hecho, es un deporte que permite trabajar más el cuerpo, lo que potencia el nivel de consumo de oxígeno.
  • Al realizar movimientos repetitivos que son guiados por un profesional, la agilidad de la persona mayor, así como la coordinación a nivel psicomotriz mejoran notablemente.
  • Reduce el estrés y la ansiedad al mantener la mente relajada y ocupada en otros menesteres.
  • La flexibilidad mejora, gracias a sus movimientos guiados y a la resistencia que ofrece el agua.
  • Su efecto terapéutico no tiene lugar a dudas porque, como ya hemos indicado, además de servir de terapia para eliminar el estrés, es un deporte muy social al estar en contacto con otras personas.
  • La apariencia de la piel mejora y la flacidez y la celulitis tienden a eliminarse. Los movimientos que se llevan a cabo bajo el agua mejoran la circulación y aportan un masaje en las piernas, algo que influye muy positivamente en la piel.
  • Perder peso y mejorar la figura. No estamos hablando de ejercicios de impacto, pero se trata de una actividad física recomendada a personas mayores que les ayuda a mantener un peso corporal adecuado y a trabajar sus músculos sin que apenas se den cuenta de ello. Se trata de un deporte muy divertido, que no plantea ninguna dificultad.
  • La práctica de cualquier ejercicio mejora el sueño y potencia el descanso. Tanto igual sucede en el caso del aquagym, que genera cansancio en el cuerpo, lo que permite un mejor sueño nocturno.
  • Se trata de un deporte ideal para recuperarse de una lesión o dolencia, ya sea en las piernas o en la espalda.
  • La salud mental está siempre muy presente en el deporte y esta actividad no iba a ser menos. El cuerpo segrega más la hormona de la felicidad, mejorando el bienestar y el estado de ánimo de la persona mayor.

Recibe CVs de cuidadores profesionales gratis

¿Crees que un ser querido podría necesitar que le echen una mano, o a alguien que le escuche y entretenga cuando tú no puedes estar con él?

¡Nos encantaría ayudarte! Beeping te pondrá en contacto con un cuidador profesional verificado y con experiencia. SIN COSTES INICIALES.

Ejercicios para hacer gimnasia en el agua para mayores

Ahora que ya conoces todos los beneficios asociados al aquagym, vamos a explicarte en qué consisten algunos de los ejercicios más conocidos de esta disciplina. En una sesión de aquagym se pueden utilizar o no materiales, que normalmente son proporcionados por el entrenador.

  • Elevar las rodillas. La música del aquagym es perfecta para realizar este tipo de ejercicio con el que se consiguen varias cosas: por un lado activar la capacidad cardiovascular del cuerpo y, por el otro, motivar la capacidad motriz del cuerpo. Es tan sencillo como colocarse al borde de la piscina y poner las manos sobre la superficie para poder levantar las rodillas de forma alternativa. Para empezar basta con hacer 30 repeticiones con ambas piernas y descansar varios minutos antes de seguir con otra serie. Para desempeñar este ejercicio es necesario estar en la parte baja de la piscina, donde las personas puedan hacer pie.
  • Extensión de los gemelos. Es otro de los ejercicios de aquagym sin material que suelen realizarse con un público mayor. Es tan sencillo como ir al borde de la piscina y levantar los talones para quedarse de puntillas. Tal y como sucede con el ejercicio anterior, es necesario hacer pie en el agua.
  • Caminar sobre el agua pero flotando. Es otra actividad clásica que suele realizarse sobre el agua, pero en este caso se emplea un material fabricado con gomaespuma. Nos referimos a los populares «churros» que permitirán simular un movimiento parecido al que hacemos al caminar. Podemos empezar a hacer esta clase de ejercicios aquagym con churro durante 20 segundos para descansar algunos más antes de repetir el ejercicio.
  • Hacer movimientos circulares con los brazos. Las personas deberán colocarse en horizontal y boca abajo, y en esta posición hacer círculos con ayuda de los brazos.
  • Fortalecer la espalda. Este ejercicio se lleva a cabo de pie, aunque debemos inclinar ligeramente el cuerpo hacia delante. La idea es tratar de sacar el agua fuera a través de pequeños movimientos. Para hacerlo posible, la persona debe sacar los brazos y colocarlos por encima de la cabeza para volver a colocarlos delante. El objetivo es trazar un círculo con los brazos para fortalecer la espalda.
  • Hacer la bicicleta. En esta ocasión volveremos a colocarnos en el borde de la piscina para obtener un lugar de apoyo a la hora de pedalear, tal y como si tuviéramos una bicicleta bajo el agua. De cualquier forma, también es posible el empleo de una bicicleta estática colocada en el suelo de la piscina.
  • Fortalecer la cintura. Este ejercicio es muy habitual en el caso de las personas mayores. En este caso, el entrenador deberá colocar un macarrón típico de piscina en la espalda del usuario, concretamente al nivel de los hombros. Acto seguido, la persona coloca sus brazos por encima para poder flotar en el agua al tiempo que levanta las piernas en paralelo y de un lado para poder inclinarse. El siguiente movimiento será intentar desplazarse varios metros durante un sentido y después hacia el otro.

¿Qué se necesita para una sesión de aquagym para mayores?

Una sesión de aquagym para mayores suele rondar los 45 minutos. Dentro de ese tiempo se suele incluir el calentamiento o la parte inicial, así como los ejercicios y movimientos, y la parte final más relajada y tranquila.
Por regla general, se trabaja a una altura baja, de forma que las personas puedan ponerse de pie. Para que te hagas una idea, la altura máxima suele estar en torno a 1,40 metros. En cuanto a la temperatura del agua más adecuada para trabajar con personas mayores se encuentra entre los 28 y los 30 grados.
Si hablamos de materiales, algunos ejercicios se realizan con ayuda de churros o utensilios de gomaespuma similares. En cuanto a los mayores deberán traer consigo gafas, gorro, zapatillas de goma especialmente indicadas para el agua y toalla.

La natación en personas mayores, otra alternativa más

El aquagym se ha puesto de moda, pero la natación es un deporte que sigue practicando la gente mayor. Según vamos cumpliendo años, aumenta el riesgo de aparición de ciertos problemas cardiovasculares. Este deporte puede ser una magnífica alternativa para su prevención.


La natación puede practicarse durante todo el año, gracias al uso de piscinas climatizadas en las que el frío deja de ser un problema. Aunque muchas personas se encuentren más motivadas en verano para calmar el calor a través de un chapuzón, es un deporte muy completo perfectamente recomendable durante el resto de estaciones.


En esta actividad se trabajan diferentes partes del cuerpo y es muy aconsejable para todos los grupos de edad, pero en el caso de las personas mayores aún más, puesto que las lesiones se minimizan dentro del agua, al mismo tiempo que se trabajan los músculos por la resistencia que ofrece.


Hemos hablado de los beneficios del aquagym y ahora vamos a especificar las ventajas de practicar natación a estas edades:

  • Al fortalecer huesos y músculos, previene la aparición de osteoporosis.
  • Favorecen la prevención de problemas respiratorios que aparecen con mayor intensidad a ciertas edades, como la alergia o el asma.
  • Favorece la circulación sanguínea y, por tanto, la calidad de vida de las personas de la tercera edad mejora.
  • La depresión puede afectar tanto a adultos como a ancianos y la natación es una magnífica opción para tratar el estrés.