Beeping

Síntomas de la demencia con Cuerpos de Lewy: Causas, tratamiento y su diferencia con el Alzheimer 

La demencia es un cuadro clínico que se caracteriza por cursar con síntomas como la pérdida de memoria y de habilidades cognitivas. Su avance va convirtiendo a las personas que la padecen en seres completamente dependientes incapaces de valerse por sí mismos. Sin embargo, lo que no muchas personas saben es que hay varias enfermedades que conducen a la demencia. Algunos ejemplos de estas patologías son el Alzheimer o incluso el Parkinson. Otra muy importante es la demencia provocada por los Cuerpos de Lewy, aunque esta es mucho más desconocida que las anteriores. Aquí vamos a mostrar cuáles son las peculiaridades de este problema y cómo se pueden comportar cuidadores y familiares cuando tengan cerca a algún paciente con Cuerpos de Lewy diagnosticados. ¿Qué es la demencia con Cuerpos de Lewy? Esta es una enfermedad neurodegenerativa. Esto quiere decir que, conforme va progresando, el deterioro de las funciones del cerebro se va acelerando conduciendo a la persona a un estado de dependencia total. El resultado de este tipo de demencia es similar al de la vascular o a la producida por el Alzheimer. No lo son sus causas, eso sí, por lo que se trata de un problema diferente al de las otras enfermedades que hemos mencionado. Los primeros indicios de desarrollo de la enfermedad se producen en torno a los 50 años. En esta primera etapa, no se les suele dar importancia, lo que conduce a que la enfermedad siga avanzando de forma silenciosa haciendo muy complicado su posterior tratamiento. Además, se trata de un problema hereditario. Esto debe ser tenido en cuenta por todas las personas que hayan tenido en su familia algún antecedente con la enfermedad diagnosticada. Si esto es así, conviene mantener vigilados problemas como los fallos de memoria y otros similares, ya que es posible que se pueda desarrollar la misma degeneración que se apreció en los antepasados. Las diferentes variantes de esta enfermedad Dentro de las demencias, podemos decir que el Parkinson y la provocada por los Cuerpos de Lewy son dos caras de una misma moneda. Se diferencian en varios aspectos que vamos a ver, pero conducen exactamente al mismo lugar. El Parkinson cursa con síntomas que se manifiestan primeramente en el control del movimiento del cuerpo. Es posible mantener intactas las condiciones cognitivas de la persona, aunque, tarde o temprano, estas también se verán afectadas. En la demencia con Cuerpos de Lewy pasa lo contrario. Lo primero que se manifiesta es la pérdida de la capacidad cognitiva y de la memoria en los individuos que la desarrollan. Con el tiempo, el control del movimiento también se verá afectado, por lo que las últimas etapas del Parkinson y de la demencia por Cuerpos de Lewy pueden llegar a ser muy similares. Así, estas dos enfermedades deben ser vistas como tipos diferentes de una misma patología, aunque comienzan con síntomas muy diferentes que parecen en muchos casos ser opuestos. Las causas principales de la demencia con Cuerpos de Lewy Como es evidente por su nombre, son los Cuerpos de Lewy los que provocan la aparición de este tipo de demencia. Por tanto, habrá que ver que son estos para comprender mejor cómo actúa la enfermedad. Los Cuerpos de Lewy son pequeños depósitos de proteína que se acumulan en las neuronas. Tanto su formación como su acumulación en ciertas zonas es un problema y es lo que desencadena la demencia al impedir que las sinapsis y el resto de funciones neuronales se lleven a cabo de forma normal. Dependiendo de la zona del cerebro a la que afecten, la aparición de los Cuerpos de Lewy provocarán Parkinson o la demencia de la que aquí estamos hablando. Con todo, la evolución de la enfermedad conducirá a estados de dependencia debido a una degeneración total tanto de las funciones cognitivas como de las motoras. Si se quiere buscar la causa de la aparición de estos cuerpos, lo cierto es que la ciencia médica no tiene una explicación