Beeping

Trucos para que el planchado de ropa resulte más sencillo

el planchado de ropa

El planchado de ropa es una tarea doméstica muy tediosa, que se distingue por ser aburrida y muy fatigosa. Ahora bien, pese a ser muy odiada puedes hacer que ese momento resulte más agradable y ameno. Basta con seguir algunas recomendaciones para que del lavado y planchado de ropa obtengas resultados increíbles.


De cualquier forma, si no puedes dedicarle el tiempo necesario, siempre tienes la opción de contratar un servicio de planchado de ropa. A fin de cuentas no hay nada más cómodo que unos profesionales se preocupen de tu ropa, haciendo el trabajo duro por ti, más aún cuando se trata de camisas, vaqueros y pantalones de vestir, que son más engorrosos de planchar.

Consejos para obtener un mejor planchado

Si estás harto/a de ver tu ropa siempre arrugada o no estás acostumbrado/a a coger una plancha, estos sencillos tips te ayudarán a dejar tu ropa perfecta tras cada planchado.

Cómo tender la ropa

Es importante prestar atención a esta tarea para que después resulte más sencillo planchar la ropa. Por ejemplo, si no tiendes cuanto antes la ropa mojada y la dejas metida en el tambor de la lavadora un tiempo, además de generar malos olores, fruto de la humedad, se arrugará con mayor facilidad.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Cuando termine el programa de la lavadora, sacude bien cada una de las prendas para quitar el resto de humedad y estíralas bien en el tendedero. Intenta no colgarlas muy juntas y coloca las pinzas en la zona de las costuras para evitar marcas que luego tendrás que eliminar.

¿Es mejor utilizar plancha o centro de planchado?

Depende de la cantidad de ropa que normalmente tengas que planchar. Si sueles llevar tus prendas a la tintorería o no sueles acumular mucha ropa a la semana, te bastará con una plancha de vapor.
Los centros de planchado son perfectos para las familias que acumulan mucha ropa a la semana. Su principal desventaja es que ocupa más y debes buscar un sitio para guardarlo, aunque facilita las tareas y las agiliza a través de su función de vapor continuo.

Buscar el rincón de planchado perfecto

Si no cuentas con un cuarto de lavado propio, busca un lugar que posea suficiente luz natural y espacio suficiente para colocar la ropa según la vayas planchando. No olvides tener a mano todo cuanto necesites como perchas y agua para humedecer la ropa.

Decántate por una buena tabla

Tener una tabla de planchar adecuada es algo muy importante para planchar tus prendas más grandes de forma cómoda. Incluso si puedes contar con un muletón doble, mejor, porque al estar acolchada, te será más sencillo planchar la ropa.
Antes de empezar, asegúrate de regular la tabla a la altura de la cadera. De ese modo, no te dolerá la espalda al terminar y no te cansarás tanto.

Vapor, clave en las tareas de planchado

El vapor es un recurso efectivo que te ayudará a eliminar mejor las arrugas, haciendo que el planchado se desenvuelva con mayor rapidez. De hecho, en el mercado existen diferentes opciones para hacerlo posible: lavadoras con vapor para que tu ropa salga limpia y con menos arrugas, planchas de vapor con motor de inyección para eliminar de forma sencilla las arrugas marcadas y vaporizadores manejables que se adaptan a diferentes tejidos.

Seleccionar las prendas según el tipo de tejido

Es conveniente tomar precauciones, clasificando las prendas según el tejido. De ese modo, podemos escoger la temperatura idónea para evitar dañar la ropa. Para la mayoría de las prendas basta con escoger una temperatura media, salvo que se trate de ropa delicada como las prendas de seda, en cuyo caso deben plancharse a temperatura tibia, del revés y con pasadas rápidas.


Las prendas de lana o tejidos similares han de plancharse a una temperatura caliente a través de pasadas rápidas. En cuanto a los tejidos resistentes como el lino o el algodón, necesitan una temperatura mayor y el uso de vapor constante. De cualquier forma también existen planchas que regulan su temperatura de forma automática para evitar clasificar las prendas en el momento del planchado.

Camisas impecables

Es un truco muy sencillo. Lo único que has de hacer es seguir un orden concreto y quedarán perfectas. Comienza por el cuello y los hombros, y continúa por los puños y las mangas (en este punto has de tener cuidado para que no se marque ninguna raya). Sigue por la pechera, no sin antes pasar la plancha por los ojales y botones, y después dedícate a la zona de la espalda.
Una vez hayas terminado, colócala en una percha y espera a que se enfríe para guardarla.

Pantalones perfectos

Para simular el trabajo profesional de las tintorerías, lo primero que tienes que hacer es empezar por los bolsillos y seguir por la cintura. Ahora plancha la zona de la cremallera, pero sírvete únicamente del vapor. Después vienen las perneras, que deberás colocar bien sobre la tabla, de forma que las costuras estén alineadas.


Si has de marcar la raya en los pantalones de vestir, une las costuras de ambas perneras y plancha con cuidado cada lateral del pantalón.
Si la prenda es oscura y no quieres que aparezcan los temidos brillos del planchado, pero no puedes plancharlos del revés, coloca un pañuelo de algodón encima y plancha sobre él.

Productos que posibilitan un planchado eficaz

El suavizante para la ropa alisa las fibras y concede mayor flexibilidad a las prendas, haciendo que aparezcan menos arrugas. Si utilizas habitualmente este producto en la dosis recomendada del fabricante, emplearás menos tiempo en el planchado.
También puedes utilizar apresto instantáneo en aerosol para eliminar las arrugas al tiempo que perfuma la ropa, así como un pulverizador con agua para rociar las prendas antes de plancharlas. Humedecer la ropa facilitará la eliminación de las arrugas.

¿Por qué contratar un servicio de lavado y planchado de ropa a domicilio?

Aunque nos esforcemos y tengamos en cuenta los consejos anteriores, muchas veces no obtenemos el resultado deseado por falta de tiempo o por el uso de herramientas poco efectivas. Si es algo que te sucede a menudo, puedes probar a contratar un servicio de lavado y planchado de ropa a domicilio.


Hay empresas que se dedican a lavar tu ropa y a devolvértela perfectamente planchada y doblada para que solo tengas que preocuparte de colocarla en el armario. Si tienes hijos, un trabajo que te exige ir impoluto/a cada día o simplemente quieres dedicar tu tiempo libre a otras cosas, las lavanderías y tintorerías son una gran alternativa.

¿Sabías que un español de media dedica 6 horas a la semana a la limpieza? Eso es un día entero en un mes. ¿Estás seguro de que no le gustaría dedicar ese tiempo a otra cosa y dejar que otra persona se encargue de la limpieza? Nosotros podemos ayudarte con eso – Beeping es una sencilla plataforma de reservas online que te conecta con profesionales de la limpieza certificados y de confianza que harán el trabajo por ti.

Además, muchos de estos negocios poseen ofertas especiales divididas en diferentes lotes. Así, los precios del servicio de planchado de ropa pueden variar según el número de prendas a planchar. Incluso, hoy día, es posible optar por un planchado de ropa express para tener tu ropa lista en tiempo récord.


Los sistemas de planchado especiales utilizados son capaces de eliminar todo tipo de pliegues y arrugas, incluso las más difíciles originadas por el uso continuo. Una vez terminado el trabajo, muchas de estas empresas te dan a elegir para que puedas recoger tu ropa perfectamente planchada o llevártela a casa.

Comments are closed.