demasiado profunda. Solo se ha encontrado un motivo hereditario para su aparición, algo que debe poner en alerta a todas las personas que cuenten con antecedentes familiares de esta patología. Síntomas a los que hay que prestar atención de la demencia con Cuerpos de Lewy Como ya apuntamos antes, los primeros síntomas de este problema suelen aparecer en torno a los 50 años. Es por ello que hay que saber cómo comienzan y cuáles son los principales para poder estar pendientes de su evolución. Por suerte, la demencia por Cuerpos de Lewy cursa con síntomas que la hacen muy fácil de distinguir de otros procesos similares. Estos son los principales: Deterioro de la memoria y la cognición: este es uno de los primeros síntomas que deben poner en alerta a cualquiera. Pequeñas lagunas en la memoria, dificultad para razonar adecuadamente, problemas para orientarse en el espacio o incapacidad para hablar son indicios de que algo no anda bien y que el proceso de la demencia ha comenzado. Problemas en la movilidad: al poco de comenzar los síntomas, las personas con este tipo de demencia desarrollan problemas para caminar normalmente que vienen acompañados de rigidez, temblores y otras manifestaciones corporales de la pérdida de funciones motoras. Trastornos psicológicos: es muy normal que las personas que se encuentran en los primeros pasos de la enfermedad manifiesten ansiedad, depresión, apatía o falta de motivación llegándose incluso a problemas de agresividad que la persona no controla. Alucinaciones: se trata de una de las primeras manifestaciones de la enfermedad. Estas alucinaciones pueden afectar a la vista, el oído, el gusto o el olfato, por lo que hay que estar muy pendiente de su aparición y no restarles importancia cuando sucedan, aunque al principio lo hagan de forma aislada y esporádica. Problemas con el sueño: es muy importante conocer este grupo de síntomas, ya que se pueden manifestar años antes que el resto siendo el primer indicio de que el problema degenerativo ha comenzado. Las personas con Cuerpos de Lewy ven alterada su fase REM llegando a tomar los sueños por realidad, hablar durante los mismo e incluso moverse tanto que pueden terminar cayéndose de la cama. Como hemos dicho, es uno de los primeros indicios de la enfermedad y no se debe pasar por alto su presencia. Disfunción autónoma: los problemas pueden manifestarse también en funciones corporales que no se controlan de forma consciente. La regulación de la temperatura corporal o la frecuencia cardiaca pueden verse alteradas sin que haya muchas explicaciones posibles a tales fenómenos. El proceso para llegar al diagnóstico de la demencia con Cuerpos de Lewy Hay que tener claro que no existe una prueba diagnóstica de los Cuerpos de Lewy. Esto no quiere decir que no se pueda llegar a un diagnóstico adecuado, más bien se refiere a que el proceso incluye diferentes tipos de pruebas que deben ser interpretadas por un médico especializado. Todo comenzará con el estudio de los primeros síntomas y con el historial médico familiar del paciente. Esto es clave, ya que, como dijimos, se trata de una enfermedad hereditaria, por lo que es importante tener claro si existen o no antecedentes familiares. El proceso de diagnóstico seguirá con un estudio concienzudo del estado físico y neurológico del paciente en el que se mida la respuesta a estímulos de todo tipo. También habrá que realizar un estudio del estado psicológico del paciente para determinar si existen patologías similares como sucede con la depresión o la ansiedad. Por último, hay que realizar una análisis de sangre. Este es fundamental, ya que problemas de salud que tienen síntomas parecidos a los de la demencia, pero que se solucionan de forma mucho más sencilla. Hablamos, por ejemplo, del déficit de vitamina B12 o el hipotiroidismo, condiciones ambas que deben ser descartadas antes de poder realizar un diagnóstico certero. Cómo se trata la demencia con Cuerpos de Lewy La demencia por Cuerpos de Lewy no tiene cura. Al igual que el resto de enfermedades neurodegenerativas, lo único que se puede intentar es paliar sus efectos y retrasar su evolución para garantizar el bienestar de las personas que son diagnosticadas con ella. También hay que tener en cuenta que cada tratamiento es personalizado. Aunque de fondo el efecto de la enfermedad es similar en todos los pacientes, lo cierto es que cada uno requiere un abordaje exclusivo de los problemas con los que se manifiesta esta patología. Por ello es fundamental la visita a un especialista, ya que es imposible crear un tratamiento único y exclusivo para todas las personas. Con todo, los tratamientos convencionales incluyen ciertos medicamentos, sesiones de fisioterapia para retrasar la pérdida de movilidad y el uso de terapias estimulantes cognitivamente como son el uso de la música y otras similares. Qué evolución cabe esperar de los mayores con demencia con Cuerpos de Lewy Hay evidencia para situar la esperanza de vida de las personas con demencia por Cuerpos de Lewy en torno a los 8 años a partir del momento en el que se realice el diagnóstico. Esto puede variar, ya que son muchos los que no acuden a un especialista hasta que la enfermedad ha avanzado bastante. Asimismo, no se debe perder de vista que hay patologías previas que pueden complicar enormemente la evolución de esta enfermedad. De existir, estos problemas de salud pueden agravarse acortando bastante la vida de quienes sufren demencia. Con todo, incluso en los casos en los que haya un mejor estado físico, la degeneración progresiva conducirá invariablemente a la pérdida de autonomía. Los problemas cognitivos y de movilidad no pueden llevar a otra situación que a la total dependencia de los pacientes que sufren la enfermedad, lo que hace necesario que estén siempre cuidados por parte de alguien que sepa qué hacer en cada situación. Las principales diferencias entre el Alzheimer y la demencia con Cuerpos de Lewy Una demencia es cualquier enfermedad que provoca pérdida de autonomía y degeneración de las funciones cognitivas. Por ello lo es la provocada por los Cuerpos de Lewy y, por supuesto, la de Alzheimer. Sin embargo, son dos enfermedades completamente diferentes que se manifiestan y evolucionan con numerosas diferencias. Por ejemplo, en la demencia por Cuerpos de Lewy son mucho más frecuentes e intensas las alucinaciones, los problemas en la fase REM del sueño y los accidentes cardiovasculares asociados al desarrollo de la enfermedad. En el caso del Alzheimer, los problemas motores son los que deben poner sobreaviso a cualquiera que tenga cerca a una persona que esté empezando a manifestarlos. Eso sí, el Alzheimer también terminará afectando a la cognición, un aspecto en el que termina uniéndose a la demencia por Cuerpos de Lewy, aunque sin llegar a ser siempre igual. Claves para cuidar a una persona que padezca demencia con Cuerpos de Lewy Después de haber visto todo lo relacionado con la enfermedad de demencia por Cuerpos de Lewy, queda claro que las personas que la sufren no pueden en absoluto valerse por sí mismas. Y estos desde fases muy tempranas de la enfermedad, ya que los primeros problemas cognitivos ya pueden ser muy problemáticos. Esto hace que los pacientes tengan que estar siempre acompañados. Cualquiera de las funciones más básicas del día a día o la toma de decisiones deberá ser guiada por alguien de la familia o por un cuidador profesional. Es más, la persona que se encargue del cuidado del paciente tendrá que tener habilidades para calmar a la persona ante los momentos de frustración que se van a presentar con toda seguridad y tendrá que desarrollar una enorme empatía con los problemas que la otra persona estará teniendo. También debe ser capaz de tener la habilidades de mover y guiar al paciente, ya que este irá perdiendo poco a poco la movilidad. Todo ello hace que en muchos casos haya que recurrir a un profesional. Y esta es una gran idea, ya que el cuidado de una persona con demencia por Cuerpos de Lewy puede ser una tarea realmente compleja. Volver arriba

La demencia es un cuadro clínico que se caracteriza por cursar con síntomas como la pérdida de memoria y de habilidades cognitivas. Su avance va convirtiendo a las personas que la padecen en seres completamente dependientes incapaces de valerse por sí mismos.


Sin embargo, lo que no muchas personas saben es que hay varias enfermedades que conducen a la demencia. Algunos ejemplos de estas patologías son el Alzheimer o incluso el Parkinson. Otra muy importante es la demencia provocada por los Cuerpos de Lewy, aunque esta es mucho más desconocida que las anteriores.


Aquí vamos a mostrar cuáles son las peculiaridades de este problema y cómo se pueden comportar cuidadores y familiares cuando tengan cerca a algún paciente con Cuerpos de Lewy diagnosticados.

¿Qué es la demencia con Cuerpos de Lewy?

Esta es una enfermedad neurodegenerativa. Esto quiere decir que, conforme va progresando, el deterioro de las funciones del cerebro se va acelerando conduciendo a la persona a un estado de dependencia total.


El resultado de este tipo de demencia es similar al de la vascular o a la producida por el Alzheimer. No lo son sus causas, eso sí, por lo que se trata de un problema diferente al de las otras enfermedades que hemos mencionado.
Los primeros indicios de desarrollo de la enfermedad se producen en torno a los 50 años. En esta primera etapa, no se les suele dar importancia, lo que conduce a que la enfermedad siga avanzando de forma silenciosa haciendo muy complicado su posterior tratamiento.


Además, se trata de un problema hereditario. Esto debe ser tenido en cuenta por todas las personas que hayan tenido en su familia algún antecedente con la enfermedad diagnosticada. Si esto es así, conviene mantener vigilados problemas como los fallos de memoria y otros similares, ya que es posible que se pueda desarrollar la misma degeneración que se apreció en los antepasados.

Las diferentes variantes de esta enfermedad

Dentro de las demencias, podemos decir que el Parkinson y la provocada por los Cuerpos de Lewy son dos caras de una misma moneda. Se diferencian en varios aspectos que vamos a ver, pero conducen exactamente al mismo lugar.
El Parkinson cursa con síntomas que se manifiestan primeramente en el control del movimiento del cuerpo. Es posible mantener intactas las condiciones cognitivas de la persona, aunque, tarde o temprano, estas también se verán afectadas.


En la demencia con Cuerpos de Lewy pasa lo contrario. Lo primero que se manifiesta es la pérdida de la capacidad cognitiva y de la memoria en los individuos que la desarrollan. Con el tiempo, el control del movimiento también se verá afectado, por lo que las últimas etapas del Parkinson y de la demencia por Cuerpos de Lewy pueden llegar a ser muy similares.


Así, estas dos enfermedades deben ser vistas como tipos diferentes de una misma patología, aunque comienzan con síntomas muy diferentes que parecen en muchos casos ser opuestos.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

Las causas principales de la demencia con Cuerpos de Lewy

Como es evidente por su nombre, son los Cuerpos de Lewy los que provocan la aparición de este tipo de demencia. Por tanto, habrá que ver que son estos para comprender mejor cómo actúa la enfermedad.


Los Cuerpos de Lewy son pequeños depósitos de proteína que se acumulan en las neuronas. Tanto su formación como su acumulación en ciertas zonas es un problema y es lo que desencadena la demencia al impedir que las sinapsis y el resto de funciones neuronales se lleven a cabo de forma normal.


Dependiendo de la zona del cerebro a la que afecten, la aparición de los Cuerpos de Lewy provocarán Parkinson o la demencia de la que aquí estamos hablando. Con todo, la evolución de la enfermedad conducirá a estados de dependencia debido a una degeneración total tanto de las funciones cognitivas como de las motoras.


Si se quiere buscar la causa de la aparición de estos cuerpos, lo cierto es que la ciencia médica no tiene una explicación demasiado profunda. Solo se ha encontrado un motivo hereditario para su aparición, algo que debe poner en alerta a todas las personas que cuenten con antecedentes familiares de esta patología.

Síntomas a los que hay que prestar atención de la demencia con Cuerpos de Lewy

Como ya apuntamos antes, los primeros síntomas de este problema suelen aparecer en torno a los 50 años. Es por ello que hay que saber cómo comienzan y cuáles son los principales para poder estar pendientes de su evolución.
Por suerte, la demencia por Cuerpos de Lewy cursa con síntomas que la hacen muy fácil de distinguir de otros procesos similares. Estos son los principales:

  • Deterioro de la memoria y la cognición: este es uno de los primeros síntomas que deben poner en alerta a cualquiera. Pequeñas lagunas en la memoria, dificultad para razonar adecuadamente, problemas para orientarse en el espacio o incapacidad para hablar son indicios de que algo no anda bien y que el proceso de la demencia ha comenzado.
  • Problemas en la movilidad: al poco de comenzar los síntomas, las personas con este tipo de demencia desarrollan problemas para caminar normalmente que vienen acompañados de rigidez, temblores y otras manifestaciones corporales de la pérdida de funciones motoras.
  • Trastornos psicológicos: es muy normal que las personas que se encuentran en los primeros pasos de la enfermedad manifiesten ansiedad, depresión, apatía o falta de motivación llegándose incluso a problemas de agresividad que la persona no controla.
  • Alucinaciones: se trata de una de las primeras manifestaciones de la enfermedad. Estas alucinaciones pueden afectar a la vista, el oído, el gusto o el olfato, por lo que hay que estar muy pendiente de su aparición y no restarles importancia cuando sucedan, aunque al principio lo hagan de forma aislada y esporádica.
  • Problemas con el sueño: es muy importante conocer este grupo de síntomas, ya que se pueden manifestar años antes que el resto siendo el primer indicio de que el problema degenerativo ha comenzado. Las personas con Cuerpos de Lewy ven alterada su fase REM llegando a tomar los sueños por realidad, hablar durante los mismo e incluso moverse tanto que pueden terminar cayéndose de la cama. Como hemos dicho, es uno de los primeros indicios de la enfermedad y no se debe pasar por alto su presencia.
  • Disfunción autónoma: los problemas pueden manifestarse también en funciones corporales que no se controlan de forma consciente. La regulación de la temperatura corporal o la frecuencia cardiaca pueden verse alteradas sin que haya muchas explicaciones posibles a tales fenómenos.

El proceso para llegar al diagnóstico de la demencia con Cuerpos de Lewy

Hay que tener claro que no existe una prueba diagnóstica de los Cuerpos de Lewy. Esto no quiere decir que no se pueda llegar a un diagnóstico adecuado, más bien se refiere a que el proceso incluye diferentes tipos de pruebas que deben ser interpretadas por un médico especializado.


Todo comenzará con el estudio de los primeros síntomas y con el historial médico familiar del paciente. Esto es clave, ya que, como dijimos, se trata de una enfermedad hereditaria, por lo que es importante tener claro si existen o no antecedentes familiares.


El proceso de diagnóstico seguirá con un estudio concienzudo del estado físico y neurológico del paciente en el que se mida la respuesta a estímulos de todo tipo. También habrá que realizar un estudio del estado psicológico del paciente para determinar si existen patologías similares como sucede con la depresión o la ansiedad.


Por último, hay que realizar una análisis de sangre. Este es fundamental, ya que problemas de salud que tienen síntomas parecidos a los de la demencia, pero que se solucionan de forma mucho más sencilla. Hablamos, por ejemplo, del déficit de vitamina B12 o el hipotiroidismo, condiciones ambas que deben ser descartadas antes de poder realizar un diagnóstico certero.

Cómo se trata la demencia con Cuerpos de Lewy

La demencia por Cuerpos de Lewy no tiene cura. Al igual que el resto de enfermedades neurodegenerativas, lo único que se puede intentar es paliar sus efectos y retrasar su evolución para garantizar el bienestar de las personas que son diagnosticadas con ella.


También hay que tener en cuenta que cada tratamiento es personalizado. Aunque de fondo el efecto de la enfermedad es similar en todos los pacientes, lo cierto es que cada uno requiere un abordaje exclusivo de los problemas con los que se manifiesta esta patología.


Por ello es fundamental la visita a un especialista, ya que es imposible crear un tratamiento único y exclusivo para todas las personas. Con todo, los tratamientos convencionales incluyen ciertos medicamentos, sesiones de fisioterapia para retrasar la pérdida de movilidad y el uso de terapias estimulantes cognitivamente como son el uso de la música y otras similares.

Qué evolución cabe esperar de los mayores con demencia con Cuerpos de Lewy

Hay evidencia para situar la esperanza de vida de las personas con demencia por Cuerpos de Lewy en torno a los 8 años a partir del momento en el que se realice el diagnóstico. Esto puede variar, ya que son muchos los que no acuden a un especialista hasta que la enfermedad ha avanzado bastante.


Asimismo, no se debe perder de vista que hay patologías previas que pueden complicar enormemente la evolución de esta enfermedad. De existir, estos problemas de salud pueden agravarse acortando bastante la vida de quienes sufren demencia.


Con todo, incluso en los casos en los que haya un mejor estado físico, la degeneración progresiva conducirá invariablemente a la pérdida de autonomía. Los problemas cognitivos y de movilidad no pueden llevar a otra situación que a la total dependencia de los pacientes que sufren la enfermedad, lo que hace necesario que estén siempre cuidados por parte de alguien que sepa qué hacer en cada situación.

Las principales diferencias entre el Alzheimer y la demencia con Cuerpos de Lewy

Una demencia es cualquier enfermedad que provoca pérdida de autonomía y degeneración de las funciones cognitivas. Por ello lo es la provocada por los Cuerpos de Lewy y, por supuesto, la de Alzheimer.


Sin embargo, son dos enfermedades completamente diferentes que se manifiestan y evolucionan con numerosas diferencias. Por ejemplo, en la demencia por Cuerpos de Lewy son mucho más frecuentes e intensas las alucinaciones, los problemas en la fase REM del sueño y los accidentes cardiovasculares asociados al desarrollo de la enfermedad.


En el caso del Alzheimer, los problemas motores son los que deben poner sobreaviso a cualquiera que tenga cerca a una persona que esté empezando a manifestarlos. Eso sí, el Alzheimer también terminará afectando a la cognición, un aspecto en el que termina uniéndose a la demencia por Cuerpos de Lewy, aunque sin llegar a ser siempre igual.

¿Siente que su ser querido apreciaría una mano extra o un oído empático cuando usted no pueda estar allí? ¡Estamos aquí para ayudarle! Beeping le pone directamente en contacto con profesionales del cuidado de personas mayores verificados y acreditados en sólo 3 sencillos pasos. Así se sentirá menos culpable cuando no esté presente.

Claves para cuidar a una persona que padezca demencia con Cuerpos de Lewy

Después de haber visto todo lo relacionado con la enfermedad de demencia por Cuerpos de Lewy, queda claro que las personas que la sufren no pueden en absoluto valerse por sí mismas. Y estos desde fases muy tempranas de la enfermedad, ya que los primeros problemas cognitivos ya pueden ser muy problemáticos.


Esto hace que los pacientes tengan que estar siempre acompañados. Cualquiera de las funciones más básicas del día a día o la toma de decisiones deberá ser guiada por alguien de la familia o por un cuidador profesional.
Es más, la persona que se encargue del cuidado del paciente tendrá que tener habilidades para calmar a la persona ante los momentos de frustración que se van a presentar con toda seguridad y tendrá que desarrollar una enorme empatía con los problemas que la otra persona estará teniendo.


También debe ser capaz de tener la habilidades de mover y guiar al paciente, ya que este irá perdiendo poco a poco la movilidad. Todo ello hace que en muchos casos haya que recurrir a un profesional. Y esta es una gran idea, ya que el cuidado de una persona con demencia por Cuerpos de Lewy puede ser una tarea realmente compleja.

                                          
Comments are closed.